Tributo a la mejor música (y a la menos buena)

Lo sentimos por nuestro fans, las limitaciones de Spotify nos impiden esta vez adjuntar una playlist.

Hoy paso por esta tribuna libre para inmiscuirme brevemente, y con permiso de Javi Roiz, en el mundo de la televisión, como punto de partida para dar con los ‘Diez temas 10’ de hoy. Se dice que en España no se hace buena televisión y no gastaré el más mínimo esfuerzo en acabar con ese estigma, pero si rebuscamos bien podremos encontrar algunas honrosas excepciones. La última que he podido detectar corre a cargo, una vez más, de Canal Plus, que se ha lanzado a producir un programa de esos que, a poco que te guste la música, sientes la necesidad de ver, y escuchar, sí o sí.

Hablamos de ‘Un lugar llamado mundo’, la versión televisiva de la aventura de la cervecera San Miguel, que sigue la línea del peculiar programa radiofónico homónimo que emite Europa FM la tarde de los sábados. En el formato de Canal Plus, los célebres Toni Garrido -cuya inconfundible voz ha sido una de las grandes protagonistas en la radio de la última década- y Javier Limón -reconocido productor musical ganador de ocho premios Grammy- cambian las tornas para ser el aventurero productor y el presentador, respectivamente, de un ‘invento’ con ambición de convertirse en referente de la escena musical a nivel internacional. Todo aderezado, para añadir más valor al producto, con la valiosa realización del cineasta David Trueba.

En cada edición de este programa de emisión mensual, Garrido y Limón arrejuntan a distintos músicos y bandas de distintos estilos y nacionalidades que interactúan entre ellos hasta escenificar un pequeño concierto con temas y géneros que les son a menudo totalmente ajenos a los que cultivan habitualmente. Para ilustrarlo mejor con un ejemplo, en el primer programa, emitido el pasado 16 de septiembre, se suben al escenario (en la foto que abre este artículo) los granadinos Lori Meyers acompañados por la banda británica Editors y la cantautora malagueña Anni B Sweet. El resultado de tan prometedora combinación, como parece también de las que vengan, es la mejor muestra de esa universalidad de la música que profesa ‘Un lugar llamado mundo’, para la que nada importa de dónde vienes o adónde vas, sino quién eres y cuánto puedes llegar a emocionar a quien te escucha.

Javier Limón (derecha) y Kiko Veneno disfrutan de la actuación de la banda Manel. Fuente: Canal Plus

En la segunda entrega, por seguir con los ejemplos, Kiko Veneno comparte su arte con Iván Ferreiro y los ‘catalanocantantes’ Manel, mientras que en la siguiente el protagonismo lo acaparará un peculiar trío formado por la voz de Soleá Morente, la guitarra del libertine Carl Barât y el acompañamiento del considerado por muchos sucesor de Serge Gaingsbourg, el también francés Benjamin Biolay. Tal es la vocación internacional que declara el título de tan seductora iniciativa. Y la cosa promete mejorar incluso más con el paso de los trece episodios previstos para la primera temporada. Sin ir más lejos, Rolling Stone ha avanzado ya que durante esta temporada coincidirán en un show grabado en la madrileña Joy Slava nada menos que la personalidad del a menudo indescritpible John Grant con los grupos L.A. y Vampire Weekend, aprovechando su reciente paso por el Dcode Festival 2013 celebrado en la capital el pasado 14 de septiembre.

En un formato que recuerda al envidiado ‘Later… with Jools Holland’ de la BBC, Garrido quiere convertir a su programa, a pesar de ese comercial nombre un tanto ñoño que podría desincentivar al público que no conozca lo que en su interior se cuece, en una parada obligatoria, a largo plazo, para los mejores músicos y grupos de todo el mundo. Habrá que permanecer atentos, pues, a lo que nos depare en próximas ediciones este cautivador formato para comprobar si cumple con las altas expectativas que inevitablemente han generado su originalidad, la buena acogida inicial del proyecto y sus ambiciosos objetivos.

A raíz de este descubrimiento, y aquí dejamos la tele para volver a la música propiamente dicha y a las canciones a las que nos obliga esta sección, resultaba interesante realizar un repaso por algunas de las colaboraciones musicales que nos sirviera para extraer un buen puñado de ejemplos de célebres actuaciones protagonizadas por un duelo (por todo lo alto… o por todo lo bajo, pero célebres por uno u otro motivo, en cualquier caso) entre reconocidos músicos y bandas con resultados desiguales pero, cuando menos, llamativos. Veamos algunos casos, esta vez si la connivencia de Spotify…

Jarabedepalo amarga el “azúcar” de Celia Cruz y Pavarotti

Sí, amigos, ¿quién iba a pensar que el tenor más grande de nuestro tiempo podría alguna vez brillar con el que, probablemente, sea el tema latino más famoso y versionado de la historia? La inolvidable Celia Cruz lo logró, sorprendiendo muy agradablemente en una de sus reuniones de amigos sobre un escenario, con Luciano Pavarotti, siempre afín a la música popular, acompañándola en el estribillo de ‘Guantanamera’. La combinación resulta en una versión muy especial que le da, si cabe, aún más fuerza al mítico hit cubano. Fuerza que, por otro lado, le resta en sus intervenciones ‘nuestro’ Pau Donés. ¿Qué carajo pintaba Jarabedepalo en todo esto?

Si Joe Strummer levantara la cabeza… la alzaría orgulloso

Pedazo de homenaje a Joe Strummer apenas unos meses después de su muerte: sobre el escenario, juntos nada menos que Bruce Springsteen, Elvis Costello, Little Steven (guitarrista de la E Street Band) y Dave Grohl, ex batería de Nirvana y líder de los exitosos Foo Fighters. Sus cuatro poderosísimas guitarras evocan la ‘llamada de Londres’ con la que hiponitzó al mundo el líder de The Clash a comienzos de los ochenta. Sin duda, la actuación de la noche en aquellos Grammy 2003.

