9 cosas que hacen reír (I)

No tengo intención de que esto sea una lista de esas que van del cincuenta al uno ni pienso estudiar la comedia moderna para hacer una lista equilibrada y académica. Esto va de un servidor poniendo cosas que me hacen gracia, y que espero que a quien lo lea también (al menos algunas). Aquí caben películas, series, vídeos y lo que se me ocurra. Mi única autoridad para escribir sobre el tema es haber visto muchísimas comedias, sobre todo malas, así que si no os gusta la selección de hoy podéis probar suerte con la próxima, pues pienso extender el experimento al menos durante el verano (y con suerte alguien más os contará las suyas). No os doy más la tabarra y vamos a ver si nos reímos un poco.

8 sentencias de muerte

Empezamos con una peli viejuna, nada menos que de 1949. Un noble venido a menos nos cuenta en forma de flashback como desarrolló el maléfico plan que le ha llevado hasta donde está. Hay ocho personas que le superan en el orden de sucesión para convertirse en conde y él va a matarlos a todos como venganza por el maltrato que ha sufrido su familia. La peli se hizo con cuatro duros, por lo que tuvieron que tirar de imaginación y servirse del magnífico guion y de unos actores formidables. Dennis Price está estupendo, pero Alec Guinness toca el cielo con su interpretación de LOS OCHO nobles que sufrirán la ira de nuestro protagonista. Una combinación perfecta de humor absurdo, irreverencia y actores en su mejor momento que resulta una de las mejores comedias que he visto en mi vida. Si tenéis dos euros la podéis estar viendo en un minuto en Filmin.

Seinfeld y el nazi de la sopa

La serie que dio fama a Larry David y Jerry Seindfeld en los noventa era experta en extraer la comedia de lo cotidiano. Después de ellos llegarían los monólogos del Club de la comedia para estirar la fórmula hasta el infinito y arruinárnosla para siempre, pero eso no es culpa de Seinfeld. Hay decenas de capítulos imborrables, pero este de la temporada séptima es el que puedo ver una y otra vez sin que pueda evitar reírme. Un nuevo local está arrasando en Nueva York vendiendo el producto menos glamouroso posible: sopa. Aunque los protagonistas se muestran escépticos, la insistencia de todo el que la prueba les hace acudir al restaurante. El único problema son las formas autoritarias con las que el chef trata a sus clientes. Tienes que portarte bien, hacer lo que él te dice o te quedas sin sopa. Con un argumento tan brillante solo podía salir un capítulo tan espectacular como este.

One froggy evening

Una de las muchas obras maestras con forma de corto que Chuck Jones hizo a lo largo del siglo XX apareció en forma de rana cabrona. A veces una cosa tan simple como un animal cantando es suficiente para que nos meemos de risa, pero aunque los números de la rana cantarina son espectaculares, lo verdaderamente gracioso aquí es la forma que tiene de maltratar a su dueño. El humor que se ríe de las desgracias ajenas (caídas, tortazos y demás) es el recurso clave de este corto. Nos reímos del pobre desgraciado que imaginó montañas de dinero cuando lo que en realidad había encontrado era un fantástico espectáculo privado. Una rana con sombrero y voz de crooner hace el resto.

http://vimeo.com/46018110

Peter Sellers en El Guateque

Hay cómicos que tienen la capacidad de hacerte reír con un simple movimiento. Chaplin o Keaton dominaban su cuerpo como instrumento de comedia a las mil maravillas en la época del cine mudo, pero el sonoro cedió espacio a los que sin saber moverse contaban buenos chistes. EL talento de Peter Sellers le permitía usar ambas facetas a su antojo siendo una máquina perfecta para logran la carcajada del espectador y en El Guateque lo demuestra como nunca. No es una película redonda ni mucho menos, pero sí un vehículo perfecto para poner a Sellers a hacer el payaso y conseguir hacer comedia con un simple paseo por la sala.

