Chips humanos

La tecnología suele suplir las carencias del hombre, limitado por un cerebro con un potencial dado, incapaz de ejecutar operaciones complejas a la velocidad que lo hace un procesador de cualquier ordenador. Y, además, ocupamos más espacio.

Eso era así hasta que IBM ha decidido revertir el proceso de innovación tecnológica. En lugar de que la tecnología camine y avance más allá del ser humano, han decidido que los trastos están aquí para vivir con nosotros y que tienen que aprender a pensar como nosotros. Por ello, han desarrollado un procesador que actúa como el cerebro humano.

Con una arquitectura así, se puede conseguir que las máquinas se aproximen a los problemas de manera similar a como lo haría un humano. Clonar nuestra forma de pensar.

No es el único avance que está dando IBM en este sentido. Ya tienen un ordenador que está tomando decisiones como un señor de mediana edad, como por ejemplo las inversiones que debería realizar una empresa, después de considerar los parámetros de cada una de las opciones.

Este es el mismo ordenador que llegó al popular concurso televisivo Jeopardy! y venció a los mejores contrincantes del programa. El muchacho es una joya.

Ordenador Watson de IBM en el concurso Jeopardy! en 2011. (Foto: Paul Hudson https://www.flickr.com/photos/pahudson/5413820505/in/photolist-9iwQqn-kH3T2c-kH4sDF-kH4r5Z-9iQEKy-9sEVq2-9SbUHd-9fpf3K-9fpenK-9fpfdR-9fpfgc-9fsn1W-9fsneJ-9fpevT-9fsnhu-9fsmFu-9fsnaG-9fsn5h-9fpf7g)

Ordenador Watson de IBM en el concurso Jeopardy! en 2011. (Foto: Paul Hudson)

Todas estas noticias comienzan a dar miedo a algunos, no solo a los productores de concursos televisivos. El tema de la inteligencia artificial ha sido controvertido desde que a Isaac Asimov le dio por fantasear y plantearse cómo le afectaría al hombre la vida mecánica y su autonomía.

En esa línea de pensamiento se encuentra el magnate tecnológico Elon Musk, responsable de la brillante compañía de bólidos eléctricos Tesla Motors. El importante emprendedor cree que la inteligencia artificial puede llegar a ser más peligrosa que las armas nucleares. En concreto, tiene miedo del advenimiento de una superinteligencia digital. Y tal.

Por el momento, estos miedos sólo son alimento para los sueños húmedos de las mentes seducidas por las películas de desastres futuristas. Por mucho que amemos conceptos como la máquina de von Neumann, que vaticina el agotamiento de los recursos causado por sistemas autorreplicantes, hemos de saber que todavía no somos tan listos como para llegar a este horizonte. Aunque las máquinas sí empiezan a serlo.

***

Foto de portada: Hal 9000, el ordenador de ‘2001: Odisea en el Espacio’. (Foto: Joamm Tall)

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s