Cruce de caminos: lo que empieza en autopista, acaba en comarcal

El principal problema de Cruce de Caminos es que promete mucho más de los que da. Unos personajes interesantes, una narrativa novedosa y un director con gran habilidad para llenar de vida sus cuadros se quedan cortos en medio de una historia mediocre que va consiguiendo poco a poco que el espectador más atento y paciente termine esperando con ilusión el momento del fundido a negro final.

Comienzan bien las cosas con un Ryan Gosling que se come con patatas la pantalla. Interpreta a Luke, un motorista que trabaja como conductor especialista en una atracción de feria. Guapo, más chulo que un ocho y con el pitillo permanentemente en la boca, tratará de sentar la cabeza de manera muy peculiar cuando descubre que es padre de un bebé. Su colección de malas decisiones combinadas con un carisma brutal hacen que cojamos cariño a un personaje cuya comparación con el protagonista de Drive se hace inevitable. Sin duda, su icónica interpretación de Driver quedará en la memoria colectiva durante mucho más tiempo, pero aquí Gosling es capaz de dotar al personaje de ciertos matices risueños e infantiles que colocan su interpretación como una de las cosas a rescatar de la película.

El resto del elenco se cae en la comparación, aunque no es culpa suya sino de unos personajes mucho menos interesantes, como sucede con todo el metraje una vez que Ryan Gosling desaparece de la historia. No os preocupéis, no os acabo de fastidiar la película, sino que su estructura se articula en forma de tres pequeñas historias separadas por largas elipsis. A la primera que ya conocemos, se le suman la de un policía (Bradley Cooper) que después de convertirse en héroe por accidente afronta ciertos problemas con la corrupción dentro del cuerpo y la de los hijos de ambos (Gosling y Cooper) que ya adolescentes, entablan una tortuosa amistad en el instituto.

Las historias, como ya sospecharéis, se tocan unas con otras en lo que pretende ser una alegoría de cómo hay momentos que nos persiguen toda la vida sin importar cuánto los hayamos intentado dejar atrás. Lamentablemente, esta estructura termina siendo un lastre por el escaso interés que despiertan las dos últimas historias, especialmente la de los chavales, que en lugar de servir de conclusión se convierte en una suerte de eterno epílogo en el que nada nos importa demasiado. Con unos personajes a los que no nos da tiempo a conocer mínimamente, y mucho menos a empatizar con ellos, la película no resiste sin la presencia de su protagonista moral.

Tampoco ayuda a la digestión una duración excesiva, casi dos horas y media de las que da la sensación que se podrían haber extirpado al menos treinta minutos. También hubieran ayudado un par de puntitos menos de pretensiones del director, pues pese a que el talento de Derek Cianfrance está fuera de toda duda y seguro que nos regalará grandes películas en el futuro, en este caso lo que vemos es un estilo ampuloso que no encuentra hueco por ningún sitio a partir de la segunda hora de película. Ni siquiera una bella conclusión es capaz de hacernos olvidar que, al final, nos hemos aburrido como ostras durante la mayor parte del tiempo.

Lo que dije de Cruce de caminos

Por lo que entiendo, el señor Gosling vive tranquilamente haciendo el cabra con su moto hasta que descubre que tiene un crío y decide sentar la cabeza.

Hasta aquí bien.

Como no tiene pasta, en vez de volver a su trabajo anterior, decide que es mucho más práctico volverse delincuente.

Yo me imaginaba que era un motorista superstar, pero evidentemente su trabajo de atracción de feria es una actividad mucho menos rentable que andar atracando bancos.

Bradley Cooper, que se verá obligado a lidiar con la corrupción de la policía, será el encargado de detener al motorista, lo que será un trabajo que le consuma y afecte al resto de su vida.

El camino para que esto pase es completamente distinto del que había imaginado, pues no sospechaba nada acerca de la peculiar estructura de la peli, pero sorprendentemente lo clavo bastante.

