Mud: Adoremos a Jeff Nichols

 Mud podría haber sido otra película. Los personajes perdidos, el ambiente, las pistolas, la damisela en apuros y hasta los caza-recompensas clamaban por un western actual con sabor a John Ford. Podría haber sido incluso una buena película, pero el todopoderoso Jeff Nichols decidió que la historia necesitaba verse con otros ojos, unos que pudieran encontrar el idealismo a esos cowboys que ya fracasaron mil veces pero necesitan volver a hacerlo. Nadie puede mirar así salvo un niño.

Cuando cualquiera ve a Mud (McConaughey) agarrándose inútilmente a la única idea que le queda para que su vida no sea un completo absurdo, un niño ve el amor verdadero. Por el que se mata, se resiste hasta el fin y se va uno a vivir a islotes desiertos. La yonki y el paleto son de repente Romeo y Julieta, Tristán e Isolda y hasta John y Yoko. Y Ellis, que así se llama el chaval, no tiene más remedio que creer en su fantasía y ver lo que nadie más ve. Su única opción es luchar por mantener esa idea absoluta y final del amor que su entorno se ha encargado de negarle insistentemente.  Es un juego en el que sólo puede perder, pero un niño no entiende de esas lógicas de mayores.

Podría hablar más y más sobre la historia, que si gustáis defenderé en los comentarios con el cuchillo entre los dientes, pero como ver Mud es obligatorio a partir de ahora, prefiero centrarme en babear con el talento de Jeff Nichols. El director americano ha sido capaz con sólo tres películas de convertirse en uno de esos cineastas cuyos estrenos se subrayan en amarillo en el calendario. Me atrevo a decir que es lo más importante que le ha pasado al cine americano en los últimos años, así de flipado estoy.

Y es que no es para menos, porque lo que hace Nichols con los espacios de sus historias es de la liga de los Coen y pocos más. Si Take Shelter era realismo mágico, Mud es realismo sucio, de esos con cabelleras grasientas, tierra en las botas y serpientes bajo las piedras. Que los actores parezcan lugareños hasta el punto de que al salir no puedas imaginarlos fuera de ese pueblo de mala muerte y que su sudor huela a través de la pantalla. Que la cámara se mueva lo justo para que siempre tengamos enfrente el cuadro más bello posible. Eso es de genio.

Eso sí, los méritos de Nichols no son exclusivos. Ya hemos hablado de los actores (¿de dónde narices ha salido ese niño?), casi todos primeras espadas que aquí se conforman con un segundo plano para que lo que brille sea el conjunto. También el director de fotografía, un fijo en el equipo del director, se gana el sueldo con sus imágenes que son más América que la propia América. Y ya para cantar bingo, la mejor banda sonora de lo que llevamos de año, de esas que meses después sigues escuchando cuando ya has olvidado la película.

No escuches a las voces demoniacas que dicen que Mud es lenta, aburrida o que los personajes sólo se desarrollan a medias. Sí es cierto que pide algo a cambio, no puedes verla con la actitud ultrapasiva con la que se degustan los hostiazos de Pacific Rim. Pero si te portas bien, si te dejas conquistar por cada cuidado detalle de la historia y te acomodas al compás marcado por Nichols, te prometo que va a ser difícil que no salgas encantado con una de las películas del año.

Lo que dije de Mud

Jeff Nichols ha demostrado en su breve carrera que es un maestro del relato americano moderno, más cerca de sus compatriotas novelistas (Cormac McCarthy o Philip Roth) que de los cineastas. Y si las críticas se han apresurado a comparar la historia con Las Aventuras de Tom Sawyer, no me cabe duda de que estaremos ante ese estilo otra vez. Todo se contará con la cámara moviéndose incansable en busca del plano más estético en cada momento y una música que nos llevará de la mano a la América más profunda.

Es raro en estos días, y por tanto muy de agradecer, que los directores tengan un estilo propio y reconocible. No hablo de trazos de un estilo propio como pueden tener Nolan o Fincher, sino de ver cinco minutos de una película y saber quién está detrás de las cámaras. Seguro que con los años se atreverá con nuevas vías, talento le sobra por todas partes, pero de momento la fórmula es, al menos estéticamente, de lo mejorcito que se puede encontrar por ahí.

Nos promete el tráiler que veremos la mejor actuación de la carrera de McConaughey, cosa que mirando el historial del actor, no me parece demasiado difícil. Si la interpretación es memorable empezará a sonar como candidato a los Oscar, aunque eso no es excusa para que nos dejemos de deleitar con los secundarios que le rodean, entre los que gente como Sam Shepard, Reese Witherspoon o Michael Shannon prometen ayudarnos un poco más a introducirnos por completo en la atmósfera que Nichols ha construido para nuestro disfrute.

Como ya he dicho en la crítica, pese a sus magistrales interpretaciones, todos los actores prefieren quedar en segundo plano para así fundirse con el ambiente. La única excepción sería Matthew McConaughey, que sin ser yo un experto en su obra ni mucho menos, dudo que haya hecho nada remotamente a la altura de Mud. ¿Oscar? McConaughey ha cogido sitio en la carrera antes que nadie, pero la película da para muchísimas nominaciones más que la del protagonista. Veremos lo que nos trae el otoño.

¿Qué gafas me llevo?

 mud-926x1024

Entonces: ¿voy a verla?

¿Qué haces todavía leyendo?

Anuncios

4 Respuestas a “Mud: Adoremos a Jeff Nichols

  1. Bueno, te voy a ser sincero, me ha pesado más esto:

    “Un precioso retrato adolescente. (…) Nichols describe admirablemente la fascinación de estos chavales hacia el peligro desconocido (…) todo respira en esta preciosa película.”

    Carlos Boyero: Diario El País

  2. Y por cierto:

    “(¿de dónde narices ha salido ese niño?)”

    No sé a cuál de los dos te refieres, pero uno de ellos era el hermano menor de “El árbol de la vida”. :P

  3. A ese me refiero, un crack. Y no sé quien es ese tal señor Boyero, ni que fuera un crítico consagrado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s