Los ordenadores explosivos de la NSA

El aparato de ciberespionaje más sofisticado del mundo es, en realidad, la TIA. A la NSA se le fríen los superordenadores que está probando en los cuarteles generales de su Gran Hermano, en Utah, tal y como ha salido a la luz en los últimos días. Si ya de por sí es malo que nos vigilen, es todavía peor que lo hagan unos tipos que invierten cientos de miles de dólares en pirotecnia de placas de silicio y circuitos de cobre.

Casi tan dramático como este desatino es el olvido en el que ha caído el asunto de la NSA. Los titulares han ido bajando en las páginas de internet y han dejado de verse en tinta de periódico. Pero las guarradas de esta agencia siguen brotando: rompen las barreras de encriptación para acceder a tu información y graban todas tus conversaciones por teléfono. Vamos, lo que ya hacían antes. Todo el revuelo no ha servido para nada.

El interés reducido a las compras domésticas de Snowden

El interés hacia los descubrimientos de Edward Snowden ha decaído de manera tan drástica en las últimas semanas que lo que ahora interesa de su vida es que sale a hacer la compra. El muchacho se arriesga a salir a la calle porque comprar à la digitale en su situación tiene que ser, también, bastante complicado.

Pero las noticias siguen cayendo como las hojas de los árboles en estas fechas -con poco ruido y de vez en cuando- y siguen demostrando que los intereses de la agencia y del gobierno de Obama no se quedan ni en lo doméstico ni en lo preventivo. Allá donde no llegue el auto de un juez estadounidense para permitir la incautación de la vida privada de los ciudadanos, siempre habrá amigos dispuestos a utilizar métodos ilegales. Es la sospecha que se cierne sobre el caso de la proveedora de telecomunicaciones Belgacom, que tuvo alojado en su sistema un amable software de espionaje. En este caso, las miradas no apuntan directamente a la NSA sino a la inteligencia británica.

Que nadie piense que este es un problema que se ciñe a Norteamérica. No sólo porque la agencia puede conseguir información de ciudadanos no americanos sino porque este fenómeno sienta un apestoso precedente. Que hay cosas mucho mejores que exportar de la cultura y la vida estadounidenses, como esos vasos de plástico que aparecen en todas las películas de high school, que son rojos por fuera y blancos por dentro. Esos vasos son más sofisticados que un sistema de espionaje que revienta hasta sus propios ordenadores.

***

Foto de portada: Manifestación contra la NSA americana en Berlín el 7 de septiembre (Foto: PM Cheung)

Mayhem Revista se presenta a los Premios Bitácoras en la sección de Periodismo y Política, puedes votarnos aquí o utilizando el botón de abajo. Solo necesitas una cuenta de Facebook o Twitter. Tienes hasta el 14 de noviembre. ¡Gracias!

Votar a Mayhem Revista en los Premios Bitacoras.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s