Entrevista completa a José Antonio Martín, “Petón”

Reportaje: “La tribu desconocida del balompié”

José Antonio Martín, “Petón” es exrepresentante de futbolistas y consejero delegado de Bahía Internacional.

¿Cuándo se comienza a profesionalizar la representación en el fútbol?

En España nos pusimos a la rueda de un movimiento internacional, como siempre, pero lo hicimos relativamente pronto, hace unos 15 años. Entonces, la FIFA se dio cuenta de que esto era como una merienda de negros, cuando digo esto digo lo del fútbol, y que hay que darle una salida organizada. Que se debe acabar el mercader, el buhonero, el intermediario que no se preocupa por el futbolista en absoluto y lo utiliza como mera herramienta de lucro, y que despreocupado de su pasado, para nada, de su futuro totalmente, y todo lo contrario, de su presente, está consintiendo con su gremio verdaderas tropelías en el mundo del balón. Hablan con agentes importantes, me consta que en España lo hicieron con Mignguella, puede que con Roberto Dale también, les piden opinión y quedan una figura que ya no existe, que es la del agente FIFA. Y se profesionaliza. Lo que hay ahora ya no es agente FIFA, es agente de cada una de las federaciones, en nuestro caso de la Federación Española de Fútbol.

¿Cómo se explica el crecimiendo del número de agentes en España?

Me parece que ha habido una confusión entre deseos y realidad, la gente piensa que el fútbol es una churrera que en vez de sacar churros saca billetes, pero eso nunca ha sido cierto, y ahora menos. Yo no le recomendaría  a un hermanillo pequeño que se hiciera agente de futbolistas en este momento. Exige mucho trabajo, vocación también (lo sé porque carezco de ella) y suerte. Muchísimo trabajo pero también suerte. Luego también unas condiciones, cierta capacidad para provocar esa palabra, empatía en los demás. Tener algo de atractivo para que tu discurso sea convincente y convenza. Esas cosas son las necesarias.

Respecto a agentes no profesionales, familiares, ¿cómo se les ve en el gremio?

Yo creo que es poco recomendable. Cuando un futbolista tiene una bronca con el club, el futbolista tiene que mantener una imagen con el club, pero quien le representa, que está enfrentado con el club por el futbolista, tiene que ser un borde. Es decir, que los aficionados digan: qué majo es Pelengano, pero el borde de su representante nos está hundiendo”. Al final el palo le llegará también a Pelengano, pero mientras tanto el buen representante hará de escudo y habrá absorbido toda la problemática que una renovación de un contrato, por ejemplo, encierra. Un padre es dificilísimo, es imposible. Y un hermano lo mismo, y lo hemos visto hace poco tristemente, que cuando un familiar defiende los intereses, al final los vasos comunicantes son tan próximos que el uno impregna al otro, y no se diferencia. Pero está autorizado por la FIFA, un familiar cercano (hermano, padre), o un abogado, simplemente con registrarse en la Federación, puede defender los intereses de un futbolista si el futbolista lo acredita. Y yo no creo que haya que mirarlo de otra manera, porque es una vía tan legal como la que comúnmente se ha utilizad, la de hacerse agente, y aceptada por la Federación.

¿Se dan los cambios de familiares agentes a profesionales?

Sí, me ha ocurrido. Pasaba antes más que ahora, porque en este momento hay (qué barbaridad), niños de 9 o 10 años con representante. Que me corto las venas porque es una suerte de pederastia profesional, en mi criterio lamentablemente. Un niño de nueve años, déjale jugar al fútbol. Que juegue en el barrio con los amiguetes, con los niños del cole, en el pueblo en la era… Pero que juegue como tiene que jugar, qué es eso de tener un señor que vea lo que está haciendo, que es capaz de decirle, tienes que hacer los controles mejor… Deja en paz al crío, que crezca, y cuando tenga 13 o 14 años, si el niño es bueno, entonces ya empezamos a hablar, porque ya es un cadete que en dos años se ha hecho juvenil y ya… Pero hasta ese momento. Es otra de las barbaridades que estamos viviendo en el fútbol actual.

