Estrenos 20 de septiembre

La película de la semana: Rush

No me interesa en absoluto el mundo del motor. Las carreras de motos me entretienen, pero la Fórmula 1 me parece uno de los deportes más aburridos que existen en el mundo. Evidentemente es cuestión de opiniones, pero no entiendo como una carrera en la que la mitad de adelantamientos se producen mientras se echa gasolina le puede resultar a tanta gente la cosa más apasionante que ver los domingos. Con ese punto de partida, comprenderéis que cuando supe de la existencia de Rush me invadiera una pereza infinita, máxime cuando la dirige Ron Howard, un tipo que ha demostrado ser solvente e irrelevante a partes iguales. Pero claro, vi el pedazo de tráiler que os pongo a continuación y me cambió la cara.

Predicciones infundadas

Hay poderosísimas razones para que piense que esta película va a parecerme un pestiño, empezando por el ya mencionado Ron Howard, al que no admiro nada más que en su faceta de narrador de la imprescindible Arrested Development. También está claro que puede caer en el disco rayado de la típica competición entre dos personalidades opuestas y dejarse llevar de cliché en cliché sin ningún tipo de riesgo. Pero lo espectacular de las carreras mostradas en el tráiler me hace dejar todo el raciocinio a un lado y querer creer que puede ser una buena película de entretenimiento. Para que eso pase tendrían que cumplirse al menos unos cuantos requisitos: que el editor del tráiler no nos haya engañado y las carreras sean tan impresionantes como parecen, que los personajes no sean un arquetipo con patas y melena y que las historias personales no den vergüenza ajena. No me fio un pelo del amigo Howard, pero sí de los actores protagonistas y de una historia real en la que hay material de sobra para sacar una buena historia.

 El momento clave

Puede sonar un poco macabro, pero los accidentes a cámara lenta son increíbles.

¿Por qué ir a verla?

Puede que sea la primera carrera de Fórmula 1 realmente entretenida que has visto en años.

Jobs

Si no fuera porque Steve Jobs es considerado hoy algo así como un semidiós por una gran cantidad de gente, lo que tendríamos delante sería un ejemplo de biopic insulso y poco arriesgado. Pero como el personaje es el que es, no nos queda más remedio que prestarle atención. Es relevante porque importa ver cómo el cine estadounidense retrata por primera vez (no dudéis que vendrán muchas más) a uno de sus héroes más recientes, y la impresión que deja el tráiler es que la condescendencia y la postración ante el fundador de la compañía de la manzana será la norma. Vamos, que me huelo una americanada de padre y muy señor mío que pasará de puntillas por un personaje mucho más interesante y complejo que cuatro discursos y una historia de superación personal.

El momento clave

¿No es un poco feo que el tráiler pudiera ser perfectamente un anuncio de la compañía?

¿Por qué ir a verla?

Garantizado el placer sexual para devotos de Apple.

R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal

Ese truco malicioso de poner a Jeff Bridges en medio de lo que a todas luces va a ser un despropósito es jugar sucio. Porque Bridges mola, y su aura puede contagiar el resto de la película y hacernos creer que algo bueno puede salir de ahí. Menos mal que le acompaña Ryan Reynolds, uno de los actores con menos carisma de Hollywood, ejerciendo de contrapeso. Parece que han cogido Men in Black, han cambiado kétchup  por mayonesa y nos quieren hacer pasar por caja otra vez vendiéndonos que es algo nuevo. El problema es que en la nueva receta se han olvidado de la sal, y que después de unos cuantos años la carne de la hamburguesa empieza a saber a rancio.

El momento clave

Jeff Bridges apartando la mano con chulería cuando le presentan a Ryan Reynolds. Creo que usar este tic nos puede dar una pista del nivelón de R.I.P.D.

¿Por qué ir a verla?

Porque eso de tener cerebro no va contigo.

Omnívoros

Este tráiler, y por extensión la película, no es para todos los estómagos. Cierra el avance con la reveladora frase “aquí no se viene a observar, se viene a participar” y creo que ahí está encerrado el objetivo de la película. Desde el momento en el que nuestro punto de vista viene de fuera, de un periodista ajeno al mundillo, nuestro ojo equivale al suyo, unos invitados más en aquel festival del horror, y el objetivo no es otro que conseguir hacernos partícipes, colaboradores de la atrocidad. Aplaudo esta (otra más) interesante propuesta de un cine de terror patrio que se atreve con el terror en el sentido más estricto de la palabra. Ese que se centra más en hacernos pasar un mal rato, en angustiarnos, que en crear cinco sustos a partir del virtuosismo de los montadores.

El momento clave

Cualquier imagen de las personas colgadas como vacas en una carnicería. Mantener la vista en la pantalla se convierte en un desafío.

¿Por qué ir a verla?

Si disfrutas del cine de terror no lo dudaría. Hay que recompensar la valentía de Óscar Rojo y los que han luchado por sacar esto adelante.

Justin y la espada del valor

No es por nada, pero eso del chavalote un tanto torpe que se enfrenta a una misión por encima de sus posibilidades ya lo hemos visto unas cuantas veces. Y no hablo en abstracto, porque reconozco que es una atractiva estructura clásica, hablo de películas de animación 3D recientes como Cómo entrenar a tu dragón o Kung-Fu Panda. Nos queda entonces verla porque es un producto de animación español con el mérito que eso tiene. El problema es que no hay absolutamente nada que nos haga pensar que no es una peli americana, y yo para ver sucedáneos, si es por el mismo precio me quedo con la “real thing y por eso pido un poquito más de riesgo para futuros macroproyectos de animación españoles. Estoy seguro de que el público respondería.

El momento clave

¿Qué aporta exactamente eso de “Antonio Banderas presenta”?

¿Por qué ir a verla?

Porque consideras que hacer lo que Antonio Banderas te dice es una buena forma de guiar tus pasos en la vida.

Completan los estrenos Thérèse D., Para Elisa, La maleta de Marta e Incondicional

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s