Diez bandas que demuestran que ser escocés no es tan malo como decía Renton

En una memorable escena de la siempre revisitable Trainspotting (1996), un desatado Renton (Edward MacGregor) se lamentaba ante sus colegas de lo jodido que resultaba ser escocés en los noventa. Patria del whisky y de Sean Connery, de Arthur Conan Doyle y de uno de los derbis futboleros más enconados del mundo, lo cierto es que la antigua Caledonia romana se ha convertido por derecho propio en uno de los países más avanzados del mundo, y en una auténtica potencia cultural.

Emulando al Tommy de la citada película en su búsqueda del orgullo nacional, pero en el ámbito musical, Diez Temas 10 presenta un pequeño recorrido libre por diez bandas escocesas que han dejado la Cruz de San Andrés en la cumbre de la historia de la música contemporánea con sus canciones.

The Shop Assistants – I don´t want to be friends with you (Will anything happen, 1986)

Grupo de algunos singles y un solo disco, los edimburgueses The Shop Assistants se separaron casi después de alcanzar un cierto éxito con Will anything happen (1986). Sin embargo, gracias a las maravillas de la tecnología moderna, todo el álbum está en Spotify, así que ya no tienes excusa para no mover el esqueleto con temazos como I don´t want to be friends with you.

Orange Juice – Poor Old Soul (1981)

Convertidos en un objeto de culto por los nuevos melómanos, Orange Juice se merece un puesto entre los grupos más innovadores y guitarreros de los años ochenta, lo que les sitúa para muchos como uno de los antecedentes lejanos del brit pop, aunque con un pie en el post-punk tan en boga en aquel momento. Su influencia sobre los grupos escoceses en las décadas siguientes es muy notable, a pesar de no haber tenido nunca un gran éxito.

Teenage Fanclub – The Concept (Bandwagonesque, 1991)

El año 1989 se forma en la pequeña localidad de Bellshill una de las grandes joyas de la música de la primera mitad de los noventa: Teenage Fanclub. Con su estilo musical algo retro a lo Beach Boys y estribillos pop, sus tres primeros discos, A Catholic Education (1990), Bandwagonesque (1991, recordado por haber sido elegido disco del año por la influyente revista yanqui Spin… Por encima del Nevermind de Nirvana) y Grand Prix (1995), han resistido de forma excelente el paso del tiempo.

The Jesus and Mary Chain – Here Comes Alice (Automatic, 1989)

A la generación de los nacidos en los ochenta, TJAMC nos llegó de la mano de Sofia Coppola y la memorable escena final de Lost in Translation (2004). Los hermanos Jim y William Reid, de East Kilbride, supieron pasar con elegancia de la crudeza eléctrica de Psychocandy (1985) a los paisajes pop de sus siguientes discos, como Automatic (1989). Nos quedamos con Here comes Alice, ochentero y guitarrero, y su memorable estrofa final: Algunas cosas son tan difíciles de decir… incluso aunque las digas todos los días.

Glasvegas – Geraldine (Glasvegas, 2008)

La cantera de bandas escocesas goza hoy en día de buena salud gracias a grupos como Glasvegas, proveniente de Glasgow, que alcanzó un merecido éxito con su primer disco. Glasvegas (2008) –a medio camino entre la música pop sesentera y la furia roquera de los primeros Jesus and Mary Chain (todo encaja), mezcladas con la personal imaginería de su líder, James Allan– ofrecía temas tan interesantes como Geraldine o Daddy´s gone. La portada de su primer disco, inspirada en Van Gogh, ofrece la clave sobre su estilo; en palabras de Allan, “serenidad y furia”.

The Beta Band – Assessment (Heroes to Zeroes, 2004)

La pequeña ciudad escocesa de St.Andrews no es sólo la cuna de una de las universidades más prestigiosas del Reino Unido, sino también el lugar de procedencia de The Beta Band, cuyo indie con toques electrónicos les situó en un lugar destacado dentro de la hornada de bandas nacidas a mediados de los noventa. Su escaso éxito comercial y su progresivo estatus de culto, unidos a una aparición estelar en Alta Fidelidad (2000), le han otorgado un aura de atemporalidad que sigue funcionando.

The Delgados – All You Need is Hate (Hate, 2002)

Allá donde los Beatles dijeron digo, esta banda de Motherwell dice Diego. The Delgados fue una de las bandas apadrinadas por el prestigioso DJ británico John Peel,lo que se plasmó en unas sesiones para la BBC tras su primer álbum. Desde su baluarte en la radio pública, Peel dio espacio a los temas de pop-rock alternativo del grupo, de entre los cuales nos quedamos con éste, delicado y oscuro, sacado de su álbum Hate (2002).

Belle and Sebastian – Seeing Other People (If you are feeling sinister, 1996)

Reverenciada como una de las bandas más importantes del indie de los últimos veinte años, el desafío de sus letras y la profundidad musical de sus temas mantienen a Belle and Sebastian en lo alto del podio de grupos escoceses con resonancia internacional. A través de sus ocho álbumes de estudio, de entre los que destaca If you are feeling sinister (1996), estos chicos y chicas de Glasgow han ofrecido al mundo momentos memorables, como la irónicamente divertida Seeing other people.

Josef K – Chance Meeting (Chance Meeting / Pictures of Cindy, 1981, single)

Tomar el nombre de tu grupo de un libro de Franz Kafka y desaparecer tras un primer disco cuya influencia se sentiría aún muchos años después parecen dos movimientos que pegan bien, extrañamente. Josef K realizaron ambos: publicaron The only fun in town (1981) y algunos singles, pusieron su grano de arena en el boyante post-punk de la época, y punto final. Sin embargo, su estilo guitarrero con influencias electrónicas y ritmos funk tendría resonancia en grupos como Franz Ferdinand o The Rapture.

Cocteau Twins – Lorelei (Treasure, 1984)

Si etéreo es un adjetivo que pueda aplicarse a un grupo, entonces le va al pelo a esta banda de  Grangemouth, que durante casi dieciocho años lideró el movimiento dream-pop. Estructuras y texturas cargadas de reverbs, con un peso importante de los sintetizadores y la personal voz de su cantante Elisabeth Fraser (que en ocasiones canta en un lenguaje imaginario o expresivo) son las señas de identidad de este grupo, cuyo álbum Treasure (1984) se cuenta entre los máximos exponentes del género.

***

Foto de portada: Renton (Ewan McGregor) en Trainspotting (Foto: Rebloggy-Tumblr)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s