En cuanto a jugadores de poca edad que van a la Premier… ¿Cómo se valora?

Yo no sé si con 11 años eso está pasando, que se lleven a un futbolista a la Premier. Lo ignoro, porque llevo un tiempo desvinculado de la primera línea del fútbol. Hace cuatro años tomé la decisión de no estar en contacto con los jugadores. Mi salud me lo habrá agradecido, porque es algo que si lño haces de verdad lo somatizas, yo llegaba a los plazos de verano y había un futbolista sin colocar por la empresa y no dormía, angustiado pensando de qué manera se puede arreglar eso. Ni con los técnicos, ni con los presidentes, ya no tengo esa relación. Pero sigo siendo consejero delegado de Bahía, lo vivo desde cerca, aunque no tanto como para saber si un niño español con 11 años se ha ido a la Premier, que si se ha ido me parece una locura.

Aquí vino un fenómeno con 12 o 13, que fue Messi. Y esa excepcionalidad ha creado un efecto mimético, porque a mí me han llamado desde Argentina no cinco, sino veinte veces: “ché, tenemos al nuevo Messi. Tenés que verlo. ¿Cuántos años tiene? Ocho”.

¿Cómo es el día a día del representante? ¿Cómo cobra un representante: comisión, salario fijo…?

Había un humorista español que escribía en La Codorniz, que era representante de actores, se llamaba Enrique Herreros. Él siempre decía “el actor es un tipo extraño que se dedica a vegetar y a robar el 80 por ciento de los justos ingresos de su representante”. Le caricaturizaba su relación con los artistas que representaba. Que muchas veces, es verdad, se colocaban por el trabajo de su representante, más que por sus méritos.

En el mundo del fútbol no se el mismo porcentaje, se empezó cobrando el 10 y se mantiene ahí más o menos. El operaciones de traspasos el porcentaje baja sensiblemente cuando aumenta la cuantía de la operación. Y nosotros somos una empresa, la primera de tal forma en España y de las pocas que se han consolidado, y tenemos un contrato con cada uno de los jugadores. Y efectivamente, trabajamos a comisión. Lo primero que tienes que hacer es conseguir un equipo, pero lo segundo es dar una asesoría integral. Así que el día a día se concreta en el que el futbolista no tena un problema de tipo laboral, es decir, que tenga equipo; que no tenga un problema de orden fiscal, nosotros huimos del dinero del jugador, no queremos saber nada de inversiones, pero si vemos que va a hacer una barbaridad le aconsejamos (oye macho, no hagas eso, pero nada de decir “invierte aquí o invierte allí”), una asesoría de imagen, y tenemos un departamento de comunicación dirigido por Antonio Sanz, que nos da la tranquilidad de saber que nuestros jugadores no van a meter la pata, ya que están en riesgo porque el twitter viene cargado por el demonio… Todo eso necesita una asesoría, porque son chavales muy jóvenes y con una tendencia para cagarla bastante importante. Aunque no tanta como la que tenía yo a su edad.

No solo con capacidad para comunicarse con el mundo, sino que muchas veces acompaña, y es justo pero lamentabilísimo decirlo, una falta de formación que su propia carrera como futbolista provoca o le impide. Una falta de formación que viene de las horas de entrenamiento, los desplazamientos desde muy jovencito, y también de una comodidad. Yo fui 17 años profesional de futbol, y aunque no tengo que ser ejemplo para nadie, si fui profesional del fútbol. Si yo lo hice, lo puede hacer cualquiera. Como mínimo haz un módulo, que tienes que saber algunas cositas.

