Estrenos del mes de abril

Dos blockbusters, dos comedias y la última película de Miyazaki son el menú que me espera en este mes lleno de puentes, vacaciones y demás. Tranquilos, que yo no os abandono ni en año nuevo y cada semana tendréis puntualmente cada una de mis críticas. Si no os gusta mi selección, paseaos por los tráilers porque aunque no sea un mes de grandes taquillazos, sí que hay muchas pequeñas películas de lo más apetecible.

Estrenos 30 de abril. La película de la semana: Aprendiz de gigoló

John Turturro (que además dirige) y Woody Allen haciendo equipo para interpretar a la pareja protagonista es suficiente motivo para que quiera ver cualquier cosa. Vale que el tema es un poco bobo, y que seguramente parezca hasta trasnochado, pero yo me fio de que esos dos señores me levanten cualquier película. Además, colaboran señoras tan feas y poco graciosas como Sharon Stone o Sofia Vergara, con lo que por lo menos las buenas interpretaciones están aseguradas.

Si el guion es medianamente bueno y los chistes están a la altura, los actores harán el resto para que esta comedia sin pretensiones sirva para pasar un buen rato. Ni la película ni yo aspiramos a más, así que nuestro matrimonio de hora y media tiene muchas papeletas para ser satisfactorio.

El momento clave

Cuando Woody Allen aparece en una película, la película misteriosamente se transforma en una película de Woody Allen. Hasta empieza a sonar Jazz.

¿Por qué ir a verla?

Va a ser graciosa, poco pretenciosa y con chistes guarretes. Vamos, lo ideal para el puente.

Todos los estrenos

Divergente, basada en una novela Losjuegosdelhambrestyle, es la destinada a reventar la taquilla en este fin de semana adelantado por el puente en el que España celebra el primer aniversario de Mayhem. Es cierto que hace un año empecé con Scary Movie 5, con lo que esto supondría una mejora, pero con Noé y Spiderman creo que ya he tenido suficientes superproducciones este mes. Además, esta distopía parte de un planteamiento bastante estúpido, y el balance entre besos y lucha por la revolución del tráiler me hace albergar muy pocas esperanzas en la edad mental del público objetivo. Creo que me he quedado lo suficientemente a gusto como para que mi justificación para no verla quede clara como el agua.

En otro orden de cosas, más allá de la elegida y la despreciada, sorprende ver que los otros cinco estrenos vienen de fuera de los Estados Unidos. El cine español está representado por Carmina y amén, la secuela de aquella película con la que Paco León cambió el cine para siempre (o eso decían) y que ahora estrena exclusivamente en salas. También es peninsular La tropa de trapo en la selva del arcoíris, pero a no ser que mis lectores sean menores de tres años (lo que me agradaría enormemente), no creo que os interese demasiado.

De tres puntas del globo diferentes vienen los tres estrenos restantes. El gran Cuaderno, del húngaro János Szász, trata sobre unos gemelos que poco a poco se convierten en psicópatas debido a una educación basada en el palo sin zanahoria. Más relajadas son The Lunchbox, de la India, una historia de amor y fiambreras con la que gozarán los más cursis y la mexicana No se aceptan devoluciones, en la que un señor muy vago deja de ser vago cuando descubre que tiene una hija y cuando ya es bueno y responsable se la quieren quitar. Todo un ejemplo de innovación temática.

Estrenos 4 de abril. La película de la semana: Noé

Qué mejor que empezar el mes de Semana Santa con un relato bíblico. Russell Crowe se pone el traje de Charlton Heston para contarnos el diluvio universal según Aronofsky. Todavía no he decidido si me apetece mucho verla o no, pero como parece que se han gastado una pasta y los actores son suficientemente molones (Jennifer Connelly, Emma Watson, Anthony Hopkins…) creo que merece la pena darle una oportunidad.

Espero que Aronofsky no se ponga demasiado esotérico y se limite dentro de lo posible a contarnos el cuento del Génesis. Aunque reconozco que mis esperanzas son banas, porque aunque los señores de Paramount le habrán parado los pies, al querido Darren le gusta más la mística que comer con las manos y nos tendremos que tragar por lo menos un par de ratos de Crowe teniendo alucinaciones y ese tipo de cosas. En resumen, que teniendo en cuenta lo bien que dirige este señor, cuanto menos se parezca la cosa a La fuente de la vida y más a un blockbuster de toda la vida pero hecho por un director muy bueno, más contento saldré.

