Estrenos 28 de junio

La película de la semana: Antes del anochecer

Empiezo con una aclaración para los que no conozcáis la saga: Antes del Amanecer (1995) y Antes del atardecer (2004) completan junto con este estreno una de las sagas románticas más reconocidas de las últimas décadas. Una legión de fans, posters en habitaciones y el respaldo casi unánime de la crítica las apoyan. A mí personalmente me parecieron dos películas estupendas, que tratan el amor de manera idílica con dos personajes fascinantes. Pero igual que yo pienso eso, también hay una gran masa que detesta ambas cintas por ser pastelones aburridos de gente que no para de hablar, así que con la tercera entrega todo es muy sencillo: los que piensen como yo harán fila ordenadamente para conocer como concluye esta bella historia de amor y, los que no. se quedarán en su casa o irán a ver otra cosa, no hay más vuelta de hoja.

Predicciones infundadas

A diferencia de las anteriores películas, en la que siempre había un punto final de la historia en el horizonte (un vuelo, el fin del viaje de tren), aquí nada parece indicar que se haya recurrido a una fórmula similar. Los personajes están juntos, tienen hijos y se van de vacaciones. Así que, despejada esa duda, sólo nos queda disfrutar de la química que siempre desprendieron Delpy y Hawke en la pantalla. Que nadie espere efectos especiales, porque lo que encontraremos serán largas conversaciones, idílicos paisajes, diálogos realistas e ingeniosos con grandes dosis de humor (que no chistes) y alguna conversación trascendente. Como indica la lógica desde un punto de vista narrativo, la pareja pasará por una crisis, que les hará plantearse si siguen viendo el futuro el uno con el otro, aunque mi apuesta es que terminarán juntos, porque si hay dos personajes del cine que se merecen acabar felices y comer perdices son ellos.

El momento clave

Con ese título, ver un anochecer era algo inevitable.

¿Por qué ir a verla?

Es una de las películas independientes del año. Si no has visto las anteriores ya estás tardando.

After Earth

Will Smith decidió hace algún tiempo que su hijo era una estrella de cine, y si no te gusta te jodes. La apuesta es tan alta que ahora ha dado el paso de volver a protagonizar una película con él (la primera fue En busca de la felicidad). Da igual que el chico tenga talento o no, Will Smith ha tomado una decisión y nos la tenemos que comer con patatas, es lo que tiene pertenecer a la aristocracia de Hollywood y contar casi todas tus películas como taquillazos. En lo que se refiere a la película en sí, creo que no puede darme más pereza. Padre e hijo con problemas en sus relaciones teniendo que salvarse en una situación límite y de paso, supongo, volver a entrar en comunión con un planeta que se ha vuelto hostil. Porque no dudo que habrá dosis de ecologismo de pacotilla. Y para acabar de redondearlo, dirige M. Night Syhamalan, ese director que deslumbró a todos con El Sexto Sentido pero que lleva unos años no dando otra cosa que disgustos a los pocos fans que le van quedando. Un poema vamos.

El momento clave

“Todo ha evolucionado para matar humanos” Pues vaya evolución más tonta teniendo en cuenta que por ahí no parece haber muchos ¿no?

¿Por qué ir a verla?

Para dar tu apoyo a la Will Smith & Son S.A.

Los becarios

Lo que aquí tenemos es una película paradigmática de nuestro tiempo. Si durante toda la vida nos hemos tenido que tragar toda clase de cintas publicitarias del ejército americano, lo que demuestra que los tiempos han cambiado es que ese papel lo empiecen a asumir empresas tecnológicas como Google. No deja de ser un paso lógico. Al fin y al cabo Google está escalando pasito a pasito posiciones para dominar el mundo. Fuera de esto, Los Becarios tiene toda la pinta de ser una película amable, con los toques justos de humor gamberro, que puede cumplir su papel nada pretencioso de hacerte pasar un par de horas relajado. Y si a la salida tienes unas ganas irrefrenables de comprarte un Nexus 4 es que ha cumplido su cometido.

El momento clave

John Goodman ha sustituido a Morgan Freeman como el actor que está en todas las películas del mundo.

¿Por qué ir a verla?

Para olvidar durante un rato que Google te espía.

La bicicleta verde

Hablar de la situación de la mujer en Arabia Saudí a través de los ojos de una niña y bajo la dirección de Haifaa Al-Mansour, que también es mujer, propone ya de partida un documento interesante. Una rareza tal, que se trata de la primera película dirigida por una mujer en la historia del país. Sólo por eso va a merecer la pena escuchar lo que nos tenga que decir. Porque desde occidente somos muy dados, tanto una corriente de pensamiento como otra, a creer que sabemos positivamente lo que siente la población femenina de esos países y lo que habría que hacer al respecto. Habiendo sido además una de las sensaciones de la pasada edición del Festival de Venecia, esta pequeña historia sobre una niña que quiere una bici aspira a convertirse en uno de esos pequeños lujos de la cartelera.

El momento clave

¿Os habéis fijado en que los centros comerciales de todo el mundo son exactamente iguales? Por cosas como éstas me acojona la globalización.

¿Por qué ir a verla?

Porque se trata de una obra única.

Encierro 3D: bull running in Pamplona

No creo que nadie que me conozca se atreva a acusarme de ser un amante del folklore patrio, pero tengo que rendirme ante la espectacularidad de algunas de las imágenes de este tráiler: ese plano inicial con toda la gente en la plaza o los pañuelos rojos al aire son para quitar el hipo. Dicho esto, creo que tendría que volver a nacer para gastar diez euros para ver encierros en una sala de cine durante hora y media. Y me atrevo a ir más lejos: no creo que mucha gente lo haga. Y da más pereza aun cuando las gafas 3D entran en la ecuación y con ese tono épico que parecen haber querido dotarle al asunto. Ellos mismos saben que el exotismo de la propuesta puede tener más recorrido lejos de nuestras fronteras y por eso han decidido titularla también en inglés.

El momento clave

Jamás pensé que iba a ver estrenarse una película con este título.

¿Por qué ir a verla?

Porque todos los meses de julio estás pendiente de la tele a las ocho de la mañana para ver los encierros.

Completan los estrenos Crulic y Comediantes, con el sol en la maleta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s