Top 10 de la España Pop de 2013

 

Llega diciembre y con la tableta de Suchard, Cortilandia y los jerseys de renos del Primark llega también la locura generalizada por hacer listas con lo mejor del año. Lo mejor en cine, televisión, literatura, música, las personas del año, los más guapos, los más feos…. Los hay tan  desesperados que son capaces de hacer listas de cualquier cosa absurda que se te ocurra, como, por ejemplo, una lista con los diez mejores momentos de la España Pop de 2013.

Gracias a la fructífera simbiosis entre Internet, la mala baba y el escarnio público, las tertulias de pueblo (lo que en las ciudades se conoce como “radio patio”) han sido amplificadas a niveles estratosféricos y ya no sólo la televisión es capaz de alimentar la cultura popular de nuestro país, que también, sino que gracias a los propios códigos de Internet el espectro de referentes pop es cada vez más amplio y el enriquecimiento es tal que en estos momentos ya es posible en España comunicarse a través de signos verbales y no verbales extraídos directamente de la cultura popular. Este ha sido un año lleno de hits, como siempre desde que dos conceptos tan punkies como Telecinco y Gobierno de derechas conviven de nuevo bajo la atenta mirada del ingenio anónimo de la red.

10. El blog de Sara Carbonero

sara_carbonero_mandela--478x600

Hace muy muy poco que el blog de Sara Carbonero saltó del ámbito de las blogueras (por cierto, todo un mundo aparte, lleno de leggins, cupcakes y catetadas impredecibles aún por descubrir) hasta las comidillas de todos los hogares de este país. La periodista aprovechó una entrada de su blog en homenaje a Mandela para comentarnos que, en otro orden de cosas, sus amigas habían ido a pintar la habitación de su futuro bebé. Una cosa muy hardcore que, en realidad, queda en anécdota tonta de esas que en menos de 48 horas ya forman parte del extenso catálogo de efímeros lapidamientos en redes sociales. La chicha aquí está en que, gracias a este torbellino de tweets, hemos descubierto que el blog de Sara Carbonero es todo él una auténtica mina. Una maravilla digna de estudio que en el futuro servirá para contextualizar lo que era una “persona normal”, en el peor significado posible, de la década de los 10. El blog de Sara Carbonero es a las chicas normales lo que ‘Girls’ es a los chicas hipsters. Espejo en el que mirarse…

9.  El vampiro de Corina.

http://www.cuatro.com/video/video-embed.html?contentId=MDSVID20130617_0199&showTitle=1&showSummary=1&width=601&height=338

Este año también ha sido el año en el que el reality marca Cuatro que popularizó en twitter el inefable hematocrítico acuñando el término tróspido. Término que parece que en menos de dos años ya ha quedado en desuso. No por el palabro en sí, que ya forma parte de nuestro vocabulario diario, sino por el exceso de producto tróspido en la tele. Hemos tenido tercera edición de ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?,’ el spin off ‘¿Quién quiere casarse con mi madre?’ y el experimento serializado de ‘Un príncipe para Corina’, que empezó prometiendo revolucionar la televisión y terminó provocándonos tristes bostezos. Sin embargo, gracias a la pija de Corina y la petarda de Luján Argüelles pudimos descubrir a uno de los personajes clave del 2013. Un vampiro fan de OBK. Cada segundo de este no-hombre en pantalla es ya Historia de la Televisión.

8. La doctrina Parot

Portada-Mundo_EDIIMA20131022_0102_5

Lo que parecía que empezaba como un problema más político que social terminó convirtiéndose en el plato principal de los programas de la mañana de todos los canales de televisión. Por no entrar en detalles escabrosos, que bastantes locuras hemos escuchado ya, conviene incluir la doctrina Parot en un, a priori, tan frívolo  listado como éste por dos elementos bastante curiosos. En primer lugar, la capacidad del español de bar y sobremesa desquiciada de adoptar estas fórmulas del lenguaje tan crípticas. Puedes escuchar hablar de la “doctrina Parot” en la peluquería, la cola del cajero y la sala de espera del ambulatorio.  Realmente no sabes lo que es, pero no eso no va a impedirte hablar sobre ello.

En segundo lugar, por supuesto, la siempre cuestionable barrera de la ética en el afán de los programas de sociedad de conseguir de primera mano las informaciones más oscuras, morbosas y extremas del ser humano. Desde hace unos años la lucha encarnizada entre las televisiones no está ya en conseguir el testimonio de la familia destrozada de la víctima, sino la entrevista malsana e inquisitiva a los acusados. Es por ello que este año parece que a los programas de sociedad les ha tocado la lotería y realmente si enciendes la tele a eso de las 11 de la mañana y haces un poco de zapping parece como si hubiera habido una fuga en Arkham Asylum y todos los villanos estuvieran quemando Gotham.