Hay futbolistas que ahora tienen una importante red comercial, que nosotros llevamos a Escocia cuando los futbolistas españoles no salían. Nosotros vimos la que se estaba acercando y dijimos dos cosas: una, no representaremos jugadores extranjeros. Solo españoles, ¿por qué? Porque son los mejores del mundo, en seguida lo veremos. Y lo estamos viendo. Y la segunda, busquemos países, salgamos al exterior, hagamos lo que hacen con nosotros. Y empezamos por Escocia, tuvimos hasta un equipo que nos costó una pastizada, son cosas en las que te tienen que engañar alguna vez, pero que sirvió para que una cincuentena de jugadores españoles llegaran allí. Uno de ellos, reputado futbolista en primera división española que ahora tiene una red comercial porque se construyó a sí mismo, dijo, no me atrevo a ir porque no voy a ser capaz de aprender inglés. Fue con una profesora y aprendió.

¿Cómo es esto de “conseguir un equipo”?

Nosotros tuvimos una desgracia de que un antiguo futbolista escocés que había jugado en España (Archibald, en el equipo Airdrieonians) nos embarcó en una aventura que él emprendió, absolutamente solvente, y que al final nos costó la pasta a nosotros. Pero la opción era llenar las tres cuartas partes de un equipo que aspiraba a recuperar una histórica lejanamente perdida premier división en el futbol escocés, con un equipo con mucha sangre exterior, aprovechando la ley Bosman. Fueron futbolistas muy buenos de España, David Fernández luego fue jugador del Celtic, García Sanjuán, Juanjo Camacho, Sánchez Broto que también jugó en el Celtic… Muchos jugaron en UEFA.

A nosotros nos invitaron y era un momento en el que estábamos buscando teritorios externos. Vino al pelo. Y luego aprendimos a desenvolvernos solos y no hacer tonterías, a no arriesgar sin conocer el terreno.

¿Cuánto aconseja o manda un representante en un futbolista?

Ahí depende de dos caracteres: el que da y el que recibe el mensaje, el representante y el futbolista. Yo conozco representantes que son muy pesados. Muy pesados. Y que no pueden evitar ser como un martillo pilón, o como el martillo de un minero. Pero esos tíos son pesados, pero suelen ser eficaces y hasta brillantes. Un nombre: Manuel García QUilón. Es muy insistente, muy intenso, pero es un vocacional y es muy grande. No le importa llamar 27 veces a un director deportivo hasta abrasarlo. Eso es una virtud bíblica.

Hay gente que tiene esa capacidad, que por un futbolista es capaz, incluso, de rozar la desvergüenza. Eso lo hace por su futbolista, por el seguramente no lo haría. Pero en su relación con sus jugadores también es así, protector, paternal, muy cuidadoso.

Se puede llegar a cambiar la carrera de un futbolista…

Sin duda, yo conozco casos… Hablaré de un caso postiivo, también puede ser al revés, de futbolistas que se han salvado por el oportuno consejo o la permanente actitud protectora  y precavida de algún representante.

¿Y en la otra cara de la moneda, cuando hay conflictos de intereses?

Eso pasa muchísimas veces. Y a veces tiene que ver también con que te pude salir un agente que sea un gandul, un jeta, un sinvergüenza, un quinqui, un listo, un vanidoso, la mezcla de todo… Quien sabe. Y que choca con el representado y sus intereses. Algunas cosas que te he dicho como defecto pueden ser virtud, porque excitan… Un vanidoso necesita el éxito, y para conseguirlo trabaja más. Y si es inteligente puede convertirse en alguien de primer orden, porque tiene un don.

Yo era bastante malo como agente porque carecía de esa vocación. Sí tenía la capacidad de hermanarme con el jugador, llevarme bien con él. Y luego mantener cierto estilo ante los clubes. Pero oyo soy incapaz de llamar 107 veces seguidas en dos días a un directivo para que fiche a un jugador, o a un secretario técnico. Sin embargo, por fortuna gente que me ha sustituido en la dirección general, como Margarita Garay, que es la primera agente de futbolistas de España, de forma femenina lo consigue.