De la crítica que recojo a continuación como “momento clave” extraigo que los hijos serán un elemento importante. Espero que no se caiga en la jugada facilona de poner a los hijos haciendo cosas chungas como las que han visto hacer a sus padres para mostrarnos que los actos tienen consecuencias.

De nuevo es un sí pero no. Entiendo que la moraleja de su parte de la historia es el clásico “de aquellos barros vienen estos lodos”, pero la ejecución es mucho menos cutre de lo que podría haber sido. Los problemas de su historia vienen más bien por el poco interés que despiertan y su manera errática de actuar que por haber caído en el recurso facilongo.

Si eso pasa, al menos podremos disfrutar con el estilo de Derek Cianface, que según dicen los que vieron Blue Valentine es un tipo que sabe lo que hace con las imágenes.

Sigo sin haberla visto, pero después de haber visto Cruce de Caminos no dudo que con una historia un poco más atinada, Cianface puede ser un muy buen director de cine.

¿Qué gafas me llevo?

 crucedecaminos-926x1024

Entonces: ¿voy a verla?

No suelo hacer apología de las descargas y ese tipo de cosas, porque me gusta ir al cine y, al paso que vamos, sólo vamos a poder ver superhéroes en 3D de aquí a un tiempo, pero en este caso voy a hacer una excepción. Buscad la película en vuestro ordenador (está en buena calidad) y poneos la primera de las historias, la que merece la pena. En cuanto acabe, papelera de reciclaje. Eso sí, la semana que viene vais dos veces al cine para compensar.

Anuncios

6 Respuestas a “Cruce de caminos: lo que empieza en autopista, acaba en comarcal

  1. Es cierto, coincido plenamente en la recomendación del visionado de la primera parte de la peli sin necesidad ninguna de tener que soportar las otras dos historias ni de ver como se va a pique una peli que arranca BASTANTE interesante.

  2. “Su icónica interpretación de Driver quedará en la memoria colectiva durante mucho más tiempo”

    ¿En Driver interpretaba? Pensaba que habían usado un muñeco de cera con sus rasgos faciales. La que sí ha quedado en mi memoria colectiva es la “interpretación” de Only God Forgives. Me estoy tratando con el espíritu de Jung para poder olvidarla. xD

    En cuanto a esta peli, he visto el final varias veces en el cine, y gracias a tu crítica ya entiendo un poco cómo se llega adónde se llega.

  3. Mira que el adjetivo está buscado con cuidado. Digo icónica y no magistral, potente ni ninguna otra cosa. Dices que es un muñeco de cera, pero no vas a olvidar a un muñeco de cera conduciendo y matando peña en muchos años. Si eso no es icónico… XD

  4. Mmmmmm, hilo finas, crítico prejuicioso.

    Icónico, ca.
    1. adj. Perteneciente o relativo al icono (‖ representación).

    En consecuencia:

    Icono o ícono.
    (Del fr. icône, este del ruso ikona, y este del gr. bizant. εἰκών, -όνος).
    1. m. Representación religiosa de pincel o relieve, usada en las iglesias cristianas orientales.
    2. m. Tabla pintada con técnica bizantina.
    3. m. Signo que mantiene una relación de semejanza con el objeto representado; p. ej., las señales de cruce, badén o curva en las carreteras.

    Te lo doy por válido, siempre y cuando te refieras a Ryan Gosling como icono dentro de las definiciones 2 y 3. Además el ejemplo de 3 está muy bien traído, ¿no va precisamente de curvas y carreteras?

  5. A mí me gusta bastante más su interpretación en Cruce de caminos, también porque me gusta o me creo más ese personaje que los de Nicolas Winding Refn, más humano y menos espiritual o simbólico, y con mejores matices. Pero claro, entiendo y estoy de acuerdo con que no trasciende igual que el Gosling de Drive, pues el mito se ve desmitificado por la poca eficacia emocional de las dos hostorias que la suceden.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s