Estrenos 16 de agosto

La película de la semana: Elysium

El mes de agosto nos sigue ofreciendo estrenos bastante pobres. Después de que Jorge me sustituyera la semana pasada (prueba superada, ya recurriremos más a él) y criticara mi afición masoquista a las superproducciones americanas, creo que debo hacerle caso voy a ignorarle por completo y seguir mi particular odisea de agosto, en la que con Elysium encadeno tres estrenos en los que la humanidad vive amenazada. Hay algo que engancha de estos blockbusters épicos, yo creo que es la esperanza de que llegue el día en el que veamos uno y la humanidad no se salve, sino que pase a la historia en un momentito y los enemigos salgan victoriosos. No creo que sea el caso de Elysium, pero por intentarlo que no quede.

Predicciones infundadas

A Elysium le pasará un poco como a Distrito 9, la otra película que ha dirigido Neill Blomkamp hasta el momento: tendrá un planteamiento muy interesante y la construcción de todo el universo de ciencia ficción será de lo mejor que veamos, pero cuando llegue el momento de hacer avanzar la trama y se empiece a recurrir a los trucos que hemos visto mil veces, la cosa caerá sin remedio. Y como con la trama, a medias también quedarán el duelo actoral entre Jodie Foster y Matt Damon, el desarrollo de los conflictos entre ricos y pobres o el propio Elysium, del que saldremos queriendo saber más. Será, en definitiva, una de esas películas de las que no sales enfadado, pero sí pensando que podría haber sido una buena película si se hubieran tomado mejores decisiones.

El momento clave

¿Se puede empezar el tráiler de una peli de acción sin sobrevolar la ciudad o está prohibido por ley?

¿Por qué ir a verla?

Porque como yo, quieres hacer el triplete de pelis en las que un americano guapete nos salva de la extinción.

Aviones

Empieza diciendo el avance “del universo de Cars” y yo me pregunto: ¿sólo el universo? Un avión joven y torpe, pero con un sueño, tendrá que competir contra aeroplanos mucho más potentes que él en una misión que se antoja imposible, pero que lo logrará sólo gracias a la inestimable ayuda de sus amigos, entre ellos uno medio tonto. Sólo entonces se dará cuenta de que, aunque ganar es importante, lo verdaderamente esencial es tener amigos con los que compartir esos momentos. Habrá que ver el resultado para descubrir si se han limitado a cambiar la palabra “cars” por “planes” o se han esforzado un pelín más, aunque la impresión que da es la de un producto hecho sin demasiado entusiasmo, con el piloto automático (lo siento, tenía que hacerlo).

El momento clave

¿Por qué el avión mejicano? ¿Por qué?

¿Por qué ir a verla?

Porque si es de dibujitos vas a ver hasta una peli de los anuncios de las pastillas Juanola.

Paraíso: Amor

La trilogía Paradise de Ulrich Seidl lleva meses recorriendo festivales de todas partes y causando estupor y admiración a partes iguales. Paradise Love, su primera entrega, nos habla de una mujer que viaja a Kenia para hacer turismo sexual, y parece que no se va a andar con medias tintas. No digo que vaya a contar las cosas tal y como pasan en la realidad, pero lo que es seguro es que la versión del director no va a ser descafeinada, será cruda y desagradable a ratos y pondrá a prueba nuestras barreras morales. Los dos episodios que completan la obra se estrenarán en las próximas semanas, así que no descarto hacer una crítica de la trilogía cuando sea el momento.

El momento clave

Hay varias imágenes poderosas, pero me quedo con la del segundo 46, con las mujeres tomando el sol y los keniatas parados observando tras las barreras.

¿Por qué ir a verla?

Porque es la propuesta más interesante de la semana. Promete ser diferente.

Una casa en Córcega

Te pueden poner una música mona y unos planos preciosos de la naturaleza, pero lo que pasa en el tráiler es esto: Una chica hereda una casa en medio de la nada, su familia quiere que la venda y ella no, va a verla, le gusta, no le gusta, le gusta, dice que no se queda, sufre, se queda, sufre y mira al horizonte. No voy a negar la posibilidad de que sea una obra extraordinaria, pero la historia de esta chica replanteándose su vida por mudarse de piso mientras pasea por el campo, alimenta ovejas y mira cosas me da una pereza que sólo la recomendación de un par de personas que se atrevan a meterse en la sala tiene alguna posibilidad de salvar.

El momento clave

La protagonista pasa por unos veinte estados de ánimo en minuto y medio.

¿Por qué ir a verla?

Porque para ti recoger un paquete en correos es una aventura trepidante.

Exorcismo en Georgia

Lo primero que merece la pena comentar es la afición que han cogido los americanos últimamente a las historias de esclavos negros del siglo XIX. Que en tan poco tiempo coincidan películas tan diferentes como esta, Lincoln, Django y la esperada 12 Years a Slave indica que ya estamos hablando de tendencia y no de coincidencia. Las conclusiones las dejamos para otro día, porque me quedo sin sitio para decir que Exorcismo en Georgia me recuerda demasiado a una versión low cost de la reciente y recomendable Expediente Warren, lo que seguramente sea una comparación que no pueda resistir. Por cierto: ¿dónde está el exorcismo?

El momento clave

Los “basados en hechos reales” de este tipo de películas me inquietan sobremanera.

¿Por qué ir a verla?

Porque ya has visto Expediente Warren y tampoco eres muy exigente.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s