Hernán Botbol: la Red como forma de vida

Esbozar a este joven empresario argentino implica incluir a Internet en el primero de los trazos. Es un entusiasta de la Red, creyente en la capacidad de los internautas para mejorar, de los empresarios de Internet para encontrar nuevos modelos de negocio y de la Web para regularse a sí misma. O, al menos, esto es lo que nos transmite en una entrevista concedida a Mayhem en la oficina de Taringa! en Buenos Aires, a la que Botbol acude atado, cómo iba a ser de otra forma, a su ordenador portátil.

Nos recibe en un salón desnudo de carteles que lo identifiquen como parte del cuartel general de Taringa!, una comunidad en la red cuya web está entre las 15 más visitadas de Argentina y gravita en los veinte primeros puestos de la mayoría de los países latinoamericanos, siendo el número 56 en España, según datos de Alexa. Y al llegar trae consigo una bolsita de monedas de chocolate, todas ellas con el logotipo de la web.

Crecimiento latinoamericano, objetivos angloparlantes

México, Argentina y España son los tres países con más usuarios en esta web creada por los hermanos Botbol (Hernán y Matías) junto a Alberto Nakayama en 2006. Comenzaron por una empresa de alojamiento de páginas web, para después “armar” páginas de comunidades virtuales, y dar luego el salto a Taringa!, en un momento en el que los ingresos por publicidad de Google eran “considerables” con cualquier idea en la Red.

“Los usuarios españoles buscan temas de deportes y contenidos con imágenes (…), mientras que los usuarios de Argentina son más propensos a publicar contenidos políticos. Al usuario argentino le gusta discutir en la red como lo haría en un asado (comida con amigos)”, comenta Botbol, reconociendo la fama de sus compatriotas como avezados polemistas. Crecen en Chile y Colombia, pero su punto de mira está puesto ya en el mercado angloparlante, con Socialphy, que quieren convertir en “una de las redes sociales de contenidos más grandes del mundo”.

Hernán Botbol y su portátil (Foto: Miguel Ángel Moreno)

La difícil relación con los usuarios

¿Qué diferenció a Taringa! de otros foros y permitió su desarrollo por delante de otras propuestas? Según Botbol, su web siempre se ha desarrollado “pensando en la comunidad”. “Queremos que Taringa! sea lo que quieran los usuarios”, explica, para describir después cómo funciona el sistema de moderación de contenidos, a través de puntos de ‘karma’ y premios a los usuarios que general “buen contenido” y “no son conflictivos”.

“Nosotros creemos más importante que los usuarios puedan compartir y expresarse libremente, luego hay sistemas de denuncias y de control para que si alguna persona genera contenido no apropiado la misma comunidad pueda notificar sobre esta infracción y eliminarlo”, especifica.

Según su creador, en Taringa! no se producen “casi nunca” casos de pornografía infantil, pese a lo cual, si se dieran estos contenidos, pueden durar “literalmente un minuto” en la red, ya que los usuarios se sienten “muy ofendidos y enojados”. Taringa! ya aisló los contenidos legales para adultos en un portal aparte, denominado Poringa!.

Sin embargo, Hernán sí que reconoce como habituales los casos de contenidos publicados sin autorización, especialmente con parejas en las que uno de sus miembros publica fotos sin autorización, o en el caso de cámaras de fotografía o portátiles enviados a reparación en los que hay fotografías con contenido erótico. “En estos casos, los eliminamos en cuanto nos avisan”, responde rotundamente.

Vinculación con descargas ilegales

Taringa! ha sido conocido en muchos lugares, especialmente en España, como un portal en el que se facilitaban enlaces a descargas de contenido protegido por derechos de autor. Cuando le planteamos este asunto a Hernán Botbol, reconoce que esto fue cierto “en algún momento”, pero asegura que actualmente tan solo un 4% de las entradas que se generan en el sitio tienen acceso a servicios de alojamiento web.

“Cuando entras en la home de Taringa! tienes cosas para ver que no tienen ningún tipo de relación con descargas, y todos los proyectos van a seguir reafirmando este nuevo camino”, dice Botbol, que descarta que el cierre de Megaupload en enero de 2012 haya afectado a su tráfico.

Hernán Botbol después de la entrevista (Foto: Miguel Ángel Moreno)

Entre estos nuevos proyectos está Taringa! Música, un servicio de streaming musical con “fundamentos sociales” y dos modelos: uno de pago y otro con publicidad. Cuando le objetamos que es algo que, por ejemplo, Spotify ya permite en muchos países, asegura que su apuesta va “más de raíz”, aunque no nos precisa más datos ya que prefieren guardarlos para el lanzamiento, esperado para mediados de este 2013.

Para Botbol, durante la primera década de Internet no ha habido una apuesta real en él por parte de la industria de la música. Según él, la armonización de los derechos de autor con la filosofía de Internet es una “cuestión de tiempo”, ya que, bajo su punto de vista, el usuario ya está listo para pagar por algunos servicios. “Lo que falta es la decisión de más empresas de apostar por Internet”, agrega.

Asegura esto el creador de una empresa que ha tenido denuncias judiciales de la Cámara Argentina del Libro por la reproducción de libros protegidos por derechos de autor (en un país en el que la legislación sobre autoría es de 1930). En un caso que ha llevado a un juicio oral, Botbol reconoce que han tenido “reuniones muy positivas” con los editores argentinos, en las que han desarrollado un canal de denuncias específico y con los que alcanzaron un acuerdo el pasado mes de abril.

“Aunque esta primera era de Internet ha sido cuando menos conflictiva, la nueva etapa va a ser de integración y de desarrollo de negocios donde distintos jugadores se agrupen para obtener beneficios”, explica Hernán Botbol, confiado en que los conflictos de autoría se irán desarrollando solos “con la propia evolución de Internet”.

Con este mensaje optimista y confiado en el futuro concluimos nuestra charla con el joven emprendedor argentino en su céntrica oficina en Buenos Aires. Pocos quedan ya en la planta que ocupa Taringa! después de una hora de charla, mientras la cual en la capital argentina se ha producido un gran apagón, habitual en la ciudad en el inicio de la época estival, por el consumo de ventiladores y aires acondicionados. Gajes de un país que, sin embargo, cuenta con 130.000 trabajadores relacionados con la informática.

***

Lee la entrevista completa a Hernán Botbol

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s