En el caso de un jugador que no juega, también hay actividad del representante…

Más que nunca, los futbolistas no se traspasan solos. De un centenar de jugadores que pueda tener una empresa como la nuestra, hay un porcentaje que se quedan sin contrato al final de campaña, que no tienen equipo y que hay que buscárselo. Y hay muchos jugadores y muy pocos equipos. Ahí es donde tienes que tener un trabajo de presentación, ahora mismo la imagen, el vídeo es fundamental para ese pie de obra. Previamente has hablado con secretarios técnicos para que vayan a ver  a ese jugador, a lo mejor no está jugando, y tienes que decirle que tiene una semanita en Almería para que veas los entrenamientos de este equipo, también quiero que veas a un jugador, que no está jugando, pero que tiene un talentazo… Es muy conveniente, quiero que lo veas, etc.

¿Y para con el equipo en el que está en este jugador? ¿Se presiona a un técnico para que ponga a un jugador?

Me da nosequé contestar a una pregunta que tan directamente me han hecho por primera vez. Me consta que los entrenadores padecen la presión del amiguete, del representante en ocasiones si tiene la mínima confianza con él, a veces aunque no tenga la más mínima confianza también le llama. Y te digo, es un error.

El entrenador es un tipo que tiende a la paranoia porque vive en soledad. ¿Es malo que tienda a la paranoia? Hombre, sí si alcanza límites enfermizos. Pero digo paranoica en el sentido de que debe tener ideas fijas, y solo cuando sus ideas son repetidamente derrotadas, modificarlas, pero un equipo se hace sobre una serie de ideas. Si no hubiera funcionado el control, pase y apoyo del Barça, el juego de posesión, lo habrían cambiado, pero hay que intentarlo hasta la extenuación. Tuvieron derrotas al principio, y era una filosofía para todo un club, no solo para el primer equipo.

El entrenador tiene que ser así, si tú le llamas a un entrenador, lo que vas a conseguir todo lo contrario. Hombre, habrá algún débil que ceda. Pero lo normal es que eso sea fatal para el tío al que quieres recomendar.

¿Qué ocurre en casos de jugadores en traspaso que cambian de representante?

Eso se puede dar y es legítimo, como cuando tú cambias de abogado o cambias de profesor en la facultad si ves que no te vas a entender con el profesor. En el caso de Llorente, yo creo que no cambió, le lleva su hermano… Y ya se ha visto lo que ha sucedido. “A las pruebas me repito”.

¿Cómo se gestiona un gran traspaso?

Fue más difícil el traspaso de Torres a Chelsea que al Liverpool. Por las cantidades, porque generaba un debate más agudo. El Liverpool era un club ante una crisi económica terrible que estaba enmascarando la necesidad de vender en una presión falsa y ficticia al jugador. En el Atleti se había vivido eso, pero de otra manera. En el Atlético de Madrid la decisión, que el club estaba deseando que se tomara, la toma Fernando después del 0-6 contra el Barça. El 0-6 y ese desentendimiento  de la Historia del Atlético de Madrid por parte de todos, él sale llorando, ése es el momento para mí. Pero con el Chelsea el Liverpool necesitaba vender, necesitaba que no se supiera que tenía que vender, que toda la responsabilidad cayera sobre el jugador… Que es un poco lo mismo que pasaba con el Atlético de Madrid, porque lo tenía arreglado el Atlético de Madrid porque Fernando dice que sí al Liverpool, después de tenerlo hecho en muchísimas ocasiones anteriormente. Que a la economía del club le hubieran ido bien, pero él no se quería ir del Atleti. Aquí ha estado Franca, el director deportivo del Inter, doblándole el sueldo, que era alto el que tenía Fernando Torres, y al Inter que era un equipazo, después de eso fue campeón de Europa. Y además era un futbolista al que ese juego le iba a venir bien. Y no se fue. Chelsea, un estadio más pequeñito, después de una doble lesión, estaba volviendo a hacer goles en el Liverpool, pero tampoco el Chelsea ofrecía mucho porque era un equipo avejentado… Era una situación muy complicada.

¿Qué dificultad extra hay en estas operaciones: presión de medios, marcas deportivas?