Are You Havin’ Any Fun? Dani Martín puede, pero Tonny Bennet…

He aquí una de las mayores locuras musicales que os podréis tirar a la cara en mucho tiempo. No sé de qué forma alguien pudo engañar así al legendario e incombustible Tony Bennet (injustamente, por cierto, a la eterna sombra de Frank Sinatra incluso tras la muerte de éste), para que incluyera en su último álbum ‘Viva duets’ una colaboración con Dani Martín. Sí, el de El Canto del Loco. Pero aún entiendo menos cómo alguien tuvo la feliz idea de lanzarlo como single e, incluso, producir este vergonzante videoclip para la ocasión. Basta con verlo; como diría el amigo Bernardo, no hace falta decir nada más.

 El tropiezo de un mito

Otro al que engañaron como a un inocente chino. El portentoso Slash, probablemente el mejor guitarrista de los últimos años, es vilmente utilizado para hacer un breve solo en esta canción de la vomitivamente empalagosa Paulina Rubio y figurar como colaboración en el videoclip del sencillo ‘Nada puede cambiarme’ (sha-la-la-la-la). Por suerte para él, de quien por ahí dicen siquiera conocía a la “chica dorada”, su papel es tan discreto que el público general apenas conoce, o al menos recuerda, este turbio capítulo de su vida.

La cima del flamenco fusión

Casi una década después de deslumbrar al mundo poniendo música de sus paisanos Lagartija Nick a letras de García Lorca y Leonard Cohen en su histórico álbum ‘Omega’, el cantaor granadino Enrique Morente llevó aquella fusión con el flamenco al límite, compartiendo escenario con el reconocible guitarreo distorsionado de Sonic Youth. Tan atópica combinación llevó a una suerte de éxtasis sensorial a los asistentes de aquel Festival Heineken Greenspace, en Valencia, en 2005. Si preferís pasar de golpe a la acción, id directamente a partir del minuto 4:00 del vídeo.

La inmolación de un mito

Otro que se ha metido a bombero en más de una ocasión, pero especialmente flagrante fue la actuación durante los Grammy de 2006 en que ‘la buena señora’ de Paul McCartney permitió que violaran por enésima vez su más excelsa creación, esta vez a cargo de Jay Z y Linkin Park. Vale que una versión más o una menos que destroce Yesterday ya no importa, habida cuenta de las aberraciones que se han hecho con ella, pero, caray, que su indulgente autor sea también el primer cómplice del crimen… Decidme, ¿quién de todos está aquí más fuera de lugar?

Un rap de homenaje al rey del soul

Y a propósito de Jay Z, que no parezca que es personal, voy a hacer por redimirle con el siguiente tema. Me temo que no encaja muy bien con la temática general del artículo, pero es tan tan grande que me apetecía incluirlo sí o también. ‘Otis’ homenajea al nunca suficientemente aplaudido Otis Redding con una excelente versión remezclada de su tierna ‘Try a little tenderness’, en la que a la voz del rey del soul se superpone un rap muy malote salido de la colaboración entre Kanye West y el propio Jay Z. El resultado es incluso mejor que el tema original, eso sí, bajo una condición: se recomienda mantener la vista lejos del alcance del videoclip, su visionado podría dañar gravemente la sensibilidad de los oídos más frágiles.

EL supergrupo

Acabamos con dos supergrupos, esas bandas formadas a posteriori por músicos y miembros de otros grupos que ya eran antes famosos por sí mismos. El más célebre de ellos es, sin duda alguna, The Travelling Wilburys, formado a finales de los ochenta por el beatle George Harrison, Jeff Lynne (guitarra y compositor de la Electric Light Orchestra), Roy Orbison, Tom Petty, la percusión de Jeff Lynne y, como guinda del pastel, Bob Dylan. Cansados todos ellos de los caminos que llevaban cada uno de ellos por separado, decidieron darle emoción a sus vidas y a los oídos de sus fans con la producción de dos LP’s que fueron publicados en 1988 y 1990, después incluso de la repentina muerte de Orbison en el 88. El resultado fue un éxito de ventas y crítica, desprendiendo una mágica frescura artística al menos igual, cuando no mejor, a la suma de las que brindaban cada uno por separado.

Un quiero y no puedo con Mick Jagger a la cabeza

Para terminar, cerramos la lista con uno de los últimos célebres supergrupos, que además es de los más heterogéneos que se recuerdan. SuperHeavy, que nada tiene que ver con el género musical, reúne, entre otros nombres, al eterno Mick Jagger con la rubia de voz negra Joss Stone, David A. Stewart -Eurythmics junto a Annie Lenox- o Damian Marley, hijo del líder de The Wailers. El resultado ha sido como la mezcla que lo compone, bastante confuso: géneros indeterminados que oscilan entre el reggae, el rock o la música india. Su single de lanzamiento, Miracle Worker, no terminó de pegar al público y las fuerzas con que comenzaron inicialmente se han ido disolviendo en forma de rumores sobre la continuidad de la banda sin que siquiera hayan hecho un solo directo de su primer álbum…

***

Mayhem Revista se presenta a los Premios Bitácoras en la sección de Periodismo y Política, puedes votarnos aquí o utilizando el botón de abajo. Solo necesitas una cuenta de Facebook o Twitter. Tienes hasta el 14 de noviembre. ¡Gracias!

Votar a Mayhem Revista en los Premios Bitacoras.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s