Día de juguetes y lágrimas

Está ansioso, nervioso, en la cama no para de dar vueltas. Hoy  Miguel se ha levantado una hora antes de lo normal, ha ido corriendo al comedor y… La sala está llena de regalos. Los Reyes Magos han pasado.

Mientras Miguel desenvuelve impacientemente su regalo, en la misma ciudad, hay muchos niños que han contemplado en tristeza la magia de los Reyes Magos, que esta vez no se acordaron de ellos. En España la pobreza infantil ya supera al 20% de los niños. Según la ONG Inspiraction en el mundo viven 2.200 millones de niños, de los cuales, casi la mitad, 1.000 millones viven en el umbral de la pobreza y no tienen acceso a las necesidades básicas para desarrollar una vida digna.

Mientras Miguel sigue en la ardua tarea de destrozar un irrompible papel de colores, su madre le trae el desayuno. Al tiempo que devora un vaso de galletas con leche,  el papel va cediendo poco a poco y deja entrever un helicóptero teledirigido. En otro lado del planeta, a centenares de kilómetros, Fernando, un niño de la sierra andina boliviana, no sabe qué existen este tipo de juguetes. Su madre se pelea con las adversidades diarias para encontrar algo de comer. En el mundo 200 millones de niños menores de cinco años padecen desnutrición crónica y esto, inevitablemente, repercutirá en su desarrollo físico e intelectualadvierte el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Miguel deja volar su imaginación y agarra el helicóptero y lo pasea por toda la casa, mientras que en Bangladesh Aleya, una niña de once años, pica ladrillos junto a sus hermanos y madre. Hace unos meses, una astilla le cayó en el ojo y, ahora, tiene problemas de visión. Además, miles de niñas también abandonan el pueblo para ir a trabajar a las fábricas textiles en la selva de Daka. En las fábricas trabajan largas jornadas, luego cuando salen están desprotegidas en una sociedad urbana hostil. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) destaca que en el mundo hay 168 millones de niños que realizan algún tipo de actividad laboral, de los cuales, la mitad efectúan trabajos peligrosos. Si el trabajo infantil tuviera rostro, sería el de una niña asiática.

Ben tiene la mirada perdida. Pese que solo tiene nueve años, hace tiempo que su infancia quedó atrás. Limpia su fusil, espera su destino. Ben fue reclutado por un grupo guerrillero en el Congo. Como él, millones de niños en el mundo son obligados a combatir en grupos armados. Amnistía Internacional reconoce que es muy difícil cuantificar el número de niños soldados que hay en el mundo, pero en el 2012, como mínimo, se reclutaron menores para fines bélicos en 17 países, entre ellos Afganistán, Sudán, República Democrática del Congo, Malí o Yemen.

Miguel paró de jugar, miró por la ventana. Hace frío, piensa que en casa se está bien, pero claro, tiene que ir a casa de sus abuelos a mirar si los Reyes Magos han dejado ahí más regalos para él. Piensa en el instante que el frío le cortará sus mejillas, suspira, podrá ir en el coche de su padre, cómodo y calentito. En la frontera de Turquía y Siria, Mohamed se acurruca en el pecho de su madre. Él y su familia duermen en una tienda de campaña porque tuvieron que huir del dramático conflicto sirio, que desde que se inició en marzo de 2011 ha dejado más de 100.000 muertos. La gente huye desesperada del país, dejando atrás su vida, sus propiedades, sus sueños derrumbados como castillos de naipes.  Según la Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), hay 2,3 millones de refugiados sirios, de los cuales, la mitad son niños.

En el conflicto sirio, la ética se ha evaporado tras la arena del desierto. El pasado 3 de enero secuestraron a cinco trabajadores de Médicos sin Fronteras. Desde que se inició el conflicto, también han asesinado más de 120 periodistas en este país y hay más de 60 desaparecidos, dice Reporteros sin Fronteras, entre ellos, los periodistas españoles Marc Marginedas, Ricardo García Vilanova y Javier Espinosa. Hoy, 6 de enero, los hijos de Espinosa no podrán tener su regalo más ansiado en casa, el regreso de su padre.

Hoy 6 de enero, es el día del niño en España, los Reyes Magos dejan regalos para los más pequeños en las casas. Mientras en España miles de niños sus ojos brillan por la ilusión y su sonrisa se ilumina mientras desenvuelven sus deseados juguetes; en otras partes del planeta, muchos niños, millones, pelean para poder sobrevivir, lloran en silencio el entierro de su infancia.

***

Foto de portada: Menor armado en el valle del Río Omo, Etiopía (Foto: Anna Maria Donnoli. Wikipedia)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s