Viña Rock: cosecha del 2013

“¡Setas! ¡Setas tralleras! ¡Última noche de festi! ¡Happy, happy!” De esta forma, un joven hombre de negocios anunciaba su mercancía a todo el que pasara a su lado durante la madrugada del pasado sábado 4 de mayo en las afueras de Villarrobledo (Albacete). Faltaban pocas horas para que diera por concluido uno de los festivales de música más veteranos del país.

Dieciocho años ha cumplido el Viña Rock, que sigue siendo  la referencia y el punto de encuentro del rock estatal. Repasando los carteles de ediciones anteriores, llama la atención la cantidad de grupos que, con mayor o menor intermitencia, han permanecido, durante estas casi dos décadas, fieles a su cita manchega de cada primavera, manteniéndose como cabezas del cartel. Esto daría para pensar hasta qué punto el rock español ha carecido, desde los noventa hasta hoy, de rejuvenecimiento, pero es indudable que estos grupos -veteranos o noveles- y este festival siguen manteniendo un importante tirón.

Más de 61.000 pulseras se colocaron a lo largo del pasado fin de semana. Lleno absoluto. Los principales conciertos, ya con la noche cerrada, presentaban unas afluencias que hacían casi imposible no ya ver el escenario, sino tampoco la pantalla gigante colocada a más de cien metros de los músicos. ¿Quién  dijo desgaste?

Bricomanía en arreglo para dúo de dulzainas y caja

Un campo de refugiados procedente de mil batallas perdidas, ese es el aspecto de la zona de acampada del Viña Rock. Banderas republicanas, cubanas, de la RDA, esteladas, ikurriñas, pendones comuneros, leonesistas e incluso una bandera del CD Leganés coronaban la infinidad de tiendas de campaña situadas alrededor de Villarrobledo. El buen tiempo del fin de semana evitó que se repitieran estampas como las de años anteriores, con la lluvia y el granizo como telón de fondo.

Si más de sesenta mil habían acudido a los conciertos, muchos otros se acercaron sólo a la acampada y a las raves paralelas al festival -conocidas como Viñatek-, que toman el relevo cuando los conciertos acaban. Más allá de las anécdotas de tiendas de campaña voladoras o el éxito de la melodía de Bricomanía -interpretada insistentemente por dos dulzaineros y un percusionista y convertida en himno tras una chocante procesión a una silla plegable, en un alarde de postmodernidad-, la acampada estuvo presidida por la ausencia de problemas entre asistentes, las ganas de fiesta y el contraste entre camellos ofreciendo mercancía y guardias civiles a caballo, que se alternaban para pasear por la zona.

Conciertos y llamadas a la revolución

Para el que acabe de aterrizar, el rock español tiene un componente político que protagoniza las letras y actitudes de buena parte de sus representantes. La jornada del jueves comenzaba con una buena muestra de ello. Riot Propaganda mezcla el rap de Los Chikos del Maíz y el hardcore de Habeas Corpus, en un estilo con alguna deuda al nu metal americano. Sin duda, la banda que mejor encajó con la situación actual, hambrienta de nuevos referentes que den respuesta a sus inquietudes políticas y musicales.

Boikot y Ska-P representan a la vieja escuela. Dos directos sólidos, pero algo faltos de frescura. Los conciertos de los dos grupos madrileños tuvieron llenazos en los mejores horarios, pero la mayor parte del público coreaba con mucha más intensidad las canciones de los primeros trabajos de ambos.

05-00-48-17

Alamedadosoulna y La Pegatina son las dos caras de la misma moneda. El ska tiene una potencia festiva a la que llegan pocos estilos, pero hay que tener cuidado para no dejarse llevar por una sobredosis de pachanga. Alameda está formado por enormes músicos y eso se nota en todo. Sus temas y sus conciertos están trabajados hasta el último detalle y funcionan como un reloj. Además, su genial concepto del espectáculo nunca interfiere en la música, protagonista absoluta. La Pegatina es justo lo contrario. A pesar de comparecer como cabezas de cartel, la comparativa con una orquesta de fiestas patronales fue inevitable.

El viernes, Obrint Pas reunió a una buena cantidad de fans incondicionales, estelada en mano, con ganas de despedir a los valencianos en su última gira. No se fueron decepcionados. Tras ellos, El Drogas dio un concierto en el que la mayor parte del público a quien quería ver era a Barricada, pero que destacó por una generosa puesta en escena.

Entre el resto de actuaciones, destacó el punk puro de Lendakaris Muertos. Una ortodoxia que disfruta del escenario. A su alergia a los punteos, humor tóxico y velocidad, se le unen unas ganas de provocar incontestables. Aitor Ibarretxe con camiseta de la selección española y cara de atónito ante los abucheos del público fue sublime. Fermín Muguruza, por su parte, es uno de los grandes, por trayectoria y directo, pero sus últimos proyectos dejan la sensación de cierto complejo de Manu Chao. Sorprendente para alguien con su creatividad y originalidad. Por último, O’Funk’illo depende de Pepe Bao para respirar. El bajista es, posiblemente, el mejor de España con las cuatro cuerdas y con eso casi basta para el notable, pero el grupo vive exclusivamente de un disco de hace diez años.

Así, Viña Rock 2013 se despidió con buena nota, aunque con la triste noticia del fallecimiento de uno de sus asistentes. En todo caso, queda por ver si el trasfondo político de buena parte de lo que se escuchó, se gritó y se ondeó en Villarrobledo tiene continuidad fuera del festival o si queda en una pose festiva demasiado empapada en drogas para hacer la revolución. Como se encargaron de repetir Riot Propaganda durante su concierto, en tono de inequívoco reproche: “Nos vemos en las calles”.

***

La selección de temas para Diez temas 10 es completamente personal y responde exclusivamente a mi asistencia a dichos conciertos, en ningún caso a un criterio de calidad, más allá del que me hizo elegir estos una vez que estaba en Villarrobledo. Cualquier crítica será bien recibida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s