Estrenos del mes de junio

Bien es sabido por todos que junio es un mes que está entre mayo y julio, que es una cosa que a veces se dice cuando no sabes cómo comenzar un artículo. Ahora que ya lo he hecho, puedo centrarme en lo que nos ocupa y contaros que este mes la cartelera se nos presenta un poco floja. Esto de floja lo digo por ser políticamente correcto y no decir que es una mierdaputa porque estudié en un colegio de monjas y esas cosas yo no las digo. Pero como la calidad de las películas no me sirve como excusa para dejar de escribir esta sección, y necesito el dinero de Monopoly que me da Mayhem para comprarme por fin el Paseo del Prado, ahí van mis impresiones sobre lo que os encontraréis este mes si os acercáis a una sala de cine en busca de aire acondicionado.

(Haz clic en cada título o cartel para ir a su crítica) 

ESTRENOS JUNIO * El Crítico Prejuicioso

X Men. Días del pasado futuro.

Solo los amantes sobreviven

Trascendence

El sueño de Ellis

El sueño de Ellis

separador-estrenos

La película de la semana (6 junio): X-Men. Días del futuro pasado

Os juro que las he visto todas, pero con las mismas os digo que no me acuerdo de nada de lo que pasaba. Creo que eso significa que no eran terribles, porque el horror de las dos entregas de Lobezno lo recuerdo con una nitidez que me asusta, así que debe de haber sido una franquicia potable. Echando mano de esa prolongación de nuestra memoria llamada Google me voy acordando un poco más de la última, que fue una película bastante regulera en la que a veces salía Fassbender y todo empezaba a molar mucho más. Aquí repite Fassbender. Bien. También hay viajes en el tiempo. Bien. Quién sabe, a lo mejor no es tan mala.

Vamos a recordar ahora las cosas que hacen que las películas de Marvel sean buenas o malas:

Los villanos tienen que molar más que los buenos a no ser que seas Iron Man porque entonces monopolizas lo de molar.

-La trama tiene que tener algo que parezca que no se les ha ocurrido en una tarde, tampoco hace falta que esto se convierta en 2001 y su monolito, pero que el plan del villano no sea envenenar a la ciudad contaminando el agua.

Que no me explique los orígenes de nadie, que con tanta infancia terrible de los superhéroes me parece que en vez de películas deberían montar una ONG.   

-Que tenga chistes todo el rato. Chistes mientras se entrenan, chistes de las garras de Lobezno y chistes mientras se están peleando. Sin diálogos molones y chulescos de los personajes las películas de Marvel se convierten en una película de Nolan sin todo lo bueno de las películas de Nolan.

-Que el ritmo no pare ni un puñetero segundo. ¿Os acordáis de Los Vengadores? ¿A qué os gustó? Pues la historia era una mierda como un piano, pero todo iba tan a toda leche que no te daba tiempo a pensar en ello y por eso salías encantado de la vida (me incluyo).  Si la peli cumple al menos tres de estos cinco requisitos nos podemos dar por contentos.

El momento clave

A lo tonto se han juntado con un repartazo considerable.

¿Por qué ir a verla?

Porque si en algún momento te ha gustado X-Men, esta es la entrega que más posibilidades tiene de ser decente después de mucho tiempo.

Todos los estrenos

No tengo muy claro cómo afrontar el estreno de una secuela de un anuncio protagonizado por un perro. Uno piensa que cada vez es más difícil de sorprender, pero te ponen delante a un perro millonario luchando por recuperar su estatus socioeconómico y claro, tus creencias se van al garete en cinco segundos. Y mucho cuidado, yo curraba en un cine cuando estrenaron Un chihuahua en Beverly Hills y recuerdo tener la sala vendida una hora antes de la proyección (es algo que no se olvida), así que como no comprendo esa cosa que tenemos los humanos con las películas con perros no descarto que Pancho: El perro millonario sea un éxito.

Pero aunque el perro nos obsesione, no nos queda más remedio que hablar del resto de estrenos. En el lado de lo interesante pero intenso tenemos The invisible woman sobre Ralph Fiennes dirigiendo e interpretando una historia  biográfica de amoríos de Charles Dickens y un Tú a Londres y yo a California versión franja de Gaza y sobre niños robados. Se llama El hijo del otro y tiene tantas posibilidades de estar bien como de ser una moñez buenrollista de estas que tanto les gusta hacer a los europeos cuando van a dar un paseo por Palestina.

Me quedan tres películas por presentar. De días de vinilo hablé el mes pasado porque cambiaron su fecha de estreno, pero tampoco es que haya mucho que decir de esta comedia de argentinos melómanos que a mí me recuerda a un capítulo de Cómo conocí a vuestra madre con protagonistas peterpanescos con muchas ganas de pillar cacho. Respecto a Blockbuster me hallo en la duda de si se trata de un rollo de posthumor a lo Cavestany o simplemente va a ser así de cutre, y de Metéora directamente no sé qué opinar. Si no habéis visto el tráiler ponedlo y me decís qué escribiríais aquí sobre ello.

