“Qué época tan maravillosa para las mujeres en televisión”

“Qué época tan maravillosa para las mujeres en televisión”. Así comenzó su discurso Julianna Margulies al recibir, de nuevo y por fin, un Emmy a Mejor Actriz de serie dramática por esa interpretación pluscuamperfecta de la compleja abogada y cuasi Primera Dama Alicia Florrick.

Y qué razón tiene Julianna. Dios nos libre de empezar en septiembre a hacer listas de lo mejor y lo peor del año, pero, ya que en Mayhem estamos de rentrée y el tono ha de ser solemne, no está de más hacer hincapié en algo significativo de la ficción norteamericana de este año, que al fin y al cabo es de lo que vengo a hablar cada semana en esta sección. Y sí, 2014 ha sido un año extraordinario en cuanto a papeles femeninos en la pequeña pantalla se refiere. Como siempre que saco este tema a relucir, que afortunadamente es mucho porque es algo que me interesa todo el tiempo y estoy seguro de que a vosotros también, me gusta recordar que no estamos ni medianamente cerca de conocer a todas las mujeres que nos merecemos ver en la televisión. Ni en el cine. Ni en la política. Ni en la vida pública.

Los dos grandes referentes de esta temporada en cuanto a series protagonizadas por mujeres, que no confundir con series femeninas o series para mujeres, han sido, sin duda, ‘Orange is the new Black’ en lo referente a comedia y ‘The Good Wife’ en drama. De ambas hemos hablado largo y tendido en esta humildísima sección que escribo con placer cada domingo, pero nunca está de más recordar que ‘Orange is the new black’ es la primera serie en la que aparecen mujeres reales (blancas, negras, latinas, ricas, pobres, transexuales, lesbianas, heterosexuales) y que ‘The Good Wife’ lucha capítulo tras capítulo por situar a la mujer en las altas esferas de la vida política americana y lo hace, además, acompañada de los seguramente mejores guiones de la ficción televisiva actual. En el mundo de la política también disfrutamos desde hace varias temporadas de ‘Veep’ (la tengo muy pendiente) y de ‘Parks and Recreation’ (posiblemente la serie con más personajes adorables por minuto y con Amy Poehler defendiendo el lugar de las mujeres en la política en cada una de sus escenas).

Tampoco se han quedado atrás otras veteranas en esto de fijar la mirada en las vidas de mujeres como ‘Girls’, que toda ella es un catálogo exquisito de personajes femeninos con conflictos del siglo XXI (¿dejarán de una vez de compararla con ‘Sexo en Nueva York’ cuando es todo lo contrario?) y la siempre atenta ‘Mad Men’, que cada temporada se revela más interesada por el papel de la mujer en un entorno tan irremediablemente machista.

También ha habido hueco para pequeñas grandes sorpresas desde el lado europeo, (casi) siempre de la mano de la televisión británica (que es uno de los bienes que tendríamos que meter en una cápsula y enviar al espacio para que los extraterrestres, al ver cosas como ‘Black Mirror’ o ‘Inside No.9’ se piensen que somos mucho más inteligente de lo que realmente somos). Esta temporada ha habido una sorpresa mayúscula, llamada ‘Happy Valley’, que nos ha pillado a todos un poco desnortados y que ha dejado a sus homólogas ‘Broadchurch’ y ‘The Killing’ un poco a la altura del betún (y eso que adoro las dos). Lo que es muy relevante de ‘Happy Valley’, más allá de la minuciosidad con la que el drama y el misterio se van dosificando, es que está protagonizada por una mujer de clase media que ronda los 60 años. Una heroína de la cotidianidad y un personaje rara avis en la ficción en general.

Pero también he tenido la oportunidad estas semanas de vacaciones mayhemianas de recuperar una serie estrenada en 2013 y que en esta temporada de 2014 ha tenido una segunda tanda de episodios casi tan buena como la primera (los primeros episodios son obra maestra, y la segunda entrega casi casi). La serie se llama ‘My mad fat diary’ y por fin presenta a una adolescente que en sus monólogos interiores habla de follarse hasta dejar seco a sus compañeros de pubertad. Lo que todos los adolescentes piensan y a algunas mujeres se les ha privado de expresar. Además la serie es un retrato crudo, mordaz y muy sentido de ese extraño proceso que vivimos los seres humanos en sociedad antes de volvernos completamente imbéciles. Altamente recomendable.

Incluso en las series de género han brillado este año personajes femeninos tan potentes como los múltiples clones asombrosamente interpretados por Tatiana Maslany en ‘Orphan Black’, o esa bendita locura de tercera temporada de ‘American Horror Story’, con un aquelarre de brujas lleno de personajes femeninos exagerados por la mirada queer de Ryan Murphy. Un 10 todo.

En definitiva, una gran temporada para la mujer en la televisión. Aunque el camino es largo y necesitamos más Juliannas para seguir. Me muero por ver qué nos depara esta temporada.

Feliz vuelta a Todo por la audiencia. #VuelveMayhem

***

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

Una respuesta a ““Qué época tan maravillosa para las mujeres en televisión”

  1. ¡Qué viva la Sra. Florrick! TGW ha tenido una quinta temporada estupenda y las actuaciones tanto de Julianna Margulies como de Christine Baranski han sido excepcionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s