Televisión y música haciendo Historia

Me proponen desde Mayhem levantarme del sofá y escribir en esta sección de música, sin ser yo muy experto. Y como lo que soy es muy vago, y Todo por la audiencia ya se ha hecho a la forma de mi culo, qué mejor tema para la sección que, evidentemente, la música en las series de televisión.

Pero, como cada serie de televisión tiene su sintonía y es realmente muy difícil hacer una selección justa (sólo con las franquicias de ‘CSI’ y sus himnos de The Who es difícil competir), he decidido darle un poco la vuelta y recoger 10 canciones que existían antes de la serie de televisión, pero que ahora van unidas para siempre a ellas. Diez momentos (más o menos) históricos dentro de la televisión que nos llevan a que cada vez que escuchamos una de estas canciones pensemos inevitablemente en su escena correspondiente.

*Cuidado con los spoilers, en el título de cada serie podéis ver la escena de la que hablo*

Momentos impagables de la televisión, como ese tremendo y polémico final de ‘Los Soprano, que tiene tantas teorías y tanto simbolismo que parece casi escrito por Dan Brown. Una escena extraña acompañada por ese temarraco del buen rollo que es Don’t Stop Believin’ de Journey. Por cierto, canción que también es buque insignia de la primera temporada (la única que vale, y ni siquiera entera) de ‘Glee.

Escena final de "Los Soprano"

Escena final de “Los Soprano”

Y en cuanto a finales locos made in HBO el rey de los reyes es el de ‘A dos metros bajo tierra. Todavía me estremezco cada vez que escucho la espectacular voz de Sia (ahora musa de David Guetta) en Breathe Me. Claire en la carretera y nosotros destrozados en el sofá.

Pero los temas icónicos no sólo están en los finales de series históricos (que eso es muy fácil, pillines) sino también en sus principios. Aquellos que seguíamos las desventuras de ‘Perdidos desde la primera temporada estuvimos un verano entero (¡un verano entero!) sin saber qué había dentro de la escotilla. Y lo descubrimos, mientras medio mundo alucinaba, de la mano de Mama Cass. Make your own kind of music y Downtown de Petula Clark  son las canciones retro por excelencia de esta serie fenómeno, que nos hizo crecer como seres humanos atípicos.

Cuando terminó ‘Perdidos’, en el mundillo de las series de televisión sólo se hablaba de “la sustituta”. Las mentes del marketing de Hollywood buscando la esencia de ‘Perdidos’ para alargar la locura hasta que el cuerpo nos dijera basta. Y de la mano de sus mismos creadores llegó una prometedora serie, ‘Flashforward. Punto de partida potente y gran valor de producción. Una mierda como un piano. Eso sí, entre toda la basura de la serie hay una escena tremenda, que es como de arte y ensayo. Cientos de personas desmayándose escuchando It’s oh so quiet, de Bjork. Atención al vídeo.

Y también casi a la vez que el fenómeno ‘Perdidos’, surgía en ABC y en cuatro un fenómeno diametralmente opuesto: ‘Anatomía de Grey. Un culebrón en un hospital, con tintes de serie de autoayuda, que catapultó a Snow Patrol y su Chasing Cars. La identificación de la canción con la serie es tal que, en un momento muy de culto y muy de saltar al vacío sin pensárselo dos veces, en el capítulo musical de ‘Anatomía de Grey’ todo el cast cantó la canción. Arte pop.

Como el momento musical de ‘American Horror Story: Asylum’. Esta segunda temporada, sin duda muy superior a la primera, nos regaló una escena muy de no creértela. Jessica Lange loca perdida bailando rodeada de gente deforme y haciendo rimas con sus nombres al ritmo de The Name Game de Shirley Ellis. En plan musa de lo feo. Mind breaker.

Eufóricos también recibimos la cuarta temporada de ‘Mad Men en cuyo capítulo inicial Jessica Paré, super cañón, le canta Zou bisou bisou de Gillian Hills a un Don Draper entre alucinado, avergonzado y cachondo perdido. De lo mejorcito de ‘Mad Men’.

Y ese capítulo divertidísimo de ‘Como conocí a vuestra madre’ (sí, solían hacer reír y tal) en el que el sosainas de Josh Radner y el siempre carismático Jason Segel se quedaban encerrados en un coche escuchando una y otra vez I’m gonna be (500 miles) de The Proclamers. Por cierto, que yo en esta canción siempre escucho “Era de la ETA. Era de la ETA”.

Haremos un hueco a una serie que apuesta fuerte por la música (y no me refiero a Treme, porque es demasiado obvio). ‘Girls ha sido capaz de coger una canción que empezaba a sonar en los círculos más hipster de Nueva York y convertirla en un himno mainstream. Seguro que has visto a tu padre saltando a ritmo de I love it de Iconapop. La canción es tan famosa que Las Nancys Rubias pretende hacer una versión llamada a ser la canción del verano. Inenarrable.

Y para finalizar, un temarraco de Blondie cantado por Kristen Bell. En una de las investigaciones ultraguays de las que hacía ‘Veronica Mars’, nuestra detective adolescente favorita le cantaba One way or another a su presa, para que estuviera prevenido. ¡Veronica, te queremos!

Anuncios

Una respuesta a “Televisión y música haciendo Historia

  1. Javi muy bonita entrada. La canción de Sia “Breathe me” también marca un momento muy triste de la serie Luther, de la BBC y con Idris Elba haciendo un papelón. Es la canción de los finales dolorosos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s