‘Penny Dreadful’: las aventuras de Eva Green

Hace un par de días Internet se volvía loco (y van…) con un póster de la secuela de Sin City, Sin City: Una dama por la que matar, que ha sido censurado por la asociación más retrógrada de EE.UU, la MPAA, porque en él aparece Eva Green siendo sexo. Todo huele un poco a movimiento perfectamente calculado para conseguir likes y retuits que pongan en órbita a la película, pero poco importa porque el póster es precioso y Eva Green es, sin duda, una de las mejores actrices vivas. Bueno, no sé si es una de las mejores actrices vivas, pero sí una de mis actrices favoritas vivas (y muertas). Su mera presencia, con esa mirada de mujer al borde de abrazar la locura y esa actitud de bomba a punto de estallar, es hipnótica y su férreo control sobre la comedia y el drama hacen de ella una actriz que hace interesante cualquier plano en el que aparezca. El caso es que con todo el lío del póster me he acordado de que tenía pendiente ver ‘Penny Dreadful’, una de las series que más he esperado en los últimos meses. Y aquí he de dar las gracias a la MPAA por la polémica que me ha despertado de este extraño letargo, porque ‘Penny Dreadful’ es una maravilla.

Penny Dreadful’ es una serie atípica, con un ritmo raro y una presentación y desarrollo de personajes extraño, y, sin embargo, es todo el tiempo un homenaje a lo clásico. A lo clásico visto con el filtro de lo moderno, de lo pulp. Antes de empezar a verla pensaba, pobre de mí, que el nombre de la serie, Penny Dreadful, respondía al nombre de Eva Green, su protagonista. Sin embargo, y he de confesar que haciendo una búsqueda rápida en Google, me entero con sorpresa de que el nombre responde a la cultura popular inglesa del siglo XIX, cuando se vendían en Londres una serie de fascículos con historias de terror al precio de un penique por historia. De ahí su nombre. Y eso es exactamente lo que es ‘Penny Dreadful’, una colección de folletines de terror ambientado en el Londres de 1922 en el que un paleto feriante americano conoce a unos peculiares personajes que buscan desesperadamente a una niña desaparecida en extrañísimas circunstancias.

Uno de los puntos fuertes de ‘Penny Dreadful’, además de los fantásticos guiones de John Logan (guionista de Gladiator, La invención de Hugo, Rango, Skyfall…) y de la cuidadísima producción (ese Londres pesado y oscuro), es la cantidad de referentes que se pueden encontrar en ella. Por un lado está todo el ambiente sombrío y nebuloso del Londres de principios de siglo, escenario siempre tan agradecido para ambientar historias de misterio, en el que se aprecian los ecos de Desde el infierno de Alan Moore, con esas prostitutas cuchicheando en el levantamiento de un cadáver y maldiciendo a Jack el Destripador. Y, por supuesto, las continuas referencias a través de todos los personajes que se van encontrando los protagonistas y que no desvelaré para no aguaros la fiesta (hay unas cuantas sorpresas en estos tres primeros capítulos dignas de apaluso). Un fabuloso mashup de personajes carismáticos del imaginario fantástico, tan de moda en el cine posmoderno de hace una década con la desastrosa pero simpática La liga de los hombres extraordinarios, adaptación del comic de Alan Moore en la que Sean Connery creaba una sociedad secreta en la que se codeaba con Dorian Gray, El hombre invisible y el Capitán Nemo entre otros; o en esa joya infravalorada que es Van Helsing, con Hugh Jackman convirtiendo al mítico personaje de Bram Stoker en un enviado del Vaticano que tiene que dar caza a Mr.Hyde, Frankenstein, Dracula y el Hombre Lobo, los míticos monstruos de la Universal.

Los dos primeros capítulos de la serie están dirigidos por J.A Bayona y hay que reconocer de nuevo que el director sabe lo que hace y ofrece en el piloto dos largas escenas de terror tan bien llevadas que uno se encuentra de repente estremecido ante el horror en medio de un relato de misterio y aventuras. Es necesario entender que ‘Penny Dreadful’, al contrario que ‘American Horror Story’, es al final un relato de aventuras y misterio. Hay momentos de puro terror y de glorioso gore, pero la historia que conecta todos los puntos sabe a gran relato de aventuras. Donde ‘American Horror Story’ triunfaba a través del exceso, la lujuria y lo camp, ‘Penny Dreadful’ lo hace a través de la delicadeza, la diversión y cierto toque infantil (esa absolutamente maravillosa sesión de espiritismo del sergundo episodio) que en ocasiones nos hace creer que estamos ante un comic sin complejos, en el que cualquier cosa es posible.

Es posible que la fórmula que usa ‘Penny Dreadful’, a medio camino entre el procedimental y los relatos cruzados, juegue en su contra ( a veces da la sensación de que la serie no sabe muy bien qué rumbo sigue), pero estoy seguro de que si siguen en esta línea disfrutaremos durante mucho tiempo de estas entrañables historias de terror y aventuras como cuando de pequeños nos contaban historias de terror en el campamento. Qué gusto.

***

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

2 Respuestas a “‘Penny Dreadful’: las aventuras de Eva Green

  1. ¡Definitivamente tanto los actores como los personajes están super interesantes y considero que pueden aportar mucho a las serie, ojalá Penny Dreadful 1 mantenga la misma calidad en cada aspecto que la conforma capítulo tras capítulo!

  2. Eva Green me ha encantado!! en la peli “Soñadores” hace unos años me encantó su actuación. Sin embargo, en la serie Penny Dreadful está estupendísima. Ya me habían advertido de que me dejaría con la boca abierta y así ha sido. Ha sido un total descubrimiento. Vaya pedazo de actriz!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s