Un verano de ciencia y ficción

El verano, a pesar de la carta de amor que le escribí el año pasado, siempre va asociado a una época de sequía en cuanto a contenidos de televisión. En esta época, marcada por las actividades al aire libre y el deseo de hacer cosas que rompan la rutina de la temporada, es difícil encontrar algo decente que ver en televisión. Hasta la telebasura se toma un descanso ( a no ser que seas tan adicto a ‘Sálvame’ que puedas verlo hasta cuando sus conductoras son Paz Padilla y María Patiño). Por todo esto, los teleadictos aprovechamos todo el tiempo libre que tenemos en verano (quien lo tiene, claro) para ponernos al día con el retraso acumulado a lo largo del año o para algo todavía más suculento: rendir cuentas en el Olimpo de las series. El verano es el momento de ver por fin ‘The Wire’, ‘Los Soprano’ o ‘El ala oeste de la Casa Blanca’. Te dices a ti mismo: “durante el día aprovecho las horas de playa y por la noche, con el cupo social ya cubierto, puedo dejarme los ojos viendo horas y horas de la familia Fisher”. También es muy adecuado para los días de refrescante lluvia veraniega. Pero si desgraciadamente (o no), no tienes vacaciones ni tiempo para ir a la playa y te tienes que quedar en la ciudad con el resto de amigos frikis que son frikis los 365 días del año, tendrás que hacerme caso para no perderte en las conversaciones de las series del verano. Aquí cuatro series que se acaban (más o menos) de estrenar y de las que puedes hablar en las terrazas durante el mes de agosto, cuando la ciencia ficción se palpa en el aire.

‘The Leftovers’

La esperada por muchos y temida por muchos otros nueva serie de Damon Lindelof, genio creador de ‘Perdidos’, desembarcaba en HBO hace unas semanas causando la misma polémica con la que el guionista se despidió de ‘Perdidos’ o con la que fue recibida esa pequeña obra maestra llamada Prometheus. La serie, con un punto de partida de ciencia ficción en la línea de ‘Flashforward’, con un suceso inexplicable que deja a la sociedad impactada e indefensa ante la imprevisibilidad del futuro, es como un ‘Les Revenants’ pero al revés. Si en la serie francesa los protagonistas tenían que lidiar con la vuelta a la vida de sus seres queridos fallecidos, en ‘The Leftovers’ el 2% de la población mundial desaparece sin explicación y nuestros protagonistas son “los que quedaron atrás”. Un punto de vista tan intersante como complejo de mantener, como hemos visto siempre en este tipo de serie.

Lo primero que llama la atención de ‘The Leftovers’ es que uno no puede dejar de pensar que parece mentira que sea de HBO. Parece más bien una serie de network bien hecha, pero tampoco mucho más. No encontramos (de momento) muchas decisiones arriesgadas, interpretaciones extraordinarias o la sensación, como si tenemos viendo otras series de la cadena, de que estamos viendo algo que no podríamos ver en otro canal. La serie está bien y tiene mucho potencial, pero si piensas en lo que podría haber sido realmente se te cae el alma a los pies. Aunque el drama está bien llevado y el interés en el misterio se mantiene, hay ciertas chorradas colocadas para hacer más críptica la trama (¿el tabaco de la secta? ¿hola?), que en ‘Perdidos’ encajaban en la mitología y aquí se le ven las costuras. Eso sí, el tercer capítulo de la serie, protagonizado por el excelso Christopher Eccleston (¡el primer Doctor de la nueva generación de Doctor Who!) es una auténtica maravilla. Un capítulo de culto, de repente, en el que se hace tangible de nuevo, como en todo lo que hace el señor Lindelof, la frontera entre la ciencia y la fe (hombre de ciencia, hombre de fe).

En defintiva, The Leftovers es recomendable de momento más por lo que puede llegar a ser que por lo que es. Además es una muy buena opción para el verano. Puedes estar todo el día muy feliz en la playa y en las terrazas y luego llegar a casa y contrarrestar esa felicidad con la depresión continua de la serie. Planazo.

‘Extant’

Siguiendo en la línea de la ciencia ficción, pero esta vez poniendo el acento en la ciencia ficción en sí y no tanto en el drama como en ‘The Leftovers’, la apuesta de CBS es ‘Extant’, que viene apoyada por los nombres de Steven Spielberg como productor y Halle Berry como protagonista. En ‘Extant’ Halle Berry interpreta a una ingeniera espacial (Gravity ha despertado el interés en este tipo de personajes. Bien.) que tras una misión en solitario de 13 meses en una estación especial, vuelve a la tierra embarazada. Bum. A partir de aquí, pues todo lo que te puedes esperar de una serie así: conspiranoia, sueños raros, drama, persecuciones…

Lo más interesante de Extant reside en la trama secundaria, la del marido de Halle Berry y su hijo (un poco pesado) androide y los conflictos en el exceso de humanización de la inteligencia artificial. Aunque es algo que hemos visto cientos de veces ( el mismo Steven Spielberg abordó el tema en  ‘Inteligencia Artificial’), parece que la trama tirará por caminos menos explorados y que al poner el acento en el creador y en la paranoia de Halle Berry incluso con su propio hijo, la serie puede mantenerse estupendamente para fans de la ciencia ficción.

