Vodafono

Esta es la historia de 7.200 millones de euros. La historia de una millonada que alguien tenía que pagar, sí o sí. No por obligación de una multa sino por imposición de la dinámica del mercado. Esta es la historia de la compra de Ono por parte de Vodafone.

Hay varias razones por las que una empresa querría adquirir a otra compañía. Una podría ser eliminar parte de la competencia, otra podría ser diversificarse, otra podría ser entrar en otros países. En definitiva, todos los motivos y consecuencias tienen en común la estrategia de crecer. En el caso de Vodafone, lo que justifica la compra también es el crecimiento.

Lo que le interesa de Ono a Vodafone es su infraestructura de cable, capaz de alcanzar 7,2 millones de hogares. Esto es, el trato le ha salido a la operadora británica a 1.000 euros por hogar al que llega. Pero quién sabe qué coste habría tenido un crecimiento orgánico similar.

Si no hubiera adquirido a Ono, Vodafone se vería en serios problemas por Movistar Fusión. Es un producto de la operadora de Telefónica que incluye teléfono fijo, ADSL y móvil a un precio que Movistar puede ofrecer debido a sus consistentes infraestructuras. La ventaja de tener red propia de móvil y de ADSL que llega a prácticamente toda España es significativa: si un cliente contrata varios productos, se le pueden hacer rebajas en el precio.

El hecho diferencial del mercado español de telecomunicaciones es que Telefónica, según sus mosqueados competidores, se aprovecha del antiguo monopolio que tenía. Movistar es capaz de ofrecer estos bundles tremendos, dicen, mientras los demás tienen que optar entre costear el despliegue de fibra o pagar el alquiler por la infraestructura de Telefónica, algo posible debido a lo que se conoce como la “desagregación del bucle local”.

Ser más grande te permite optimizar tus costes y, por lo tanto, ajustar más los márgenes. Economías de escala, simple y llanamente. Parece que en el mercado de las telecomunicaciones, el futuro pasa por ahí. Quizás por eso Jazztel cerraba el lunes, el día que se hizo oficial el acuerdo Vodafone-Ono, con sus acciones subiendo más del 3 % en bolsa, como en busca de novio.

Y quizás por eso también, como apunta Miguel Ángel Uriondo en su blog ALSD, otro punto caliente de las infraestructuras de telecos en el futuro inmediato es la unión Telefónica – Digital +. Veremos cómo se desarrollan los acontecimientos en el mercado español de telecomunicaciones, que va camino de convertirse en una novela rosa en la que todos buscan pareja para el baile de graduación.

***

Foto de portada: Logotipos de Vodafone y Ono combinados (Imagen: Xataka)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s