El momento clave

Clavo un pincho moruno en el suelo e incendio la pradera (1:56). Dios sí que molaba en la antigüedad dando superpoderes a la gente.

¿Por qué ir a verla?

Para renovar el catálogo de producciones bíblicas de semana santa. Porque eso de que empieces a saberte de memoria los diálogos de Los Diez Mandamientos no es guay, sino preocupante.

Todos los estrenos

Si no queréis arriesgaros con Noé o tenéis miedo de convertiros al cristianismo por verla, no os preocupéis porque esta semana tenemos unas cuantas opciones más laicas. Para empezar, los fans de los coches, los videojuegos o Breaking Bad podéis estar contentos con el estreno de Need for Speed (si cumplís los tres requisitos supongo que estaréis haciendo cola ya). Yo la vi hace unos días porque para algo tengo una sección de cine, y os puedo asegurar que si no escucháis mucho lo que dicen los protagonistas os vais a encontrar con una peli de carreras del copón.

Para los más modernos llega Noah Baumbach con Frances Ha dispuesto a satisfacer vuestros deseos más oscuros: blanco y negro, Nueva York, Greta Gerwig, Mumblecore y bailecitos. Si al menos tres de esas cosas os han provocado un espasmo orgásmico ya sabéis cuál es vuestra película este finde. Si te consideras moderno pero eso no ha pasado, quizás lo tuyo tienda más a ese In the Loop a la francesa llamado Crónicas Diplomáticasporque a ver si os vais a creer que lo de reírse de los políticos es cosa solo de españoles. Cualquiera de las dos opciones tiene muy buena pinta.

¿Qué más? Para los niños llega la continuación de la tan colorida como insípida Rio (a ellos les dará igual); para los intensos reflexiones sobre el sexo y el amor homosexual de El desconocido del lago, por la que la crítica está como loca, y para los patriotas, el terror nacional de Purgatorio, con Oona Chaplin de mujer que grita. El paseo por La Habana de Una Noche y una road movie holandesa, Jackie, completan una semana en la que solo los más sociópatas se encontrarán sin nada que les apetezca.

Estrenos 11 de abril. La película de la semana: Seguridad no garantizada

Una película de cine indie americano buenrollista, con Aubrey Plaza de por medio y un poquito de ciencia ficción es todo lo que le pido a la vida. Podría torturaros más a menudo con todo tipo de comedias basura, porque las adoro, y no lo hago nunca, así que dejadme ser feliz esta semana. Además, elijo Seguridad no garantizada es porque creo que va a estar bien de verdad y posiblemente os pueda gustar.

Unos periodistas siguen un anuncio del periódico para encontrarse con un tío loco que dice que va a viajar al pasado. La cosa se va de madre hasta el punto que piensas que puede tener razón. Acumula seguidores y la historia se va de las manos. Una película con esta premisa no puede salir mal.

El momento clave

¿Cuánto tiempo falta para que los productores de Pequeña Miss Sunshine dejen de poner que fueron los productores de Pequeña Miss Sunshine en sus películas?

¿Por qué ir a verla?

Porque sale gente guay, tiene una premisa de lo más marciano y porque os lo digo yo.

Todos los estrenos

Aquí se me ha visto el plumero. Dos películas de esas que ganan premios y todo el mundo pone por las nubes y yo me voy a ver una comedieta americana. Pero así son las cosas, sino os buscáis otro crítico prejuicioso que os guste más. La primera de las dos es La imagen perdida, un relato entre la ficción y el documental, rodado en stop motion, sobre la dictadura de Camboya. Estuvo nominada al Óscar a mejor película de habla no inglesa y ganó uno de los premios más importantes de Cannes. La veré en algún momento como haré con Miel, la ópera prima de Valeria Golino, que cuenta la historia de una chica que ayuda a dar el paso a enfermos que buscan una muerte digna. Una película de esas que crean debate.

