Cahiers du télévision: 9 autores de cine en la pequeña pantalla

He tenido que refrenarme en esta entrada porque mi intención es, a partir de ahora, escribir semana tras semana sobre la Navidad y, en realidad, mientras escribo estas líneas todavía es noviembre. Aunque las luces de colores en las calles, los pasillos de los hipermercados con turrones y las tiendas a tope con Mariah Carey en sus hilos musicales nos adelanten la Navidad a finales de octubre, aquí todo Cristo sabe que la Navidad no empieza hasta que pasen las rebajas del Black Friday y hasta que los calendarios de adviento lo digan, es decir, hasta el 1 de diciembre. Así que, como mi corazón quería escribir sobre Navidad, pero mis dedos se negaban a seguir sus instrucciones, me acordé de ‘Fanny y Alexander’ de Ingmar Bergman, sin duda una de mis películas favoritas en la que la Navidad, además, está muy presente y que, de hecho, es una serie de televisión. Por ello, y sin que sirva de precedente, me he esforzado un poquito y he intentado rebuscar en mi cerebro (y en google) otras intervenciones de autores consagrados del séptimo arte en la televisión, porque así puedo hablar de ‘Fanny y Alexander’ y me guardo la Navidad para la semana que viene.

‘Fanny y Alexander’ de Ingmar Bergman

‘Fanny y Alexander’ no es sólo una de las mejores películas de Ingmar Bergman (que tiene tela viniendo de un director que se dedicaba a crear obras maestras una detrás de otra), sino que se trata de una de los cuentos más hermosos, tristes y perturbadores que jamás han visto estos ojitos con los que os observo. Una película-serie perfecta para ver ahora, en Navidad, rodeado de todos aquellos a los que quieres ( y a los que no quieres tanto).

‘El reino’ de Lars Von Trier

Antes de dedicarse a polemizar el Séptimo Arte con movimientos cinematográficos de guasa (Los idiotas y el Dogma 95), peleas con divas de la canción (Bailar en la oscuridad y Björk), declaraciones incendiarias sobre la figura de Hitler (Melancolía y el Festival de Cine de Cannes) y amputaciones en plano detalle de órganos sexuales femeninos (Anticristo y una escena de sexo salvaje), Lars Von Trier probó suerte (con éxito) en la televisión con la muy de culto ‘El reino’, extraña miniserie sobre un hospital; mezcla de comedia, terror y drama danés. El rey del misterio, Stephen King, llevó a cabo un remake llamado ‘Hospital Kingdom’ en el que la acción viaja de Suecia a Boston. Todo muy apetecible.

‘Twin Peaks’ de David Lynch

Para muchos, entre los que me incluyo, la Serie. Una de las más extrañas y cautivadoras creaciones de la Historia de la Televisión. Un culebrón experimental. Lo mejor que ha parido David Lynch (y eso es mucho decir). ‘Twin Peaks’ no sólo cambió la forma de entender la televisión, sino que demostró que los autores de cine tenían en la televisión la oportunidad perfecta para explorar al detalle sus obsesioness. Lynch es también autor de la serie ‘Hotel Room’, posterior a ‘Twin Peaks’ y defenestrada por muchos de los seguidores del artista. O sea, más de culto que él mismo.

‘Top of the Lake’ de Jane Campion

Jane Campion, directora de la icónica película El Piano (película en la que Anna Paquin, Sookie de ‘True Blood’, ganó un premio Oscar) y autora de un universo cinematográfico peculiarísimo en el que conviven señoras lánguidas de largas melenas con el lado más oscuro del ser humano, se lanzó el año pasado a la televisión con una producción neozelandesa de lo más bizarra llamada ‘Top of the lake’. Al frente de la serie, Elizabeth Moss, entrañable Peggy Olson de ‘Mad Men’, y de fondo un misterio con más puntos en común con ‘Twin Peaks’ que los sucedáneos de la serie de Lynch que nos han intentado meter con calzador desde que supimos quién mató a Laura Palmer.

‘Girls’ de Lena Dunham

El caso de ‘Girls’ puede pareceros un poquillo cogido por los pelos, pero Lena Dunham, la voz de nuestra generación, ha llevado a cabo la encomiable tarea de traspasar un neogénero cinematográfico a la televisión: el mumblecore, género que acoge películas de bajo presupuesto con actores casi amateurs mostrando los problemas de una generación que creía que se iba a comer el mundo y se comió una mierda. Como todo en el siglo XXI, el mumblecore es un género cinematográfico de vida fugaz. Nació en 2005 en el South by South West, festival hipster por excelencia, de la mano de directores como los hermanos Duplass o Lynn Shelton, y ahora, en 2013, el mumblecore está ya tan extendido que sus ramas se expanden a otros géneros (fabulosa la terminología mumblegore para definir la nueva ola de cine de terror independiente con títulos tan recomendables como Tú eres el siguiente, The Innkeepers, con cameo de Lena Dunham incluido, o V/H/S) e incluso empieza a atraer la mirada de los círculos más conservadores de Hollywood ( en algunas quinielas de los Oscar hay gente apostando por películas como Frances Ha, de Noam Baumbach). Y ya se sabe, y más en un género que va de la mano de ese deleznable lema hipster de “yo antes y mejor”, que cuando el mainstream vampiriza un género incipiente, el género se transforma y muere.

