Un curso de conversaciones y temas en profundidad

banner-resumenes-ano-verano-2014

Si en Mayhem queríamos hacer un esfuerzo intrísecamente periodístico, teníamos claro que debía que estar orientado a hacer las cosas con tiempo. Bien por una elección de estilo, bien por una capacidad de maniobrar, en este caso necesidad y deseo se unen. Para hablar bien las cosas, hay que hablarlas despacio, madurarlas sin prisa. Masticarlas hasta encontrarles el sentido.

Lo hicimos durante más de tres meses para encontrar la realidad que se esconde detrás de los Centros de Internamiento de Extranjeros, en un memorable Gran Angular de Jorge Moreno que ha sido reproducido por su calidad por nuestros compañeros de eldiario.es, con los que acordamos su difusión. También buceamos en la realidad de nuestras miserias fiscales con Carlos Cruzado, hablamos de la realidad del teatro con los directores de La Joven Compañía y Alicia Borrachero; dimos una mirada más a la realidad de la mano de Carlos Taibo, Enrique Flores o Luis Montes. O buceamos en la trayectoria artística de Javier Limón, Daniel Sánchez-Arévalo o Hovik Keuchkerian.

Sesenta días

La singladura de una persona que viene a buscar un futuro mejor en un nuevo país y se ve en un Centro de Internamiento de Extranjeros tiene un tiempo máximo. Estos sesenta días fueron la metáfora y el leit-motiv de un reportaje tripartito en el que examinamos las causas que llevan a una persona a un CIE, la situación en los centros y las posibilidades a la salida. Sesenta días para resumir meses de entrevistas, contactos, grabaciones, transcripciones, redacción, edición y montaje.

“Íbamos tres compañeros y me pidieron los papeles. Yo les dije que no tenía, que lo único que llevaba era el abono transportes. Me dijeron que lo sacara, se lo di y llamaron a la central. No sabía lo que pasaba, pero entonces me cogieron con fuerza. Les pedí que me explicaran lo que estaba pasando, porque no lo entendía. Ellos me dijeron que me callara, que tenía derecho a guardar silencio. Yo quería saber qué pasaba. Pensaba que el agente se había confundido. Entonces, me empezaron a golpear. Mi compañero dio un par de gritos, pero no pudimos hacer nada, porque ellos eran dos policías pegándome con porras hasta que se me llevaron”, relataba Sissoko en una parte de la primera entrega.

Los relatos sobre cómo es una estancia en el CIE que nos contaron personas que estuvieron presentes, abogados y representantes de ONGs que trabajan en los centros también nos mostraban una realidad que distaba mucho de ser humanamente aceptable.

“A lo que nos han llevado ya las autoridades es a pedir que a las personas migrantes o a las personas extranjeras se las trate, al menos, como si estuvieran en un centro penitenciario. Con la gravedad que esto implica”, concluye Karlos Castilla acerca de lo que supone pasar sesenta días encerrado en un CIE. Una reflexión en la que coinciden buena parte de los entrevistados y que sintetiza Sissoko: “Yo hubiera preferido estar en la cárcel. En la cárcel tienes tele y de todo. Los delincuentes están más liberados que nosotros”.

En la tercera entrega, la de la salida del CIE, investigamos los casos de puesta en libertad, la deportación, o los fallecimientos en los centros. Los miembros de las ONG que trabajan con las personas que sufren este tipo de situaciones nos relataron la verdad incluso de los acuerdos bilaterales que tiene España para la deportación de personas.

Antonio Díaz de Freijo habla de estos acuerdos como de “trampas” que España utiliza para deportar a inmigrantes que por falta de tratados con sus países de origen o de reconocimiento de la nacionalidad, no podrían ser expulsados. “Lo que les preocupa es meterlos en el avión. ¿Adónde va el avión? Donde les han permitido aterrizar. Igual no todos son de allí, pero allí los dejan y se lavan las manos olímpicamente. Allí cada uno tiene que buscarse la vida de inmigrante, quedarse, o buscar dinero trabajando o dejándose explotar para volver a su país”, explica el director de Karibu.

Conversaciones que perduran

Algunas de este tipo tuvimos durante el curso pasado. Pasamos de la política y la economía al teatro, el cine y la cultura. La mayoría fueron en bares, pero otras en centros culturales, en parques o en el bucólico Retiro.