En todo caso, ‘Extant’ lo tiene complicado para aguantar en un entorno en el que los espectadores ya hemos visto de todo. Parece una serie bastante cara y lo que ofrece no deja de ser un producto más. Cierto es que aunque ahora parece que todas las series son de ciencia ficción, realmente no había ninguna alternativa en network de ciencia ficción pura y dura. Veamos a ver cuánto es capaz de arriesgar para mantener el interés del espectador más exigente.

‘The Strain’

Para los amantes del folletín, del tebeo, del gore y de la cultura popular nuestra serie estrella del verano sin duda es ‘The Strain’. Creada por Guillermo del Toro y basada en su propia novela Nocturna, ‘The Strain’ es ocho series distintas a la vez y las ocho son de lo más apetecible.

El capítulo piloto de ‘The Strain’ empieza exactamente igual que el de ‘Fringe’. Un avión procedente de Berlín aterriza en el JFK en extrañas circunstancias y un equipo especial de la ¿brigada antivirus? acude para establecer qué ha pasado con los pasajeros y la tripulación del avión. Todos han fallecido al instante, excepto 4 supervivientes que se han salvado sin explicación alguna. Lo que pudimos intuir de este primer episodio es que una especie de vampiro legendario que viajaba en un extraño ataúd con símbolos antiguos incomprensibles (esto que tanto les encanta a los americanos y a nosotros, claro).

Cuando ya estábamos completamente entregados a esta trama de virus en plan ciencia ficción tecnológica súper guay mezclada con ese punto de fantasía mitológica con el ancestral vampiro-bestia involucrada, de repente, y porque sí, en ‘The Strain’ se lleva a cabo la escena más gore y jarta de la temporada televisiva. No fue tan impactante como el momento Montaña- Víbora Roja de ‘Juego de Tronos’, porque no teníamos ningún apego al personaje fallecido, pero lo que ocurre es excesivo y gratuito. Y nos encanta, claro. Luego, de fondo, una trama estupenda de grandes villanos controlando desde pisos de ultra lujo todo lo que nos pasa a los mortales, y para terminar, como guinda, una escena en una morgue en plan George A. Romero. De verdad, de 10.

No sé muy bien qué camino tomará ‘The Strain’ ni si serán capaces de mantener el nivelón pulp serie B del primer episodio, pero todo apunta a que no se quedarán cortos en cuanto a putas locuras para mantenernos pegados al sofá. Qué ganas.

‘Halt and Catch Fire’

Y para terminar, la gran joya del verano. La piedra preciosa de la sequía veraniega que amenaza con pasar desapercibida, pero que esperamos será recuperada aunque sea a la vuelta en septiembre. ‘Halt and catch fire’ es la nueva serie de AMC que se estrenó con el final de ¿temporada? de ‘Mad Men’. Una serie sobre la vertiginosa carrera informática de principios de los 80, en la que las empresas más punteras del momento competían por alcanzar de una vez por todas los hogares del mundo entero.

Si este interesantísimo punto de partida no os ha terminado de enganchar, los siguientes factores a resaltar son la dirección de Juan José Campanella en los dos primeros episodios (casi nada), el musicón que aparece todo el rato (hola, estamos en 1983) y un personaje de esos que se comen todo lo que tienen en pantalla interpretados por una actriz (Mackenzie Davis) con un carisma hipnótico a la que estoy seguro veremos mucho a partir de ahora. El personaje de Cameron Howe parece directamente inspirado en el Lisbeth Salander (para un servidor uno de los mejores personajes literarios de las últimas décadas) de Los hombres que no amaban a las mujeres. Una chica punk, termendamente geek y asocial que precisamente por todo lo anterior es extramadamente sexy y misteriosa. Una locura de personaje. Acompañando a Mackenzie Davis, Lee Pace ( ‘Criando Malvas’, El hobbit) y ese actor de culto llamado Scott McNairy, secundario que siempre destaca en películas tan maravillosas como Mátalos Suavemente o 12 años de esclavitud.

Lo más impresionante de ‘Halt and Catch Fire’ es el equilibrio perfecto entre puro drama de personajes, todos desgraciados y tocados por la maldición de la genialidad, y el thriller tecnológico y de despachos en plan La red social. Una de esas series que de vez en cuando aciertan al apretar una tecla que no se había tocado aún. Esperemos que no pase demasiado desapercibida y que no ocurra como en esa otra gran serie de AMC, ‘Rubicon’, que fue cancelada al final de su primera temporada, justo cuando la serie se encontraba en el epicentro del huracán de locura que vaticinaba. Un drama.

Para que no digáis luego que os dejo abandonados en agosto, aquí tenéis unos cuantos deberes para pasar este caluroso mes. Nos vemos en septiembre con las pilas cargadas para las series de otoño, donde la tele pasa el examen que realmente importa. Feliz verano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s