Pero si preferís evitar dictaduras y tragedias, la semana también viene cargada de comedias. Si por mí fuera, todos iríais a ver Seguridad no garantizada, pero sé que hay gente para todo y por eso algunos preferiréis chorradas como 9 meses de condena, una de esas comedias francesas que nos llegan aproximadamente cada mes. Protagonizadas siempre por mujeres de mediana edad y con mucha seguridad en sí mismas, su mundo se ve de repente amenazado por un agente externo (buscad en el archivo de la sección porque ya van unas cuantas). Esta vez, la protagonista es una jueza que descubre que se quedó embarazada en una noche de juerga.  No os juzgaré si vais a verla (en realidad sí), pero considerad antes que también se estrena una adaptación de Nick Hornby (Alta Fidelidad), con buenos actores y una premisa bastante divertida: cuatro desconocidos se encuentran en una azotea cuando se disponían a suicidarse. Deciden posponerlo, la prensa se entera, y como es lógico se vuelven famosos en menos de cinco minutos. Algunas risas, buen rollo y chutes de ganas de vivir y azúcar para olvidar el fin de semana.

Con la misma intención de que ames la vida y quieras ir a abrazar a tu abuelo también llega la española Anochece en la India, protagonizada por el gran Juan Diego, que se irá de road movie desde España hasta la India (el título no engaña), a pesar de tener una enfermedad terminal y estar cada vez más débil. Lo dicho, lagrimones como puños y abrazos a la salida de la sala. La que me tiene más desconcertado es la otra producción patria que llega este viernes, Inevitable, que viendo el tráiler no me queda muy claro si es un thriller, una comedia o un romance. Habrá que ir a la sala para averiguarlo, pero no me esperéis porque se os enfriarán las palomitas.

Para terminar, una de hostias como panes, El poder del Tai Chi. No podréis decir que el título engaña, y tampoco lo hace el tráiler. Ya sabemos de qué va. Un señor se dedica a dar a todo el que pilla desde el minuto uno, metiendo entre medias una historia de mierda con la que justificar las transiciones entre batalla y batalla. Y bueno, entre medias Keanu Reeves poniendo cara de Keanu Reeves mientras comenta las buenas tollinas que mete nuestro protagonista. Al final, como es lógico, se enfrentarán, que Keanu no cobra poco y hay que aprovecharle.

Estrenos 16 de abril. La película de la semana: The Amazing Spider-Man 2

No vamos a perder el tiempo discutiendo la pertinencia de una nueva edición de Spiderman con tan poco tiempo transcurrido de la anterior. No estamos en 2012, superadlo. El hombre araña está aquí de nuevo para coger sin piedad nuestro dinero. Volveremos a caer y caeremos todas las veces que haga falta, es inútil luchar. Da igual que la primera parte fuera peor de lo que prometiera o que el tráiler nos sugiera que vamos a ver una chorrada bastante grande. Este nuevo Spiderman hipster y graciosete ya nos ha atrapado en su red.

La excusa con la que me defiendo es mi amor infinito por Emma Stone (ya sé que amo a mucha gente, pero mi corazón es grande) y Andrew Garfield también me cae simpático. Lo de ver a Jaimie Foxx disfrazado de efectos especiales y la cara de psicópata de Dane DeHaan son también alicientes para ir a verla con ganas. No creo que la impresión sea tan positiva como en mi última experiencia con Marvel, pero hay que ser optimista porque son dos horas y cuarto y la cosa se puede hacer muy larga.

El momento clave

Los chistes de la lavadora me han hecho gracia, lo confieso.

¿Por qué ir a verla?

La verdad es que no lo sé, pero misteriosamente vamos a ir todos como ovejas.

Todos los estrenos

Esta semana vamos a empezar por el final, por aquella película que no debéis ver a no ser que os acompañen sustancias psicotrópicas o queráis terminar rogando al señor de la butaca de al lado que os arranque los ojos con violencia para terminar ese suplicio. La partícula de Dios lo tiene todo para ser un despropósito: actores de medio pelo, Antonio Banderas haciendo de intrépido detective, strippers, gente que muere, efectos chusqueros, filosofía barata, peinados imposibles y al rapero recientemente bautizado como Snoop Lion (se ve que lo de Dog se le había quedado pequeño). Si no has visto el tráiler más arriba, te ruego que lo hagas para que certifiques que no exagero un ápice. Ideal como penitencia para el viernes santo.