Una marca no te impone equipo, por lo menos a nosotros no nos ha ocurrido. No sé qué fuerza va a tener Addidas si Messi se quiere ir del Barça o Nike sobre Cristiano. NO, no hay presión. Es simplemente la del futbolista y el club. Y quien le quiere fichar, que tiene sus armas.

¿Cómo es la competencia entre representantes?

Pues como las tribus zulúes contra las de los simba-simba. Con un cuchillo en cada mano, a traición si puede ser… Es una merienda de negros. Lo que sucede es que entre la gente más aposentada, o gente que acaba de llegar pero tiene una serie de valores, como mínimo lo disfrazas de elegancia. A nosotros nos ha pasado de un futbolista internacional, con rotura de cruzados. Su club no le quiere pagar la operación, está jugando fuera y se la quiere hacer en España. Esta empresa le paga la operación para que pueda hacerla donde quiere, y saca los miles de euros de la caja, le paga la operación, le paga la rehabilitación y cuando termina la rehabilitación manda una carta diciendo que abandona la empresa. A mí se me ocurren una serie de calificativos para el señor y para su actitud también. No son demasiado sensatos, si se trata de repetirlos ante una cámara. Eso de parte del futbolista, pero el representante muchas veces es el que lo recibe, pero también el que lo instiga.

¿Cómo gestiona un representante cuando se devalúa el cartel de un jugador?

Lo primero que tiene que hacer el jugador es recibir un mensaje directo, la obligación del representante es decirle la verdad: tu mejor momento pasó, pero todavía tienes cosas que hacer. Lo segundo que hay que decirle es: busquemos mercados cómodos. Donde tu nombre no se deteriore. Bien hecho lo de Raúl: me piro allá, gano una pastizada, conocí la Bundesliga, salí en belleza y punto final. O seguido, pero en otro ámbito. Salidas cómodas y que no resten nada del perfil brillante de un futbolista.

¿Cómo se reclutan jugadores para un representante?

Si eres tú solo, trabajando como una bestia: yendo a muchos sitios, hablando con mucha gente, viendo muchos entrenamientos, afrontando a los futbolistas para que te pongan en contacto con sus familias y ofrecerles tus servicios. Si eres una empresa como es nuestro caso, tienes una serie de personas que se dedican a ello, que son agentes y que están encargados del fútbol base, porque el fútbol base es el futuro. El tiempo pasa que es una barbaridad, rápidamente son futbolistas de primera división si son buenos. Por eso nosotros trabajamos con las canteras de los grandes equipos o con los equipos de Primera División. O si el talento descomunal aparece por ahí vamos a por ello.

¿Ha cambiado mucho el mundo de los representantes en estos 15 años, se ha regulado o se ha contaminado mucho de intereses ajenos?

Las dos cosas han sucedido: se ha regulado, por lo tanto se ha purificado y se ha ennoblecido. Pero a mayor abundamiento, también hay más elementos proporcionalmente desagradables que son capaces de cosas tremendas. Lo que sucede es que antes no tenían carnet, y ahora sí.

¿Para un representante es mejor que el gran público lo conozca, o que no?

De mi yo profundo sale que no te conozcan nada, absolutamente nada. Por tus obras. Es verdad que en el arca ya no se vende buen paño, que hay que mostrarlo un poco. Entonces muy escasísimas apariciones para que tengan a lo mejor ubicado tu rostro, vale. Pero si estás trabajando en esto mejor no. Y desde luego, si eres ornitólogo, sal en la tele como ornitólogo, pero no salgas en la tele como representante del jugador, constantemente a su lado que parece que el fuerte eres tú. Y luego ya la exaltación de la figura del agente por que sí me parece una barbaridad.

Pensando en figuras como Jorge Mendes… ¿Qué ha hecho para que se le atribuya tanta influencia, siendo alguien a la vez tan esquivo para los medios de comunicación?

Desde luego ha trabajado mucho, muchísimo, y ha aprendido idiomas. Además, tener talento, eso sin talento no se hace. Tiene que ser avispado y tener un don para eso. Eso es lo primero. Lo segundo es la forma de entender el negocio. Yo lo entiendo de otra manera, no conozco a Mendes, no lo he visto nunca, me parece. Y además ya no me pilla como representante, porque tengo otras labores en Bahía.

