‘Juego de Tronos’: ‘Perdidos’ 2.0

Juego de Tronos‘ va camino de convertirse en la mejor serie de la Historia. Cuando sólo queda un episodio para terminar esta impecable tercera temporada, parece que la serie no tiene techo. Poco queda ya por decir del episodio nueve, el de la boda roja. Vídeos de gente volviéndose loca, gifs animados, fans cabreados, fans emocionados. Los que leímos el libro esperábamos este momento casi desde el episodio piloto, y hemos vivido el momento entre la emoción de ver cómo medio mundo se desquiciaba y la satisfacción de ver uno de los momentos más salvajes de la televisión.

‘Juego de Tronos’ es ya un fenómeno de masas. Un fenómeno que guarda muchas similitudes con ‘Perdidos’. Quién nos iba a decir a nosotros que, con todo lo que han cambiado los tiempos (y, sobre todo, en el mundo de la televisión y la interacción social) la locura que invadió al planeta con ‘Perdidos’ iba a repetirse de nuevo. Y esta vez de la mano de HBO.

Tanto ‘Perdidos’ como ‘Juego de Tronos’ comparten los dos ingredientes básicos para cocinar un buen fenómeno global: una comunidad fan imposible de decepcionar y una trama salvaje llena de giros inesperados.

En cuanto a la comunidad fan, en el caso de ‘Perdidos’ es posible que estuviera basado más en una cuestión contextual. Fue posiblemente la primera gran serie global, que se vivió de manera instantánea en todo el mundo y que planteaba un formato de serie en la que prácticamente era obligatorio continuar la experiencia fuera de la pantalla. Los capítulos de ‘Perdidos’ no terminaban con los títulos de crédito, sino que seguían en los foros de Internet y en las cafeterías de cada rincón del planeta.

En el caso de ‘Juego de Tronos’ es algo distinto. Había una gran comunidad fan proveniente de los libros, y HBO hizo uso de la expectación como principal arma de marketing. La cadena prometió lo que un canal de cable puede prometer: gran valor de producción y un respeto máximo a la obra original. Así, esos pequeños nerds que ya estaban desquiciados con las historias de Poniente comenzaron un impagable boca-oreja incluso antes de que la serie naciese, por lo que el éxito estaba asegurado. Luego, cuando la serie ya caminaba por sí sola, el círculo de espectadores de la serie fue creciendo, hasta llegar a mi madre alucinando viendo la decapitación de Ned Stark.

Con respecto a las sorpresas de la trama, tanto ‘Perdidos’ como ‘Juego de Tronos’ se basan en la máxima de Homero y su Odisea: la anticipación y el retardo. El truco está en lanzar misterios a golpe de martillo e ir retrasando cada vez más su resolución. En el caso de ‘Juego de Tronos’ el uso de la anticipación es tal, que prácticamente (y en esta temporada en concreto), parece que la serie se hace spoilers sobre sí misma.

Realmente estas dos formas literarias, la de la antipación y el retardo, están presentes en cualquier tipo de narración, pero en estas series se acentúan tanto que en el caso de ‘Perdidos’, por ejemplo, la resolución no existía como tal, sino que la serie estaba construida exclusivamente en preguntas y preguntas sin fin.

Cierto es que, aunque en mi corazón ninguna serie jamás podrá ofrecerme lo que ‘Perdidos’’ me dio en su día, ‘Juego de Tronos’ roza la perfección en cada capítulo y parece que la legión de yonkis que la sigue alrededor del planeta será capaz de alzarla como la serie de televisión definitiva.

game-of-thrones-we-are-never-ever-getting-back-together

***

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

2 Respuestas a “‘Juego de Tronos’: ‘Perdidos’ 2.0

  1. Gran artículo (aunque eso de que Lost nunca decepcionó haría correr libros de tinta) sobre GOT, que esta temporada está excelsa.

    Un pero extremadamente pedante: no uses eso de “boca-oreja”. No sé qué genio de la literalidad se lo inventó, pero eso quiere decir que uno habla y otro lo escucha. Sin embargo, ay, que las cosas vayan “de boca en boca” significa que nadie para de hablar de ellas.

    Ya lo dijo el poeta Ennio en su epitafio: “Nadie el don de las lágrimas me rinda, porque vivo y de boca en boca voy volando”. Si hubiera ido de la boca a las orejas (que ni siquiera a los oídos, que es con lo que se oye: la oreja es otra cosa), jodido hubiera estado.

    Perdona tanta pedantería, pero es que la expresión me cabrea un rato largo.

    Por cierto, si no lees los libros, te vas a llevar unas cuantas sorpresas. R.R. Martin es de todo menos predecible.

    Saludos!

  2. Hola Javier!

    Gracias por tu comentario. Sí, lo de Lost decepcionó a mucha gente, pero tenía una basae muy fiel (por eso su audiencia llegado un momento se mantenía discreta pero estable).

    Sobre el boca-oreja, tienes razón en que la expresión común es boca a boca, pero en las técnicas de marketing se utiliza más boca-oreja. Tienes razón en que carece de mucho sentido, pero es así y por eso lo he puesto.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s