Por otro lado, los chavales y algunos que no lo son tanto podrán celebrar las vacaciones con la nueva película de los Teleñecos, que ahora se conoce que en España también se llaman Muppets (cosas de la globalización). En El tour de los Muppets encontraremos lo de siempre: cameos de lujo, canciones, una trama disparatada y, esta vez, también un paseo por las principales ciudades de Europa. No suelen ser películas redondas, pero cumplen su papel y hay que reconocer que estas marionetas nos caen bien a todos.

En cuanto al resto de estrenos de esta semana vacacional, tenemos invasión europea. Por un lado los franceses nos traen un thriller de escritores y musas manipuladoras, La mujer del quintoy por el otro llega lo nuevo del director de la maravillosa Nader y Simin, una separación, que reincide en sus temas para contarnos en El pasado cómo una familia se va a la mierda. Después de lo buena que fue la anterior, no vamos a quejarnos. Por último, de Alemania viene Tren de noche a Lisboa en la que el vozarrón de Jeremy Irons se da un paseo por Portugal buscando a un escritor para descubrir que todos los portugueses hablan inglés con acento de Cambridge (ved el tráiler). Todo un misterio.

Estrenos 25 de abril. La película de la semana: El viento se levanta

Me ganaré unos cuantos enemigos por eso, pero tengo que confesar que no soy un gran seguidor de Miyazaki. Hay algunas películas suyas que me encantan, como El viaje de Chihiroo Mi vecino Totoro, pero algunas me cansan pese a su innegable poderío visual. Sin embargo, teniendo en cuenta que ésta es su película de despedida y que mirar el resto de los estrenos hace que los ojos escuezan un poco, está claro que El viento se levanta era la opción ineludible de la semana.

No nos vamos a detener en lo increíble que va a ser visualmente, porque eso es algo que sabemos, lo que me da aquí miedo es la historia. A priori me resulta difícil de creer que vaya a empatizar con un señor que quiere hacer aviones. Me consuela saber que la historia de Japón en la primera mitad del siglo XX tendrá un rol importante, y las historias de amor del director siempre son muy bonitas. Acudiré a mi cita semanal con las salas con muchos recelos, aunque espero sinceramente que me acabe conquistando.

El momento clave

Por las críticas que aparecen en el tráiler cualquiera diría que vamos a ver Ciudadano Kane.

¿Por qué ir a verla?

Miyazaki es un genio y hay que despedirse de él como está mandado, en una sala.

Todos los estrenos

El blockbuster del día, Pompeya, mezcla casi todo lo que a los americanos les encanta: Catástrofes naturales, el fin de la vida tal y como la conocemos, tías buenas, romanos marcando abdominales, una buena colección de golpes y CGI en cantidades que el hombre medio es incapaz de asimilar. Toda una delicia para los amantes de la estupidez que sin duda triunfará en taquilla. Por mi parte, puestos a ver adrenalina me quedo con Brick Mansions, en la que las peleas serán marrulleras, se dirán más palabrotas y, más importante, tendremos una de las últimas oportunidades de ver a Paul Walker molando a cada paso que da. La tercera opción adolescente de la semana es El heredero del diablomezcla del subgénero ideal para embarazadas “llevo al demonio dentro” y el subgénero ideal para pesados que no guardan el móvil ni aunque queme “found footage de cosas chungas”. Tiene que ser mala como ella sola, así que espero que los pandilleros de barrio me hagan caso y aterroricen a los acomodadores yendo en masa a ver la segunda opción.

En cuanto a aquellos extraños seres que no disfrutáis de la sangre en la pantalla, el resto de la cartelera les ofrece variantes de sobra. Desde el españoles por el mundo de Javier Cámara y Raúl Arévalo en La vida inesperada a la venezolana Azul y no tan rosaLa primera habla de unos primos que no se quieren pero se acabarán queriendo y la segunda es la historia de un padre gay y un hijo homófobo que no se quieren y se acabarán queriendo. Y si no os parecen suficientes películas de gente que al principio no se quiere y luego sí, también tenemos la holandesa Matterhorn que incorpora a un niño en el cuerpo de un señor hecho y derecho a la ecuación. Para terminar y cambiar de tercio un poco, un actor que no quiere seguir siendo actor pero luego sí es lo que nos contarán en Moliere en bicicletaVariado el fin de semana, como veis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s