Hay cosas que a mí no me gustan, como el documental (“Superagente Jorge Mendes”) que aparece en Canal Plus… Pero que no se lo ha regalado alguien, que son méritos propios, eso no se lo quita nadie.

Lo digo también por la sensación en el caso de Mendes en particular, de que hay representantes que mandan en un club o sostienen a un grupo de jugadores.

Efectivamente lo parece, y es feísimo. El caso del Deportivo de La Coruña éste año. Si tú estás en un club o eres dueño porque te has gastado pasta, me parece bien. Si el señor Mendes compra acciones del Deportivo de La Coruña, se juega la pasta y trabaja para el Deportivo y encima, que sería super legítimo que ganara grandes sumas si le hiciera ganar grandes sumas al Deportivo de La Coruña. Pero ahora, manejar porque sí, por influencia y tal… Ni suele salir bien, ni tampoco tiene un aspecto saludable.

Y en los casos en los que se suponen grupos de jugadores en un mismo club en función de sus representantes…

Yo me pregunto, si a Bahía le dijeran, ¿quieres tener seis jugadores en el Real Madrid? Es difícil que yo convenciera a mi Consejo de Administración de que no queremos tenerlos. Mendes le puede pasar lo que me pasó a mí una vez con Lopera, cuando estábamos terminando el fichaje de Gabriel Amato y acababa de echar a Solozábal. Yo le tenía un cariño especial y porque tiempo atrás le había dicho que no al Real Madrid. Así que le debía una a Solozabal, y le pregunté a Lopera sobre ello. Él me dijo que se había reunido Manuel Ruiz de Lopera, con el presidente de Tegasa, la empresa que lleva los derechos de imagen, que es Lopera, y habían decidido que no… Pues a veces los representantes también se reúnen consigo mismos. Y cuál es la conclusión que saca un pavo cuando se reúne consigo mismo, que a mayor abundamiento, y si puedo tener seis o siete jugadores en el Real Madrid, me da igual lo que me digan. A mí me parece que en ocasiones es mejor tener tres y mantener el equilibrio, porque los otros tres también van a tener buenísimos equipos.

¿Cómo se organiza Bahía?

Para algunas publicaciones es la tercera, para otras la cuarta del mundo. La primera es Gestifute, la de Mendes, y la segunda es una que lleva a Beckham y otros jugadores ingleses, con un pacto con la gente de Stellar.

Nosotros nacimos en el seno de Antena 3, y le compramos la empresa a Antonio Asensio. Yo soy el segundo accionista, minoritario, el primero es el presidente, Joaquín Martorell. Ha sido muy duro, muy difícil, llegar a la veintena de trabajadores que hoy tiene Bahía, implica haber dedicado muchísimas horas, y haber estructurado la empresa en función del jugador. Que no volvieran a pasar los futbolistas los problemas que hemos pasado algunos que fundamos la empresa y que fuimos jugadores, que tuvimos que hacer dos huelgas para que esto tirara, para que el mundo del fútbol tuviera seguridad social, para que los derechos de retención no fueran un manifiesto esclavista. Y Bahía no es más que la traslación al mundo de la empresa de eso que los que fuimos futbolistas de pelea sindical conseguimos en aquel momento.

Respecto a datos técnicos de Bahía, empleados.

Tenemos un departamento jurídico, otro fiscal administrativo, otro de comunicación, otro internacional, de fútbol base, una secretaría… Y una serie de servicios añadidos para que la empresa funcione. Tenemos una directora brillante…

También hacéis servicios a clubes, al Mallorca, al Huesca… ¿Cómo funciona eso?

