Bienestar capado

Al trabajo se viene a trabajar, no a estar con los amigotes. Es lo que cree una gran parte de las empresas estadounidenses, ya que el 20 % de los empleados del país norteamericano tiene cortado el acceso a Facebook desde su puesto. Todo ello pese a las recomendaciones de diversos especialistas en redes sociales, que tratan de incentivar su uso dentro del ámbito laboral como un canal más de comunicación e interacción entre los currantes.

Muchos de los jóvenes que comienzan su experiencia profesional no pueden entender el trabajo sin tener una pestaña de Facebook abierta. Al fin y al cabo, tampoco es tan difícil echarle un ojo de vez en cuando, en los ratos libres, especialmente si llevas toda la vida siendo un individuo multitarea. Pero la tentación siempre es grande y por eso está tan aceptado cortar el acceso. En el fondo, siempre se corre el riesgo de dejar la oficina por un momento, aunque sea de manera virtual, cuando nuestra mente echa a volar.

Esa idea, la de salir del lugar de trabajo, no le gusta mucho a Marissa Mayer, consejera delegada de Yahoo!, quien se ha manifestado alguna vez en contra del teletrabajo. Ella cree que “se sacrifica la velocidad y la calidad cuando trabajamos desde casa” y que una empresa deja de tener dinamismo si sus empleados no están en el mismo sitio, compartiendo charlas que pueden parecen insustanciales pero pueden acabar en una buena idea, fortuita pero pulida en común.

Eso sí, el teletrabajo podría ahorrar miles de millones a la economía de un país, entre los transportes públicos que dejarían de circular y las calefacciones de las oficinas que no estarían consumiendo recursos, entre otras muchas partidas de gasto. Además, permitiría conciliar la vida profesional y la familiar, elemento clave de cualquier sociedad del bienestar que se precie. Del bienestar mientras dure, que parece que no será por muchos años gracias a las recetas austericidas.

Puede que lo que Mayer quiera sea espiar lo que hacen sus empleados en todo momento, echar un vistazo desde la coronilla de los trabajadores, para cerciorarse de que no están en Facebook. Pero para eso también podría poner el mismo filtro que tiene que sufrir uno de cada cinco curritos yankees y capar la conexión a internet, al bienestar que nos provee Facebook. En cualquier caso, a los de Yahoo! no les vendrá mal pasar tiempo juntos y hacer un poco de team building.

***

Foto de portada: Mujer consulta Facebook desde el trabajo (Foto: marshillonilne)

Anuncios

Una respuesta a “Bienestar capado

  1. Pues qué quieres que te diga, yo estoy de acuerdo con la tipa de Yahoo! Trabajar en casa puede estar muy bien para conciliar, pero a veces conciliar resulta agotador, no permite refrescar las ideas de uno y provoca cierto estancamiento; mientras que compartir con tus compañeros puede ayudar a ser más ocurrente o productivo, o por lo menos permite que uno se pueda quejar colectivamente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s