Real Estate: lejana nostalgia

La reedición de viejos patrones musicales en clave moderna se ha convertido en el recurso creativo más común en el siglo XXI. En esa liga de saqueos, influencias compartidas y miradas nostálgicas al pasado en que se ha convertido la industria musical, los norteamericanos Real Estate se han ganado a pulso un lugar destacado gracias a su pop-rock luminoso, delicadamente guitarrero, sesentero y soñador. Un estilo forjado con oficio a lo largo de tres álbumes de estudio y un EP, que protagoniza nuestro Diez Temas 10 de esta semana.

Hijos de los tranquilos suburbios de Ridgewood, Nueva Jersey, Real Estate atesora en sus canciones una melancólica evocación de cosas pasadas y una reflexión sobre el paso del tiempo que se acentúa en su último disco, Atlas (2014). Desde su homónimo primer álbum, Real Estate, aparecido en 2009, han pasado ya cinco años en los que la vida de sus miembros, y más concretamente la de su líder y cantante, Martin Courtney, ha cambiado sin remedio para, quizá, no parecerse después de todo a lo que esperaban. Algo que, a fin de cuentas, resulta ser un lugar común de los que nos hacemos mayores en la segunda década del siglo XXI.

Con los álbumes Real Estate (2009), Days (2011) y el reciente Atlas, y el E.P. Reality (2009), la banda norteamericana ha pulido un estilo cercano al pop-rock sesentero, con guitarras brillantes, ritmos sosegados y un ligero eco que lo impregna todo y le da a sus temas un toque melancólico que termina siendo marca de la casa. La música de Real Estate parece venir de otro tiempo y otro lugar, apuntalada en una simplicidad y unas estructuras cíclicas que remiten, principalmente, a la banda The Feelies, inspiración confesa de Courtney, y a la transparente sencillez de la música popular de los años sesenta y setenta.

El videoclip de Crime, canción del disco Atlas, es uno de los más originales de 2014.

En una frontera difusa entre el pasado y el presente es donde la música de Real Estate encuentra su lugar. Primero, la nostalgia de una vida que todavía no está del todo definida (Real Estate, Days) y, más tarde, el darse cuenta de que el tiempo pasa sin remedio y el deseo de volver al punto de partida, cuando todo era incierto, pero se adivinaba un agradable sueño en esa incertidumbre (Atlas).

Los tres discos de Real Estate representan el camino de unos jóvenes de un barrio residencial y tranquilo de Nueva Jersey que empezaron a tocar entre amigos y –cierto éxito, mudanza a Brooklyn y fichaje por Domino Records mediante– ahora no saben muy bien dónde están, pero se han dado cuenta de que de golpe hay un pasado al que mirar. Un pasado personal, pero también musical, que viste sus canciones de una lejana nostalgia y les otorga un lugar privilegiado en el imaginario indie de nuestros días.

***

Foto de portada: Real Estate con David Letterman (Foto: Youtube)

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s