Nosotros nacimos en el orbe de Antena 3. Cuando Asensio quiere comprar derechos de televisión se da cuenta de que es más barato comprar un equipo de fútbol que los derechos de un equipo de fútbol y empieza a comprar equipos de fútbol, y luego hay una norma que dice que no puede tener varios, y aparece una empresa o varias que desarrollan un proyecto deportivo. En algunos sitios no se dejaban, por ejemplo en Alicante no se dejaban, y dijeron, aunque la pasta la haya puesto este tío nosotros somos los que más sabemos de tal… Al hoyo. En Málaga, por ejemplo, nosotros participamos en la gestión de compra del Málaga porque un vicepresidente del club, que había periddo todo y estaba más cerca de la tercera división que la segunda A, se puso en contacto conmigo, y compramos el Málaga a Fernando Puche para Antonio Asensio. Y nosotros hicimos la secretaría técnica del Málaga y del Mallorca, con los mayores éxitos que han tenido en su historia ambos clubes, hasta que en esta nueva etapa del Málaga se ha podido meter en esta brillante Champions en la que ha hecho un papel tremendo, maravilloso. El Huesca es otra cosa, un poco distinta, ahí es un empecinamiento personal, yo soy del Atlético de Madrid, y jugador del Huesca. Entonces, eso es lo que siento cuando sale el Huesca al campo, que juego. Allí hubo una implicación de la empresa, que es la segunda accionista del club, que ha conseguido muchísimas cosas, y que además se queda un poco cortada por la llegada de la crisis, porque todo estaba volcado a que el Huesca tuviera un pequeño y coqueto estadio aprobado por el gobierno de Aragón, y el Ayuntamiento cuando se iba a dar el paso para participar trocando el campo actual, llegó la crisis encima y se acabó. Con ese campo se hubiera puesto el club en economía de primera división. Ahora sin embargo es el equipo con presupuesto más bajo de Segunda.

En el caso de Huesca no figuráis en el organigrama

No, quien era secretario técnico de Bahía, Agustín Lasaosa, está en el club como consejero delegado. Pero nuestra presencia en Huesca no es la presencia que a mí me gustaría que Bahía tuviera si yo tuviera el tiempo para dedicárselo. Sería otra cosa, más cercana, directa, pero no puede ser…

¿Qué ocurriría si existiera un conflicto de intereses en el caso del Huesca?

Puede darse, pero es muy difícil. Podría haber un futbolista representado por Bahía que tuviera tres años de contrato y se quisiera ir. En ese caso, lo lamento, lo primero es el jugador. Hemos conciliado bastante bien las cosas, y el Huesca ha sido catapulta para muchos jugadores, y a la vez se ha beneficiado de futbolsitas que sin duda nunca habrían podido jugar en el Huesca por una cuestión económica, porque hay que estar bien relacionado con los clubes para que te dejen a Dani Pacheco del Liverpool por una cantidad simbólica.

¿Afecta la crisis a los agentes en cachés de futbolsitas, encontrar equipos?

Tenemos en España cerca de 50 clubes en concursal. Estos clubes tienen como media una quita del 50% y una espera de ocho años. Significa que si te deben 1000 euros, por decisión del juez y a instancias del administrador concursal, lo que te deben pasa a ser 500, y la espera significa que en vez de cobrarlo ahora vas a empezar a cobrarlo en ocho años, cuando se haya regularizado toda la deuda del club. Pero tus trabajadores a final de mes siguen cobrando. Por eso yo me dedico ahora a otras cosas dentro de la empresa, por ejemplo, estamos desarrollando un proyecto de instalaciones deportivas en grandes superficies inglesas. Hacer gimnasios, que es un desarrollo empresarial de primer orden, una economía algo mejor que la nuestra, que está buscando un producto que en España hacemos bien, gimnasios de bajo coste. Nosotros tenemos una alianza con una empresa que los hace en España.

¿Y los futbolistas son conscientes de la crisis?

Ni los grandes, ni los pequeños, ni los medianos, ni los medio pensionistas. El futbolista es un iluso habitualmente, que si un equipo que está claramente en crisis le ofrece 200.000 euros, y uno saneado, perfecto y sensato le ofrece 85.000 que va a cobrar seguro.

Entrevista realizada el 1 de abril en Madrid.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s