Recuperando el Orgullo

A diferencia de la mayoría de la gente, yo no tengo muchos amigos gais (sí, amigos, ése es el plural de gay según la Real Academia Española). “¿Se lo repito? Ga-is”, que diría Imanol Arias. Pero sí hay algunos, a los que quiero bien, en atención de los cuales va mi nueva contribución a ‘Diez temas 10’.

Pero no por el simple hecho de que hoy sea el día grande de las fiestas del Orgullo, no. Es más bien porque estoy preocupado. Muy preocupado, la verdad, desde el pasado jueves, cuando conocí la fatal noticia de la nómina de, llamémoslo de momento, artistas que componían el cartel del concierto de aquella jornada en la emblemática plaza madrileña de Callao. Cuidado que van: Malena Gracia, Leticia Sabater, Rebecca… Y Yurena (sí, Tamara, Ámbar, comoquiera que la conocieseis en su momento). Todos conmigo: WTF!

La reflexión es clara. ¿Qué ha ido mal en la evolución del imaginario cultural del colectivo LGTB para haber renovado sus referentes con tan poco gusto? Resulta que hemos pasado del glam que desprenden nombres como los de Elton John, Gloria Gaynor, Freddie Mercury, Madonna o George Michael a lo más granado del marujeo y de la telebasura. ¿Dónde quedan los grandes himnos del movimiento LGTB?

De acuerdo en que estamos en plena posmodernidad y que parece que, ayudados por las globalizadoras tecnologías de la comunicación y la información, son tiempos de desvirtuar toda referencia para dar con otras nuevas. Puedo entender también a quien me diga “es que el mundo gay no sólo es estilo y glamour, sino que también se ha caracterizado tradicionalmente por el kitsch, el pastiche, el trash, bla, bla, bla”; vale, pero hagamos memoria: es que hace treinta años, todo eso estaba representado en figuras como, por ejemplo, las de Pedro Almodóvar o Alaska, en España, o en nombres como Cindy Lauper o La Lupe allende nuestras fronteras; a todas luces personajes que, gustos aparte, son reconocidos como auténticos artistas. Hoy, de esa heterogénea ‘escuela’ parecen haberse apoderado el barriobajismo más puro de Telecinco y la canción más cani del verano.

Juddy Garland

Juddy Garland, en ‘El mago de Oz’

En serio, ¿Malena Gracia? ¿Yurena? ¿LETICIA SABATER? Dejando a un lado la reconversión de la ‘supermarchosa con mucha marcha’ como “artista del Partido Popular”, no puedo por menos llevarme las manos a la cabeza tras comprobar impávido cómo semejantes personajes han sido aupados en forma de iconos gais y aceptados por toda la comunidad. Yo sé que los tiempos de Judy Garland quedan ya muy atrás y que las nuevas generaciones necesitan nuevos referentes, pero ¿no valía con rescatar a Mónica Naranjo, que quince años después parece que aún sobrevive y que, por lo menos, canta bastante bien?

A mí todo esto me suena a como si en el Festival de Eurovisión, tan idealizado por cierto por gran parte de la comunidad gay, cambiáramos el lugar en la historia del icónico Diva, de Dana Internacional, por el Chiqui, chiqui. ¿Es gracioso? Sí, pero yo no me llevaría a Rodolfo Chiliquatre a reivindicar nada.

Ojo, soy consciente de que decir a un individuo o colectivo, más si este se caracteriza por un rasgo no mayoritario, cuáles deben ser sus referentes, gustos y sentimientos suena a paternalismo derechoso (o a periodismo deportivo). Pero con mi discurso, no aspiro ni mucho menos a erigirme en adalid de la construcción de un nuevo orden en el imaginario gay. No. Esto no lo hago por el orgullo del movimiento LGTB, que también. Lo hago por el de la música. Y por que todos podamos celebrar la progresiva visibilidad de la comunidad gay con algo de dignidad. Insisto, ¿Leticia Sabater? Si los héroes de Stonewall vieran cómo se conmemora su histórica lucha en España…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s