¿España va bien? (II)

Este artículo es una continuación del publicado ayer en esta misma sección: ¿España va bien? (I).

Tal y como prometí, hoy seguiremos desmenuzando el informe con “14 datos objetivos de mejora de la economía” redactado por el Partido Popular. Veamos dónde nos quedamos.

3. La confianza de los mercados (puntos 8, 9, 10 y 11)

10

Recordemos que el texto se titulaba “14 datos objetivos de mejora” y volvamos a leer la oración. Yo aún estoy buscando el dato y no digamos lo de objetivo, avísenme si lo encuentran. Se atreven a hacer, además, un par de afirmaciones por lo menos aventuradas: antes nos lo preguntábamos “cada día” y hoy “nadie” se lo pregunta. O sea que no sólo saben lo que piensan y han pensado más de cuarenta millones de personas, sino que además son capaces de conocer la frecuencia y cantidad de nuestras divagaciones. No sé ustedes, pero yo pensar cada día en el rescate pues no pensaba, llámenme antipatriota, pero os aseguro que pasaban jornadas enteras en las que no pasaba por mi cabeza en absoluto. Así pues, como entro (creo) en la categoría de español, la frase queda anulada. En cuanto a lo segundo, si hubieran sustituido el nadie por un más prudente casi nadie, habría sido más difícil desmentirlo.

8
9
11

Estos tres los meto en el mismo saco porque están íntimamente relacionados. Lo más normal es que si la prima de riesgo, que es un indicador de confianza, está en niveles mucho más bajos que hace un año, esto conlleve que los inversores confíen más en el país y que por tanto no sea necesario pagar un interés tan alto por nuestra deuda. Y como en este caso han decidido poner datos numéricos objetivos, lo menos que puedo hacer para agradecer la deferencia es ponerme a examinarlos un poco.

Lo primero que se debe hacer es comprobar que estos datos sean correctos, lo que se puede hacer muy fácilmente desde datosmacro.com, que nos ofrece información detalladísima al respecto. Después de cotejar la información, ya puedo afirmar con seguridad que nuestra prima de riesgo ha bajado muchísimo. Comparando los datos de ayer (286) con los del pasado 24 de julio, nuestro punto más alto (637), una simple regla de tres nos confirma una bajada espectacular del 55,10 %.

Ante datos tan positivos, sólo queda preguntarse si estos se deben a que las reformas y ajustes de Mariano Rajoy han tenido un efecto tranquilizador en los mercados o a otros factores. Para ello, un ejercicio simple es comparar la evolución de la prima de riesgo en el resto de los países con una situación económica difícil durante el mismo periodo que hemos tomado para examinar la de España. Además de Grecia, Italia y Portugal, he decidido incluir a Francia para tener un ejemplo de algún país que no esté en una situación tan crítica como la de los demás. Los resultados son los siguientes:

  • Portugal: De 952 puntos el 24/07 a 415 ayer. Una bajada del 56,40%.
  • Italia: De 515 puntos el 24/07 a 254 ayer. Una bajada del 51,68%.
  • Grecia: De 2668 puntos el 24/07 a 755 ayer. Una bajada del 71,70%.
  • Francia: De 103 puntos el 24/07 a 53 ayer. Una bajada del 51,45%.

Viendo estos números hay dos escenarios posibles: el comportamiento de la prima de todos los países es muy parecido por azares del destino o se trata de una única tendencia que ha afectado a todos de manera similar. Si bien el Partido Popular parece ser partidario de la primera opción, o al menos eso entiendo yo cuando defienden su gestión valiéndose de estos números, yo soy más partidario de la segunda por una simple cuestión de probabilidad. Que todos los gobiernos, sin ponerse de acuerdo, hayan hecho las cosas de tal manera que se hayan ganado uno por uno y más o menos a la vez la confianza de los mercados, me parece poco probable. En cambio, que las actuaciones de la UE y el BCE tranquilizaran a los inversores sobre la fortaleza del euro y ello se tradujera en un soplo de aire fresco para los países en crisis es algo que suena más plausible. De todas formas, para confirmarlo vamos a repetir el proceso tomando como referencia la evolución del interés de la deuda a 10 años:

  • España: De un 6,42% el 29/06del pasado año, al 4,45 actual. Bajada del 31,3%.
  • Portugal: De 10,2% a 5,7%. Bajada del 43,67%.
  • Italia: De 5,79% a 4,09%. Bajada del 29,36%.
  • Grecia: De 25,89% a 9,1%. Bajada del 64,85%.
  • Francia: De 2,69% a 2,09%. Bajada del 22,30%.

