Usar y tirar en un vertedero africano

Según la ONU, cada año generamos 40 millones de toneladas de basura electrónica. Y todo acaba en el tercer mundo, en enormes basureros tóxicos como el de Agbogbloshie en Ghana.

Llamamos obsolescencia programada a la planificación del fin de la vida útil de un producto, de forma que, después de un tiempo elegido por el fabricante, el producto deja de funcionar. Un ejemplo recurrente de esta práctica son las impresoras poseedoras de un chip con recuento de impresiones. Cuando llegan a un determinado número, dejan de funcionar y la reparación es más cara que comprarse un aparato  nuevo. Y es aquí donde está la clave de la obsolescencia programada: es más barato comprarse un producto nuevo que reparar el que se ha quedado obsoleto. Así es como el consumidor se ve obligado a volver a comprar.

Hubo una vez una bombilla que no se apagaba…

En 1981, en la República Democrática Alemana (RDA), se comenzaron a fabricar bombillas de larga duración. Al presentarlas en una feria internacional en busca de compradores, los empresarios occidentales capitalistas dijeron a los alemanes: “os quedaréis sin trabajo”. Rechazaron comprar las bombillas y promocionarlas por el mundo. En 1989, cayó el Muro de Berlín y la RDA se unió a la Alemania Occidental. La fábrica de bombillas de larga duración cerró y aquella idea se perdió.

En realidad, un objeto que no se estropee y que tenga mucha vida va en contra del principio básico del capitalismo: no tiene rentabilidad. La empresa que vendiera esas bombillas inapagables ganaría mucho dinero al principio pero, una vez hecha la venta, se tardaría mucho en volver a vender y el negocio perdería capital. Es mucho mejor fabricar bombillas que se estropeen cada doce meses y así te aseguras unos clientes anuales que mantendrás toda tu vida.

La multinacional de la manzana, Apple, es una de las empresas que mejor refleja este mecanismo, y lo hace sin pudor. En Apple, ya no se trata de fabricar productos que dejen de funcionar correctamente pasado un tiempo, sino de ofrecer productos mejores, a pesar de que el modelo anterior siga siendo útil. De esta manera, consiguen que el cliente se compre un Iphone nuevo cada 10-12 meses, a menudo con diferencias muy sutiles e innecesarias.

La obsolescencia programada no es solo un problema en nuestros bolsillos, sino también un duro golpe al medio ambiente. Promover el desecho de toneladas de productos electrónicos aún servibles provoca un flujo constante de residuos que suelen acabar en el Tercer Mundo. En los países subdesarrollados, se están creando gigantescos vertederos incontrolados de residuos electrónicos que provienen de Occidente. Una práctica prohibida por un tratado internacional y que Occidente esquiva diciendo que son productos de segunda mano.

Enormes cantidades de viejos equipos electrónicos de Europa acaban llegando cada semana a Ghana. Tema, el puerto más importante de Ghana, recibe cada mes alrededor de 600 contenedores repletos de equipos electrónicos obsoletos que proceden de todas las partes del mundo.

Trabajadores ghaneses en el vertedero electrónico del suburbio de Agbogbloshie. (Foto: Marlenenapoli)

Trabajadores ghaneses en el vertedero electrónico del suburbio de Agbogbloshie. (Foto: Marlenenapoli)

DanWatch, una organización danesa dedicada a vigilar la ética del comercio danés, documentó que incluso los desechos electrónicos de municipios daneses con una alta conciencia medioambiental acaban en Agbogbloshie, el mayor vertedero de Ghana. Greenpeace afirma que sólo una cuarta parte de los productos electrónicos son susceptibles de ser reutilizados.

En Ghana, los productos de desecho se reciben en Tema, donde comerciantes de segunda mano seleccionan las mejores piezas. El resto se envía al vertedero de Agbogbloshie pero, una vez allí, los artículos peligrosos no son correctamente tratados: se almacenan los productos a varios metros de altura o son quemados al aire libre. En ambos casos, los residuos tóxicos medioambientales se esparcen por el terreno y por el aire.

¿Y por qué no se eliminan estos artículos electrónicos de una manera respetuosa? Pues porque en Europa o América del Norte su eliminación sería costosa debido a la necesidad de tratar los componentes peligrosos de estos objetos de una manera responsable.  Naturalmente, resulta mucho más barato enviar los residuos a África.

El conjunto de los convenios de las Naciones Unidas de Basilea, Rotterdam y Estocolmo, aprobados en 2001, abarca los elementos fundamentales de la gestión de los productos químicos peligrosos desde su producción hasta su eliminación, siendo la regulación más exhaustiva la de los contaminantes orgánicos persistentes. Según estos acuerdos internacionales, residuos y artículos peligrosos, incluidos los electrónicos, no pueden ser exportados a países en vías de desarrollo. La razón es que esos países, en general, no cuentan con las infraestructuras necesarias para llevar a cabo el tratamiento de los desechos de una manera respetuosa con el medio ambiente –y, si las tienen, hacerlo sería tan caro como en el país de origen del desecho–.

La mayoría de las empresas e instituciones en Europa y América del Norte son conscientes de su responsabilidad a la hora de tratar sus residuos de manera respetuosa con el medio ambiente y quieren actuar de forma correcta. Algunos equipos electrónicos son recogidos por empresas de recirculación o por ONG, que prometen una segunda vida de estos equipos en África. Pero el comodín esta aún demasiado presente, pues siempre nos quedará África… Y así, tan rápido como el usar y tirar, y sin temor convertimos un país en vertedero mundial, dibujamos en el mundo una gran huella ecológica irreversible.

***

Todos los días, un punto de vista diferente a la información internacional en Goldman Sachs is not an aftershave y, cada lunes, también en M*.

Foto de portada: Tres niños en el vertedero de Agbogbloshie, cerca de Accra, Ghana.  (Foto: Lantus)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s