Decía, que se me va la olla, que Lena Dunham, a pesar de tener una corta carrera cinematográfica con una serie de cortos amateurs y un único y recomendadísimo largometraje, Tiny Furnyture, ha conseguido crear una serie de televisión con todo el espíritu mumblecore, tanto en la forma como en el espíritu y atraer no sólo a los hipsters que llegan a través de las referencias y la banda sonora, sino también a todos aquellos jóvenes que se sienten identificados con Hannah y quieren que ella sea la voz de su generación.

‘Alfred Hitchcock presenta’ de Alfred Hitchcock

Para la Historia ha quedado la silueta de Alfred Hitchcock acompañada de la inconfundible música con la que comenzaba cada capítulo de ‘Alfred Hitchcock presenta’. Una colección de cuentos de misterio y terror, todos introducidos por Alfred Hitchcock y algunos, por supuesto los mejores, dirigidos por el mismísimo Hitch. Con ‘En los límites de la realidad’ y ‘Galería Nocturna’, uno de los mejores planes para acompañar una tarde lluviosa y una taza de chocolate caliente.

‘Vientos de Agua’ de Juan José Campanella

A veces se nos olvida, cuando vemos cosas como ‘Vive cantando’ o ‘Frágiles’ que en realidad hace ya muchos muchos años que la televisión española mostró que lo que nos venden ahora como “buena ficción” es un chiste malo comparado con miniseries cuasiperfectas como ‘Crematorio’ o, lo que nos acontece hoy, ‘Vientos de Agua’. Juan José Campanella, director argentino que es capaz de conmovernos sin aburrirnos con pesados personajes recurrentes del cine argentino que hablan y hablan y no dicen nada, creó una pequeña joya llamada ‘Vientos de Agua’ en la que se mostraba el viaje de ida y vuelta de un inmigrante español a Buenos Aires. Una cosa sencilla pero contada con garbo, que es lo que siempre funciona en la televisión.

‘Mildred Pierce’ de Todd Haynes

Todd Haynes, director esteta de películas como Velvet Goldmine, I’m not there o Lejos del cielo, se apuntó a la TV con nada más y nada menos que ‘Mildred Pierce’ adaptación de la novela de James M. Cain que ya fue llevada al cine por Michael Curtiz con la poderosa Joan Crowford en el papel protagonista. La serie de Haynes está tan bien pensada que, aunque la serie completa tiene entidad propia, cada capítulo parece de una serie distinta. ‘Mildred Pierce’ comienza como un anuncio de lavadoras de los 60, muy naif y muy American Way of Life, se transforma en un drama femenino muy natural y liderado por la portentosa interpretación de Kate Winslet, y termina en plan vodevil de cine negro, con femmes fatales y giros de guión capaces de enloquecer al espectador más experimentado. Una absoluta maravilla.

‘Angels in America’ de Mike Nichols

Considerada una de las mejores series de televisión de la Historia, ‘Angels in America’ tiene no sólo algunas de las escenas más memorables de la televisión (cada segundo con Meryl Streep en pantalla es como un sueño) sino un nivel de talentos involucrados que harían temblar a cualquier productor de cine. Mike Nichols, ni más ni menos, director de películas para la posteridad como El graduado o ¿Quién teme a Virginia Woolf?, se encarga de dirigir a Al Pacino, Emma Thompson, Meryl Streep, Mary-Louise Parker, Patrick Wilson y Michael Gambon entre muchos otros. Una serie que revisitar cada cierto tiempo para comprobar que en la televisión se pueden hacer cosas muy grandes.

Me dejo muchas en el tintero, y no he tenido en cuenta a aquellos directores de cine que comenzaron en televisión (J.J. Abrams, Josh Whedon, a los que amo) o los directores que sí, que se lanzan a la televisión pero sólo para dirigir algún que otro capítulo (Martin Scorsese en Boardwalk Empire, David Fincher en House of Cards o próximamente M. Night Shyamalan en Wayward Pines) o para producir (Steven Spielberg, James Cameron, Ridley y Tony Scott…) Si se os ocurre algún otro ejemplo y creéis que es un crimen que no lo haya mencionado, podéis consultar con los administradores de la página cuál es mi dirección y venir a matarme. Si os da pereza también podéis dejar un comentario.

***

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

Una respuesta a “Cahiers du télévision: 9 autores de cine en la pequeña pantalla

  1. Con “El Decálogo” de Kieslowski podrías haber completado tu propio decálogo perfecto. Aun así, estupenda recopilación.

    Como lector, administrador y amigo no sé en cuántos trocitos me das permiso para cortarte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s