Volver a la parrilla de estrenos de junio

separador-estrenos

La película de la semana (13 junio): Solo los amantes sobreviven

Con Jim Jarmusch me pasa que sus películas siempre me dan una pereza tremenda, pero luego siempre me acaban gustando, así que aquí la historia no tendría por qué no repetirse. Pone aquí el señor director en escena a un par de vampiros muy intensos (Tilda Swinton y Tom Hiddleston) para dar a estas criaturas un enfoque olvidado durante todos estos años de auge del subgénero vampírico. Al final, se trata de seres que llevan viviendo una pila de años, están de vuelta de todo y la vida tiene más bien poco que ofrecerles. Vamos, que no tenemos que olvidar que lo de ser inmortal tiene su parte coñazo.

Lo que nos queda es la cultura, en concreto la música. Según un amigo que la vio en un festival, el discurso de la película es que la parte buena de ser vampiro es que puedes escuchar toda la música del mundo, y que para apoyar esa tesis tiene una banda sonora espectacular. Como mi amigo va a tener razón, además de buena música espero unos buenos diálogos trascendentales, un poco de esa glorificación del tiempo muerto que tan bien se le da plasmar a Jarmusch y, ya para nota, una película que nos recuerde la parte buena de que todos nos muramos tarde o temprano.

El momento clave

Las referencias a Fausto o al Doctor Caligari no creo que sean las únicas.

¿Por qué ir a verla?

Porque incluso en sus días menos inspirados, Jarmusch sabe poner temas interesantes sobre la mesa.

Todos los estrenos

En el resto de la cartelera podemos encontrar varias cosas que puede que merezcan la pena. Una de ellas es Las dos caras de enero, uno de esos thrillers con buenos actores, pocos efectos especiales y personajes siniestros jugándosela los unos a los otros que tanto recuerda a los clásicos del género. También puede ser interesante Violette, de Martin Provost, sobre la vida de la escritora Violette Leduc y su relación con Simone de Beauvoir.

También llegan dos comedias con tonos completamente distintos. Por un lado, Not That Funny, una comedia romántica más indie que un banjo de colores sobre un cuarentón que quiere aprender a ser gracioso para conquistar a su amor. El protagonista es Tony Hale, que gracias a su cara de pringao y sobre todo al personaje de Buster en Arrested Development tiene ya mi amor incondicional in saecula saeculorum. Mucho más comercial e inocente es No hay dos sin tres, sobre tres amantes de un mismo hombre poniéndose de acuerdo para darle una lección por su incapacidad para mantener los pantalones abrochados. Tiene pinta de ser terrible, pero cuenta con Leslie Mann, que es una de las actrices más graciosas que hay ahora mismo en Hollywood, con Cameron Diaz, que desde que hace papeles de cougar nos cae mucho mejor, y con Kate Upton, conocida por estar muy buena.

Si nada de lo anterior te convence, siempre nos queda el cine de animación alemán. Si no conocías aun la historia de Tarzán, lo que es normal porque se trata de un clásico olvidado por el cine, ahora Reinharn Klooss te lo trae nada menos que en 3D. Prefiero utilizar mis globos oculares como adorno par una ensaladilla rusa que verla, pero sé que hay gente para todo, incluso para ver versiones alemanas de Tarzán.

Volver a la parrilla de estrenos de junio

separador-estrenos

La película de la semana (20 junio): Trascendence

Trascendence tiene todo lo que le pido a un blockbuster y un poco más: ciencia ficción con planteamientos interesantes, recuerdos del querido Frankenstein, un poco de paranoia antitecnológica y un discurso que parece que dispara contra la panda de gurús mesiánico-tecnológicos que nos han invadido recientemente y que pretenden dominar el mundo a base de TED Talks. Por todo eso y más Trascendence me pone como una moto, pero como la crítica la ha despedazado sin piedad no puedo emocionarme demasiado.

EL principal riesgo al que se enfrenta es que puede ser una memez de campeonato. Quiero decir, que el planteamiento consista únicamente en lo que muestra el tráiler y que el grueso de la película sea el ordenador malvado haciendo cosas malvadas sin parar para desarrollar su maléfico plan. A una peli como esta que va a contracorriente (parece que después de unos años de distopías el cine ha hecho suyo el mantra de que tecnología=progreso) hay que obligarla a que vaya un poquito más allá y reflexione sobre el tema, aunque sea superficialmente, que sé que estamos hablando de Hollywood.

El momento clave:

Si Johnny Depp no sale disfrazado y con setenta kilos de maquillaje en algún momento no firma los contratos.

¿Por qué ir a verla?

Porque el director es el  dire de foto habitual de Nolan así que por lo menos tienes aseguradas unas cuantas imágenes poderosas.

Todos los estrenos

¿Por dónde empezamos? El premio a la película terrible de la semana es para Perdona si te llamo amor, basada en la novela del mismo nombre del gran Federico Moccia (hay que ser grande para vender así sin saber escribir correctamente). Aunque en el otro lado del espectro, la testosterona no se queda atrás en vergüenza ajena con Yo, Frankenstein, en la que se toma el nombre (y ya) del personaje de Mary Shelley para convertirle en un superhéroe atormentado que lucha contra gárgolas. ¿Qué coño esnifan los productores de Hollywood a veces? La trilogía de terrores la completa El cielo es real, una película que debería ser de niños chungos y terror pero que luego solo es cine sobrenatural apestoso para que los americanos se regodeen en sus supersticiones.