7. Froilán Rises

froilan-296x296

Un año de mierda para la Familia Real. Otro más. Parece que desde que los españoles comenzaron a asimilar que nuestro Rey, tan campechano, tan rubio, tan firme durante el 23-F, se acerca más y más a su muerte, la inseguridad del pueblo se ha convertido en desconfianza y la desconfianza en auténtico odio. Toda la mierda que, en realidad, todos ya sabíamos sobre la Casa Real ha empezado a aparecer sin tapujos en la prensa y estoy seguro de que trabajar ahora mismo en el gabinete de comunicación de la Casa Real debe ser lo más parecido a periodismo de riesgo que se pueda realizar en este país.

Pero en medio de tanta oscuridad y ganas de cortar cabezas, aparece de repente Froilán, el hijo de la Infanta Elena, y con apenas tres noticias se convierte, automáticamente, en el personaje más querido de la Casa Real. El año pasado se disparó en un pie, que es como de trama cómica de ‘Downton Abbey’ y un accidente muy común entre la aristocracia. Luego, este año, nos enteramos de que como ya no puede repetir más veces segundo de la ESO tendrá que hacerlo por diversificación, que es sin duda la clase que más mola de todos los institutos de España. Y nuestros presentimientos que nos llevaban a pensar que teníamos un Príncipe Harry a la española terminaron de confirmarse con la bomba informativa del otoño: Froilán es relaciones públicas de la Joy Eslava. Esto sí que conecta a la realeza con el pueblo, y no los veranos en Formentera.

6. Lucía Etxebarria

Este verano Telecinco intentó recuperar la libertad, frescura y descaro de ‘Hotel Glam’ con un reality muy inesperado llamado ‘Campamento de Verano’. En realidad, nada nuevo bajo el sol, ya que a diferencia de ‘Hotel Glam’, en el que en pleno apogeo friki lo mejor de cada casa en televisión era capaz de matar por entrar en el dichoso Hotel, en ‘Campamento de Verano’, salvo un par de personajes, el resto de caras que componían el grupo de scouts los conocían en su comunidad de vecinos y poco más. Pero claro, la excepción a la regla era tan grande que yo todavía no me he recuperado del momento en el que se anunció que Lucía Etxebarría, escritora pedante-petarda, entraba en el campamento.

Con Lucía vivimos un caso paradigmático y exagerado de attention whore que se convirtió en una de las lapidaciones públicas más salvajes que se han visto en la televisión de los últimos años. En ‘Sálvame’ ese programa que ya no es divertido y en el que todo es amargura y odio, los colaboradores se dedicaron a vilipendiar a una persona que, todo sea dicho, no hacía mucho por ganarse el cariño del público ni de nadie.  Pero vaya, que Lucía tuvo sus quince minutos de atención y Telecinco sus jugosos datos de share. Win win.

5. Promoción extrema del Sony Xperia Z

Uno de los momentos publicitarios más salvajes del año lo protagonizó Raquel Sánchez Silva en ‘El programa de Ana Rosa’, en plena época veraniega. La presentadora ha sido tristemente relevante este año debido al repentino fallecimiento de su marido, cámara de televisión de programas como Master Chef, y las disputas entre ésta y la familia de su marido por temas que realmente no tengo muy claros. El caso es que debido a este suceso, la presentadora protagonizó (involuntariamente) todas las portadas de las revistas del corazón durante semanas y sus primeras declaraciones en televisión eran de lo más cotizado del verano. Lo que no sabíamos era que lo fueran tanto. En pleno pésame de Ana Rosa a Raquel, ésta se encontraba en promoción del Sony Xperia Z y no paraba mencionar la marca mientras contaba el infierno por el que había pasado. Llegó a decir las palabras, que parecen sacadas de un guión de Charlie Brooker: “ Me llegaron todos vuestros mensajes gracias a mi Sony Xperia Z”. De lo más extremo del año.

4. Aquí está la Navidad

Cada vez que un terremoto viral sacude la red española me pregunto si habremos tocado techo y generalmente me pongo triste porque pienso que nunca va a haber nada que lo supere. Me pasa siempe. Con el azúcar de Remedios Cervantes, con los bolsos de Loewe, con el rap del Antonio de Mendoza… Y, sin embargo, año tras año uno se sorprende no sólo con la capacidad del ser humano de crear arte involuntario de la nada, sino del precioso papel de la comunidad en Internet, capaz de alimentar la obra inicial hasta alcanzar cotas de genialidad inimaginables.

