Estrenos 17 de enero

La película de la semana: El lobo de Wall Street

Primer viernes d.O., esto es, después de conocer los nominados a los próximos Oscar. Sabemos que son unos premios petardos a más no poder, que sólo se premian a sí mismos y a sus estrellas ignorando al resto del mundo, que últimamente ganan películas que no pasan de aceptables (Argo, really?) y que por tanto no tendríamos que darles tanto bombo. Pero qué queréis que os diga, en el fondo son unos premios divertidísimos, que tienen el encanto de celebrarse de madrugada y por tanto pueden ir acompañados de fiestas y bebidas espirituosas. Por eso en Mayhem estamos preparando un especial, para que puedas disfrutarlos por lo menos tanto como nosotros. Pero de eso ya hablaremos. De momento, si no quieres empezar la cuenta atrás con desventaja, más te vale ir reservando tu entrada para El lobo de Wall Street, que la cosa promete.

Predicciones infundadas

Sí, Di Caprio y Scorsese juntos otra vez y sí, Scorsese volviendo a contar una historia de ascenso y caída de un criminal. Pero si os estáis quejando por estas cosas, que por otro lado son ciertas, es que sois unos infelices. Deberíais estar celebrando que el director haya asumido el zeitgeist y haya cambiado a los gangsters por brokers, y que además lo haya hecho en tono de comedia. Estemos agradecidos porque la cosa promete.

Para empezar, tenemos a Di Caprio, que sabemos que es un fenómeno y se puede merendar este personaje tan apetecible. Por otro lado tenemos a Jonah Hill, que si sale victorioso de esta puede consolidarse como uno de los mejores secundarios de Hollywood. El guion, para añadir más leña al fuego, lo firma un señor que se llama Terrence Winter y que es responsable nada menos que de la serie Boardwalk Empire y muchos de los capítulos más memorables de Los Soprano. ¿Quieres más? Creo que no queda nada que decir de Martin Scorsese, el director que mejor sabe conjugar una buena historia con un sentido del ritmo y del entretenimiento que la mitad de directores americanos (no te estoy mirando David O. Rusell) intentan emular sin llegar nunca a su nivel.

Desfase, mucho desfase y muchísimas risas es lo que me espero. Una montaña rusa del parque de atracciones de la que salga abrumado pero en la que me quiera montar otra vez en cuanto salga. Si no se han cortado un pelo, y viendo el tráiler no lo parece, voy a volver aquí el martes dando muchos gritos y obligándoos a que vayáis a verla. Como veis, tengo unas poquitas ganas.

El momento clave

Creo que pasear monos de traje por la oficina o lanzar enanos a una gran diana es signo suficiente de que no van a cortarse un pelo.

¿Por qué ir a verla?

Porque va a ser más divertida que vivir.

Mandela, del mito al hombre

He de decir que cualquier cosa que me pusiera a analizar después de lo anterior iba a salir perjudicada. Pero vamos a dar un voto de confianza a este “largo camino a la libertad”, así se titula en inglés la película, aunque sea por la presencia del gran Idris Elba como protagonista. Además, narra toda la parte de la vida de Mandela en la que todavía no era un personaje políticamente correcto. Sí, cuando levantaba el puño, era perseguido y aquí en Europa le llamábamos terrorista. De lo que se atreva a entrar en política y demás arenas pantanosas dependerá en gran medida el éxito (al menos para mí) de la propuesta.

El momento clave

No sé cómo lo hace el puñetero Bono, pero ya tengo la cancioncita en la cabeza para el resto del día.

¿Por qué ir a verla?

Si eres de los que se lanzan a comprar libros de escritores el día que fallecen o esas personas para las que sacan los cofres recopilatorios de un músico al mes de morir, aquí te lo han puesto en bandeja.

Memoria de mis putas tristes

Basada en la última novela que ha publicado hasta el momento Gabriel García Márquez, Memoria de mis putas tristes llega tímidamente a las salas con una crítica que no ha sido especialmente benévola con ella. El escritor colombiano, utilizó la primera persona para narrar el primer amor de un hombre con noventa años recién cumplidos. El objeto de ese amor es una prostituta adolescente, lo que por supuesto acarreó polémica en torno a su publicación. Aquí, como pasaba con la Lolita de Kubrick (y eso que era Kubrick) será difícil alcanzar la belleza y la minuciosidad de la narración, que lo es, por espinoso que sea el tema, así que comprendo perfectamente porque ha podido salir el intento.

El momento clave

Geraldine Chaplin no se pierde una.

¿Por qué ir a verla?

Porque tienes curiosidad por saber cómo es la historia pero no eres capaz de leer un libro de menos de cien páginas.

Asier y yo

Pero si hablamos de polémicas, el premio de la semana es sin duda para este documental de los hermanos Aitor y Amaia Merino. Muchas salas españolas se han negado a exhibir el documental, ya sea por criterios éticos o por miedo a posibles represalias. Ahora que ETA ya no mata, pero más cosas que nunca son ETA, un documental que hable de ETA es más ETA que nada. Aunque trate el conflicto desde un punto de vista interesantísimo, el de un chico intentando comprender por qué su amigo de toda la vida acaba metido en la banda terrorista, parece que no vamos a tener fácil acceder a él. Eso, en un momento en el que The Act of killing acaba de estar presente en todas las listas de lo mejor del año. Manda narices.

El momento clave

La narración en primera persona de un personaje lleno de duda.

¿Por qué ir a verla?

Son muy poquitas salas y ciudades en las que puedes verla fuera de Euskadi, pero si tienes la suerte de vivir en una yo me acercaría.

Oslo, 31 de agosto

24 horas en la vida de un joven de treinta y pocos que ha salido de un centro de desintoxicación por un permiso y que vuelve a su ciudad para volver a ver a sus conocidos de siempre. Parece que será una reflexión tranquila y con una mirada muy pegada a su protagonista, sobre lo que significa volver a empezar cuando ya has cometido muchos errores y has perdido mucho tiempo. Pese al uso de intertítulos con sustantivos que tanto detesto, el tráiler ha conseguido llamar mi atención por esta cinta del primo lejano de Lars Von Trier, nuestro protagonista de la semana que viene.

El momento clave

“Todo va a salir bien. Pero la verdad es que no”. Eso, con la cara que se le pone al actor, me vale para despertar mi interés.

¿Por qué ir a verla?

Como contrapeso sosegado a la locura de El lobo de Wall Street.

También se estrenan La hermandad, Sigo siendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s