Un par de preguntas (o más) sobre Eurovisión

¿Qué habría pasado si unos extraterrestres de una galaxia más allá de Orión hubieran sintonizado por error anoche los canales públicos europeos en sus pantallas de grafeno extraterrestre a eso de las diez de la noche? ¿Qué pensarían de nuestra especie? ¿Creerían que estábamos en guerra total y que habíamos enviado emisarios a batirse en terribles duelos vocales? ¿Nos mirarían con condescendencia y pasarían a conectar con el siguiente planeta, dejando al nuestro madurar, o considerarían, por el contrario, que habíamos alcanzado la cima de nuestra propia evolución y se preparan, de hecho, para una invasión inminente? Supongo que si el caso es este último saldremos de dudas pronto.

Hay en Eurovisión algo hipnótico, como lo hay en los videoclips de Camela dirigidos por Bayona y en las animaciones de los hoteles de pulserita de Canarias. Tu yo del día a día jamás se sentiría atraído por el contenido (y la estética) de estos espectáculos, pero hay algo que bloquea tu cerebro y te transforma en un súbdito del kitsch bienintencionado y de repente te encuentras a ti mismo pensando cosas del tipo: “estos no tienen nada que hacer” o “la escenografía ha sido impresionante”. Y sin ningún tipo de vergüenza ajena. Al día siguiente te sientes como cuando el sábado de resaca te acuerdas de los whatsapps que enviaste en la discoteca el viernes por la noche. Hay un sentimiento de vergüenza, sí, pero también de gozo. Como de “que me quiten lo bailao”.

DhQGETE

Anoche hubo un poco de todos los temas que se tocan siempre en Eurovisión. Estaban los griegos, franceses y suizos, que se aferran a intentar seguir la “música de moda” pero en intentos como de marca blanca y luego los baladones bigger than life tan tan TAN del gusto gay europeo, con representación de la española, los países varios del este y Austria, que llevó a Conchita Wurst a ganar la edición de este año defendiendo todos los valores del festival, transgender incluido. No hubo este año cantaditas noventeras (estas son siempre mis favoritas, como el año que ganó Euphoria). Vaya pena, tú.

Más preguntas. ¿Qué es un eurofan y qué le diferencia del resto de seres humanos? ¿En qué momento Eurovisión pasó de ser un simpático concurso de canción popular europeo (concepto ya freak de por sí, pero tradicional y en parte romántico) a una macrofiesta electrónica que celebra por todo lo alto la Europa camp, llena de colorete y purpurina? Y lo que más me choca de todo, ¿hasta qué punto José María Íñigo es consciente de que todo lo que está comentando es un divertimento gayfriendly en el que hace tiempo que dejó de celebrarse la música para celebrarse la fiesta? Anoche cuando Conchita Wurst ganaba Eurovisión, el inefable twitter de @masaenfurecida retuiteaba a especímenes indignados porque “un maricón repugnante había ganado Eurovisión”. Quiero decir, ¿esta gente sabe lo que es Eurovisión? ¿Puede un heterosexual medio indignarse porque una mujer con barba gane un festival orientado claramente a hombres homosexuales? ¿Hay una parte de la población lost in translation que considera que Eurovisión es un concurso serio, entendiendo serio como rancio y oficial? Ay, no sé. Qué líos.

tumblr_n5drvnD5EW1rn7991o2_500

Yo estoy muy a favor de la falta de prejuicios del Festival de Eurovisión. Me parece molón que algo tan poco serio sea tomado con tan poca seriedad y que cada vez se entierren más esos comentarios patéticos de “en Eurovisión todo es politiqueo” o que nos indignemos porque tal o cual país no nos haya votado. Quiero decir, ¡cómo si importara algo! Tampoco termino de comprender que se hable de injusticias y tongos y cosas así. Cuando estoy viendo Eurovisión obviamente siempre voy con España, incluso cuando nos representa Raquel del Rosario (vaya telita), pero obviamente en el momento en el que los presentadores de las fastuosas galas, que son siempre como personas de mentira, se despiden de mi pantalla, me importa un pepino qué ha pasado con Eurovisión. Eso sí, de todos los comentarios-lugares comunes de Eurovisión  no puedo resistirme al de: “Seguro que Grecia nos da los 12 votos, que para eso tenemos a la Reina Sofía”. Fan.

Y luego, ¿qué pasan con todas esas canciones que suenan en las galas de Eurovisión? ¿Se reciclan? ¿Tienen vida más allá de las dos horas que dura la gala? Supongo que no, que son canciones compuestas tan ad hoc que tienen fecha de caducidad calculada para sobrevivir a un par de meses machacones previos a la gala y luego dos días de resaca en el que la canción, y en muchas ocasiones el intérprete, va desvaneciéndose hasta desaparecer y formar parte del cementerio de la historia pop europea.

tumblr_n5dtlvOHRt1szow8ho1_500

No deja de ser chocante que los nexos en común que quedan de esta Europa resquebrajada sean una moneda denostada, una aerolínea de bajo coste, un programa de intercambio universitario adalid del dolce far niente y una gala musical digna del Capitolio de ‘Los Juegos del Hambre’. Para esto hemos quedado y hay que celebrarlo.

Total, que cada año digo que no voy a ver Eurovisión porque me importa muy poco y cada año termino tragándomelo enterico, porque todo es alegría y diversión. Por cierto, yo anoche quería que ganara Rusia, para que así el año que viene en Moscú se vieran obligados a pagar con sus impuestos un fiestón por y para maricas. Y que a Putin le dieran por el culo. Fin.

***

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

Una respuesta a “Un par de preguntas (o más) sobre Eurovisión

  1. En esta EU, de la cual tu hablas como si aun no se admitieran a los homosexuales masculinos; porque a las homosexuales femeninas, para esas tenemos otra vara de medir.
    No se por que dices que le den a Putón por el culo; pues tal vez y creo dudarlo poco, debe de ser un maricón de cojones, y si no que se lo pregunten a los americanos y europeos politizados.
    Mira que si le dan y encima le gusta. Y después quiera hacerlo todos los años y no deje a Rajo y disfrutar de un festival que casi todos los españoles criticamos, pero siempre veemos, aunque sea para decir ¡estos portugueses, que cabrones, el año que viene ya verán!.
    No se si borrar lo de Rajo y, como hablar de los políticos es un PELIGRO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s