Resistencias cotidianas en Israel: la lucha de las mujeres palestinas e israelíes

Cada día, en Israel, alguna mujer trasgrede las reglas y, con un pequeño gesto cotidiano, aporta su granito de arena a la lucha por la igualdad de hombres y mujeres, palestinos y judíos, dentro del estado israelí. En muchos casos, se trata de acciones que reflejan la difícil coexistencia dentro del país. Además, en no pocas ocasiones estas acciones individuales estarán condenadas al olvido y a la invisibilidad. Sin embargo, cuando las mujeres actúan de manera colectiva, formando redes de solidaridad y reivindicando sus derechos al unísono, entonces estas acciones se convierten en verdaderas resistencias cotidianas dentro del estado de Israel.

La diputada Haneen Zoabi es también fundadora de la ONG I'lam, de Nazaret, una organización que agrupa a diferentes periodistas y académicos de origen palestino en Israel (Fuente: Wikimedia)

La diputada Haneen Zoabi es también fundadora de la ONG I’lam, de Nazaret, una organización que agrupa a diferentes periodistas y académicos de origen palestino en Israel (Fuente: Wikimedia)

“Cada mujer puede ser una mujer frustrada. Yo no soy optimista. Yo no soy pesimista. Simplemente lucho”. Estas son las palabras de la diputada palestina Haneen Zoabi, la primera mujer árabe que se presentó candidata al parlamento israelí por las listas del Partido Democrático Nacional Árabe, y cuyo escaño consiguió en el año 2009. La lucha de Zoabi se enmarca dentro de las peticiones del cese de la ocupación israelí en Cisjordania y la Franja de Gaza, el fin de los asentamientos y la igualdad de derechos entre árabes e israelíes. A ello se suma su lucha por la igualdad de las mujeres, “Tengo una doble lucha, como palestina y como mujer”, reconoce Zoabi.

Esta lucha a la que se refiere Haneen Zoabi también se extiende a la sociedad civil, donde asociaciones de mujeres y feministas llevan décadas denunciando la falta de derechos de las mujeres y la opresión que sufren algunos colectivos especialmente vulnerables, como las mujeres palestinas que viven en territorio israelí. De esta manera, el pasado mes de julio, las feministas palestinas tomaron las calles de Jerusalén y se dirigieron a la Puerta de Damasco para denunciar los ataques contra la población de la Franja de Gaza y la colonización israelí. Asimismo, la coalición de Mujeres de Jerusalén difundió un manifiesto que recogía estos postulados y pedía a la comunidad feminista internacional que apoyase su causa.

Pero no solo las mujeres árabes se han plantado ante el apartheid sionista. Desde 1988, las Mujeres de Negro –israelíes y judías– llevan concentrándose cada viernes en las plazas de sus respectivas ciudades o junto a los carteles de las carreteras para reivindicar el cese de la ocupación. Sus vestimentas negras, al igual que sus carteles, se han convertido en un acto de rebeldía incómodo para el gobierno israelí, gracias también a la proyección internacional que han alcanzado. Una de las fundadoras de esta asociación, la israelí Edna Glukman, recuerda que en algunas ocasiones durante sus vigilias sufrieron ataques de grupos de extrema derecha. A pesar de ello, no cejaron en su empeño y continuaron denunciando a través de sus banderas, la ocupación sionista. Poco a poco fueron también tomando conciencia feminista: “En el momento en que comenzamos a escribir la palabra “mujer” en nuestras banderas, ya estaba empezando a convertirse en un movimiento de mujeres”, explica Glukman.

Las mujeres del muro acuden con sus talit a rezar al muro de las lamentaciones una vez al mes (Foto: Michal Fattal)

Las mujeres del muro acuden con sus talit a rezar al muro de las lamentaciones una vez al mes (Foto: Michal Fattal)

Por su parte, las llamadas Mujeres del Muro acuden en grupo una vez al mes ataviadas con la kipa ­ y el talit, –el gorro y el manto de oración que utilizan los hombres– al muro de las lamentaciones en Jerusalén. Este grupo de judías reformistas comenzó un proceso judicial para conseguir el permiso legal para poder rezar de la misma manera y en el mismo espacio que sus compañeros varones. Las reformistas también reivindican que la mujer pueda acceder al estudio y lectura de los textos sagrados, que pueda practicar el rezo en voz alta –la tradición les obliga a hacerlo en silencio– y llevar la kipa y el talit durante la oración, igual que el hombre. El año pasado, en 2013, el tribunal del distrito de Jerusalén  les dio la razón y les concedió un permiso especial para rezar de esta manera en el muro. Hasta entonces, estas judías rezaban en una parte separada del muro y no en la parte principal. Sin embargo, las veces que estas mujeres han acudido al muro para rezar, numerosos judíos ultraortodoxos han boicoteado su oración haciendo ruido e incluso agrediendo a las mujeres con botellas y piedras para impedir que éstas leyesen la Torá. Además, en febrero de 2013, diez mujeres acabaron detenidas por llevar la indumentaria masculina durante su oración en el muro. Desgraciadamente las resistencias cotidianas de estas reformistas han acabado en disturbios que han requerido la presencia de la policía, que ahora se encarga de escoltarlas al autobús en el que viajan al lugar santo. A pesar de ello, las mujeres han ganado una mayor proyección pública durante los últimos años en Israel y su presencia en las demandas cívicas y sociales son una realidad hoy en el país.

***

Foto de portada: El colectivo de fotógrafos Activestille retrató a algunas de las mujeres de negro con motivo del Día Internacional de la Mujer (Foto: Activestills)

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

Una respuesta a “Resistencias cotidianas en Israel: la lucha de las mujeres palestinas e israelíes

  1. Creo que El Estado de ISRAEL no tiene nada que ver con los hijos del diablo de los palestinos que son conocidos como criminales en el mundo entero. Al Estado de Israel hay que respetarlo por ser los hijos escogidos de del único Dios de cielo y tierra ELOHIM y no hay otro Dios . ISRAEL es la nacion que goza de los privilegios y no hay otra en la tierra. los palestinos serán juzgados y sentenciados por todas las criminalidades que cometen a diario en la noble nacion de ISRAEL y además no tienen nada que hacer en suelo israelí deben ser expulsados y de ser posible vedados de la existencia por sus delitos en el mundo. Amo a la Nación de ISRAEL y todo el pueblo cristiano evangélico los ama por que son los descendientes de los patriarcas ABARHAM, ISAAC y JACOB y en ellos es bendecida toda nación en la tierra. Maldito el que los maldiga y bendito el que los bendiga. Que viva El Estado de ISRAEL pero sin los palestinos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s