A mí, qué quieren que les diga, todo esto de la racionalidad de los mercados y la fe ciega que tenemos en ellos es algo que me inquieta un poco, pero como los de arriba se lo toman muy en serio, mejor contestarles con un mensaje que entiendan. Y con los números sobre la mesa, que achaquen la mejoría a su gestión es poco menos que negar la realidad.

4: Los versos sueltos (puntos 2, 7 y 14)

2

Parece mentira que en línea y media sea posible cometer tantas imprecisiones. No me canso de repetir que el documento se titulaba “14 datos objetivos”, y eso es lo que uno espera encontrarse. Así que lo de “mal endémico” como que no me cuadra muy bien en la definición. Y menos aún si se compara con los, ahora sí, datos objetivos de la evolución del IPC en España en los últimos años.

evolución-anual-IPC

Evolución medias anuales IPC. (Fuente: IPC Blog)

Lo de mal no lo sé, pero lo de endémico queda claro que es un poquito exagerado. Por otra parte, tras publicar ayer la primera parte, un avispado amigo me llamó la atención sobre un detalle que se me había pasado: Dicen que “terminará el año en un 2%”, ¿pueden afirmar categóricamente lo que va a pasar con la inflación de aquí a diciembre? ¿y si se dispara el petróleo? ¿y si viene un tsunami? De nuevo podría haber sido más prudentes añadiendo una fórmula como “nuestras previsiones indican” o algo por el estilo.

7

Y otra vez los mismos errores. Se podría decir que lo único realmente objetivo en todo el texto es “reforma del sector financiero”. Lo de que sea verdadera (¿las anteriores eran falsas?), los parches y las dudas no son otra cosa que su muy respetable opinión. Como también podríamos discutir si la principal función de la banca es canalizar el ahorro hacia la inversión y el consumo, pero de la banca ya hablamos la semana pasada, así que hoy vamos a dejarla en paz.

Donde ya se tiran a la piscina por completo es en el paréntesis. Parece que ese signo de puntuación les da la libertad para dejar lo de la objetividad para mejores ocasiones y sacar las espadas. No creo que haga falta recordarle al PP que aquello de “la Champions League de la economía” y “el mejor sistema financiero del mundo” son frases que Zapatero dejó para la posteridad y no necesitamos que nos las refresquen, las tenemos presentes. Lo de que Zapatero lo hiciera “para negar la realidad” es ya una acusación de otra categoría. “Para negar la realidad” es lo mismo que “con el objetivo de negar la realidad”, es decir, que Zapatero era perfectamente consciente en ese momento de que nuestro sistema bancario era un desastre. Por lo tanto, el expresidente sabía que en el futuro iba a quedar como un cazurro pero le dio igual. Todo es posible, pero mi intuición me dice que si ese hubiera sido el caso, seguramente hubiera sido un poco más prudente en sus proclamas triunfalistas.

14

Dice que los costes laborales están en su “mejor” nivel, que si seguimos leyendo entendemos que significa que están más bajos que nunca desde que estamos en el euro. Estoy seguro que los grandes empresarios estarán muy de acuerdo con la afirmación, pero el resto de los mortales no sé si lo verán igual. Los costes laborales se pueden reducir por dos vías principalmente: aumentando la productividad o bajando los salarios. Si tenemos en cuenta que el texto dice que la reducción ha tenido lugar sólo en el último año, parece más probable que haya sido a causa de lo segundo que de lo primero. Además, las estadísticas sobre salarios lo confirman.

Por si esto fuera poco, y para la próxima vez que os digan que en España lo que hace falta es que trabajemos más y ganemos menos, al comparar nuestros costes laborales con los de nuestros vecinos queda claro que podemos tener muchos problemas, pero ese no es uno de ellos. La siguiente tabla se basa en datos de 2011, antes de la bajada de los costes de la que presume el gobierno.

costelaboralcas

Costes laborales en Europa (elPeriódico.com)

Con todo lo visto queda bastante claro que los brotes verdes son por lo menos discutibles, o al menos deberían buscarlos en sitios diferentes a los propuestos en este informe. Que gobiernen bien, mal o regular es un tema de discusión apasionante, pero no podemos tolerar que nos traten como si fuéramos imbéciles. Espero haber conseguido con estas líneas que tengan ustedes alguna herramienta más para que esto no pase, al fin y al cabo recuerden que hemos sido nosotros mismos los que les hemos puesto ahí.

***

Vuelve a leer la primera entrega de esta entrada: ¿España va bien? (I).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s