El resto de estrenos, visto lo visto, son mucho más tolerables. Lo vuelven a intentar con el documental sobre Carine Roitfeld, Mademoiselle C, después de retrasar su estreno hace unas semanas. La opción happy de la semana es un musical sobre amoríos, guerra y Edimburgo con música de los Procaimers (se nota que se van acabando los grupos con los que hacer musicales) y que bueno, ya sabéis perfectamente el tipo de película que va a ser Amanece en Edimburgo.

Las encargadas de cerrar la lista son la española Sapos y culebras, de la que al menos podemos estar contentos con que esté ambientada en la España de hoy (la de verdad) y las francesas Un cuento francés y La jaula dorada. Mientras que la primera me car muy bien porque sabéis que tengo una debilidad por los señores cascarrabias questándevueltadetodo y con la segunda me debato entre si será el tipo de cine buenista progremierder o si puede tener mala leche y recordarnos lo hipócritas que somos todos. Si no estuviera Trascendence esta última sería sin duda mi opción.

Volver a la parrilla de estrenos de junio

separador-estrenos

La película de la semana (27 junio): El sueño de Ellis

Ahora mismo podría escribir Joaquin Phoenix cincuenta veces, llenar dos párrafos y quedarme tan tranquilo, pues es de sobra conocida mi condición de socio de honor en la secta de adoradores de Joaquin Phoenix. Cualquier cosa que haga merece ser vista por el simple hecho de que él salga, pero siendo justos El sueño de Ellis promete mucho más.

Nueva York, inmigración y años veinte son una mezcla seductora donde las haya. Una tierra de oportunidades, sí, pero también un paraíso para rufianes de todo tipo aprovechando el caos para canalizarlo a su favor. Un contexto muy chulo para hacer películas, más aun si detrás de ellas está un David Gray que nos ha demostrado que sabe contar historias de amor (Two lovers) y también de tiros (La noche es nuestra). En Cannes no cumplió con las expectativas pero albergo esperanzas en que sea una buena película y los críticos (una vez más) estén equivocados.

El momento clave

¿Actuará por fin bien Marion Cotillard en inglés? Parece que esta puede ser la buena.

¿Por qué ir a verla?

Porque James Gray todavía no nos ha fallado.

Todos los estrenos

La cantidad de películas aspirantes a ser horribles llega a una cifra récord, pero creo que precisamente por eso vamos a empezar con las decentes. Isabel Coixet ha hecho una película en Inglaterra que podría ser terror para adolescentes (Mi otro yo), pero viniendo de quien viene seguramente sea algo más intenso (o eso o es lo que parece y la ha hecho por comer, veremos). Foxfire nos cuenta las aventuras de una banda feminista en los años cincuenta a las que se les va un poco de las manos el tema y se convierten en delincuentes. Bien por ellas. Por último, regreso de un español que vaga sin rumbo a su infancia en Chile en El árbol magnético, que si ves el tráiler verás que es una película de familia y encontrarse a uno mismo como has visto tantas otras.

Hasta ahora lo decente (que ojo, decente no significa que os vaya a gustar), ahora abrochaos que vienen curvas. Un animal de la selva se siente culpable y rechazado, huye y se hace amigo de unos animales frikis y vuelve a casa por la puerta grande. No, no es El rey león, es Khumba que ha venido a repetir la fórmula con una cebra sin rallas en el culo. Pero peor aun es lo de Campanilla, hadas y piratas, que utiliza un argumento que da para capítulo de serie de dibujos y poco más (unos malos han robado el polvo de hadas y lo van a usar para el mal) para sacar el dinero a los padres y madres de las criaturas hipnotizadas por el Disney Channel. Disney sabe hacerlo y siempre sabrá. Yo conservo el puñetero Retorno de Jafar en VHS en casa.

Dejando al público infantil, al menos al físicamente infantil, nos encontramos con un trío de porquerías cinematográficas de nivel. La menos apestosa es Tokarev, porque la dirige Paco Cabezas y porque sale Nicolas Cage, que solo hace pelis malísimas pero nos cae bien por ser algo así como el rey de internet. Las que sí que no hay por donde cogerlas son The bag man, con Robert de Niro (si es reciente y sale de Niro, mejor me piro) y John Cusack escoltando a una mujer que sale medio desnuda durante todo el tráiler (cine con perspectiva de género) y por último el premio se lo lleva Juntos y Revueltos, con Adam Sandler y Drew Barrymore haciendo el payaso en África. Sí, hacen el payaso en África que es un continente enorme pero para que se van a aprender los americanos un país de África si en el fondo son todos lo mismo con animales de la selva y negritos que van casi en bolas. Así están las cosas en junio de 2014 amigas. Hablamos el mes que viene, que ya veréis los blockbusters que vienen este verano.

Volver a la parrilla de estrenos de junio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s