Este año el fenómeno viene de la mano de Loterías y Apuestas del Estado, con su spot de Navidad dirigido nada más y nada menos que por Pablo Berger, director de ‘Blancanieves’, posiblemente una de las mejores películas del año pasado. En este spot, que recrea la decadencia del espíritu de la Navidad confrontándola con un discurso en defensa de los valores de la comunidad tan cursi y exagerado que es realmente lo que ha provocado todo este lío, David Bustamante, Niña Pastori, Marta Sánchez, Raphael y Montserrat Caballé pueden estar orgullosos, ya que han pasado a la posteridad con apenas 3 minutos de vídeo. Enhorabuena a todos.

3.  Jaime Ostos en La Gaceta.

gaceta-jaime-ostos

Este año, entre las movidas en Catalunya, los pifostios en la Casa Real y la caligrafía de Bárcenas, las portadas de los medios de ultraderecha en España podrían copar todos los puntos de este TOP 10 y nos quedaríamos tan a gusto. Sin embargo, La Gaceta se lleva la palma. En pleno apogeo del caso Bárcenas, cuando ya era muy imposible dar la vuelta a la tortilla y echar balones fuera, en La Gaceta decidieron que lo mejor era obviar directamente el tema y sacar la portada más esperpéntica posible. Y vaya si fue lo mejor. Pocas veces he tenido que comprobar tanto la veracidad de una foto.

El torero Jaime Ostos, rostro habitual de las tertulias de ‘Sálvame’ en las que ejerce de villano sin escrúpulos, muestra una cornada que seguramente nadie tendría que haber visto nunca. Una imagen dantesca en la que uno no sabe muy bien a donde mirar ni si lo que está viendo es real o algún tipo de efecto óptico. Escalofriante. Maravilloso.

2. Mariló Montero

Por si las mañanas de la televisión en España no fueran de por sí lo suficientemente macabras (me remito a párrafos más arriba), tenemos la gran suerte como cínicos espectadores de esta decadente sociedad, de contar con un personaje pop tan imprescindible en los últimos años que es ya una de mis personas favoritas del universo. Poniéndome muy hipster, he de decir que Mariló Montero ya molaba mucho antes de que todas estas polémicas la hayan catapultado a los timelines de toda España. Siempre ha sido una presentadora muy musa, con esa arrogancia y esa soberbia como de “mujer bien” que siempre transmitía entrevistara a un cantante de O.T. o una ama de casa de Tomelloso.

Sin embargo, este año tuvo un divertidísimo careo con, posiblemente, su antítesis más loca en televisión: Anne Igartiburu. Preguntarle a una compañera de cadena a un día de que estreno un nuevo programa “¿te ves oxidada” es para ponerle un altar y rezarle todas las noches. Más adelante también tuvo el apoyo de Iker Jiménez cuando plantó la duda en su columna editorial del programa, que es siempre el mejor momento, de si quizá al trasplantar un órgano se estaba trasplantando parte del alma. A pesar de que, si nos ponemos exquisitos, es muy irresponsable manifestar algo así en un programa de la televisión pública, no deja de ser cierto que realmente la mujer tenía toda la razón. Ella dijo que no sabíamos si quizá estábamos trasplantando parte del alma. Y la verdad es que no lo sabemos. Tremenda Mariló.

1. Relaxing cup of café con leche.

El gran momento del año. El vídeo capaz de concentrar lo que significa España en 2013. En menos de quince palabras Ana Botella, alcaldesa de Madrid que parece sacada del universo de Ryan Murphy, consiguió alertar al mundo entero de la situación real de Madrid y de España. Su ‘there’s nothing quite like a relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor’ es ya una frase icónica a tatuar en nuestra piel de toro y realmente, más allá de la sorna con el acento de doña Ana (yo sinceramente he de reconocer que no sé si cuando hablo en público en inglés lo hago mucho mejor) o de su extraño comportamiento on stage, gesticulando como si la estuviera dirigiendo Rob Zombie, lo que hizo que la frasecita apareciera en todas las tertulias de España fue el momento. El enfado de los españoles ante la candidatura de unos Juegos Olímpicos que no quería nadie se transformó en una histeria colectiva en la que preferimos tomarnos con un humor la imbecilidad de nuestros representantes políticos que coger los toros por los cuernos y decir de una vez por todas que dejen de tomarnos el pelo . Algo muy sintomático en España y que, a pesar de que algunas marcas se empeñen en celebrarlo, es de una irresponsabilidad tremebunda. Que, ojo, yo soy el primero en reírme y que aprecia estos momentos de caradurismo tan propios de nuestro país, pero de ahí a celebrarlo por encima del avance social, pues oye, no.

***

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s