Kevin Smith y Superman

Hace mucho que Kevin Smith no mola demasiado. Sus películas dejaron de ser graciosas hace más de una década, pero en sus comienzos nos dejó algunas comedias que marcaron estilo. Sin embargo, su mayor contribución al humor no es ninguna de esas películas, sino un monólogo espectacular en el que narra su fallido intento de escribir un guion de Superman. La historia que cuenta, productor chiflado incluido, es graciosa contada por cualquiera, pero su forma de tejer el monólogo gestionando los tiempos y la información con maestría es la prueba definitiva de su enorme capacidad para narrar.

El reportero: la leyenda de Ron Burgundy

Es un misterio que una de las películas más graciosas de los últimos años sea casi una desconocida en España. Quizá el problema sea que solo me parece graciosa a mí, pero de momento ha conseguido encandilar a todo aquel al que se la he recomendado. Cuenta la historia de un grupo de presentadores de noticias en los años setenta y es un desfile de tópicos de la época, humor políticamente incorrecto y un puñado de actorazos pasadísimos de rosca haciendo lo que les da la gana en medio de la trama más descerebrada que se te ocurra. Ron Burgundy es uno de los personajes más odiosos y egoístas que puedes encontrarte en una pantalla, pero también uno de los más carismáticos. Si no soportas a Will Ferrell no sabes lo que te pierdes.

The thick of it y Malcolm Tucker

The Thick of it fue una serie británica que satirizaba la política contando el día a día de un ministerio. Sus guiones eran siempre brillantes y su inglesez garantizaba no cortarse un pelo y criticar abiertamente las prácticas habituales en política. Pero lo más importante de todo es que tenía a Malcolm Tucker. El jefe de prensa del gobierno es uno de los mejores personajes de la televisión moderna por muchas razones, pero la principal de ellas es su capacidad para insultar y maldecir de las formas más imaginativas que he visto. Su colección de improperios a lo largo de cuatro temporadas deja por los suelos a cualquier competidor. Si alguna vez tengo que ser insultado salvajemente sin haber hecho nada para merecerlo mi único deseo es que lo haga él.

Los videntes televisivos: El maestro Joao y la tijera

El mundo de los videntes a horas intempestivas es un género que nuestra televisión nos ha dado y no agradecemos lo suficiente. Seguramente la estrella del show sea el gran Sandro Rey, del que me quedé prendado en cuanto le vi predecir el próximo número de la lotería con la misma tranquilidad que el que reparte cuarto de mortadela. Pero este vídeo del maestro Joao alcanza unos niveles de perfección en cada uno de sus detalles que lo convierte en altísima comedia. La decoración es una mezcla que da para tesis doctoral, esa pulsera de la señora que le molesta, los vahídos de folclórica del franquismo y, por supuesto, la tijera. Esa tijera a la que hay que mirar fijamente para culminar el hechizo con la rima más cutre que se le ocurrió al maestro en ese momento. Una obra de arte mejor que la mayoría de supuestas comedias que se estrenan en el cine cada año.

Ricky Gervais, tiburones y nazis

Como veo que esta selección me ha quedado bastante británica, no me queda más remedio que acabar con Ricky Gervais. Si los ingleses son una raza superior en esto de hacer gracia, y eso es algo científicamente demostrado, el señor Gervais es el que más ha aportado al asunto en los últimos años. The Office y Extras son dos obras maestras y sus discursos en la gala de los Globos de oro son ya uno de los momentos más emblemáticos de la historia de esos premios. También ha hecho alguna película, una serie de animación y un curso de inglés absolutamente delirante. Y sí, de vez en cuando se va de gira por los teatros con espectáculos cómicos con nombres tan poco pretenciosos como Política, Fama o Ciencia. Despido la conexión con un fragmento de Fama en el que muestra todas sus virtudes como comediante: surrealismo, hipérbole, incomodidad y sacar punta a la cultura popular. Otro día seguimos riéndonos.

***

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s