“Un día hace ya mucho tiempo iba corriendo y una vez más me volví a preguntar ¿qué haces? Y una vez más me volvía responder “No tengo ni puta idea de lo que estoy haciendo”. Así que me paré y decidí que no quería seguir boxeando. En realidad hacía tiempo que ya no quería seguir boxeando, pero a veces tienes que llegar al límite para decirte ¿a quién quiero engañar?, reflexionaba Hovik Keuchkerian, boxeador, actor, escritor y otras tantas cosas más en una entrevista realizada por nuestro compañero Adrián Verdugo.

Con Hovik nos pudimos cuestionar quiénes somos, y con el profesor Carlos Taibo nos preguntamos qué hacemos, por qué pensamos que vivimos mejor por poseer más cosas, crecer y seguir toda una serie de lógicas externas al ser humano, desvirtuadas por la ruptura de la pompa de jabón que ha provocado la crisis.

Esta idea de que el ser humano por naturaleza está marcado por la lógica de la competición es una superstición. Hay otra lógica: la del apoyo mutuo, la solidaridad y la cooperación, que tiene una presencia muy consistente en nuestras sociedades, incluso en momentos tan tétricos como este”, explora Taibo. “Aunque sea una paradoja, la crisis abre bastantes ventanas, hace que las gentes empiecen a hacerse algunas preguntas sobre la sinrazón de su vida de antes, las horas extras, procurar tener más ingresos para adquirir una segunda vivienda o cambiar de coche rápidamente… Creo que hay mucha gente que empieza a percatarse de que íbamos demasiado deprisa, y que empieza a darse cuenta de que la felicidad tiene muy poco que ver con aquellas cosas”, comenta.

Pero no podíamos dejar de preocuparnos, porque el presidente del sindicato de técnicos de Hacienda GESTHA, Carlos Cruzado, nos ponía las cosas claras. El fraude fiscal y la falta de justicia de nuestro sistema requiere una reforma necesaria.

Entre medias, con Alicia Borrachero y los directores de La Joven Compañía, José Luis Arellano y David Peralto, hablamos sobre el teatro, su situación en un momento en el que la cultura es la primera apeada de nuestras vidas por el peaje de la crisis. Una pérdida de artistas que terminan buscando su futuro fuera de nuestro país, que pierde a los narradores de su realidad, como nos contaba Arellano:

Que los artistas de nuestros entornos, de nuestras comunidades y de nuestras sociedades no nos cuenten nuestras historias, hombre, eso es triste. Es terrible que no podamos ver y contar nuestra historia porque los que tienen que contarla se van […] Ya perdimos en su época a alguien como Buñuel. O ganamos, porque lo ganó el Universo, pero tardó bastante en contar nuestra historia”, manifiesta. 

Con Daniel Sánchez Arévalo y Javier Limón recorrimos dos carreras llenas de grandes éxitos en las pantallas y en la música. Limón nos reveló su faceta de alquimista en la edición de los discos y reflexionó sobre el flamenco y la pedagogía musical. Sánchez-Arévalo nos reveló que pretende en su próximo largometraje recuperar un cine más social. “Volver al barrio”.

Con el dibujante Enrique Flores y con Luis Montes reflexionamos sobre dos aspectos contrapuestos: la vida, la creatividad, la rebeldía política; frente al derecho a la muerte digna y la reflexión sobre cómo morimos y cómo afrontamos el hecho de la muerte. Pero con un ámbito en común, el de la búsqueda de unos servicios públicos, en Sanidad o en Educación, merecedores de tal nombre.

“Cuando un chaval dice que quiere ser dibujante, si quieres ser realista tienes por delante un trabajo ímprobo. Como el que quiere ser pianista. Y eso yo creo que es un valor, saber que las cosas van poco a poco, lentamente, y saber que vas a ir aprendiendo. Y a la hora de ejecutar tu oficio, tu trabajo, también lleva un tiempo. Es muy ‘antiPlayStation’, muy como la diferencia entre ir en AVE o ir a pie. Y luego hay otra cosa, que a mí me gusta, que es que requiere muy baja tecnología. Que con un folio y un lápiz, ya está”

Conocer las cosas que van poco a poco y saber cómo queremos morir, evitando el “pacto de silencio con la muerte” que ha realizado nuestra sociedad. Con Luis Montes sus reflexiones sobre la muerte digna culminamos este repaso, en el que os recomendamos echar un ojo a todos los reportajes y entrevistas que hemos realizado durante este curso.

Revisa todas las entrevistas en nuestra sección Retratos y en las Entrevistas completas.

***

Foto de portada: Javier Limón; Centro de Internamiento de Extranjeros de Madrid, en Aluche; Carlos Taibo; Alicia Borrachero (Fotos: Mayhem Revista)

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s