The Sheepdogs: los nuevos ‘pastores’ del rock sureño

Canadá está en el sur. Concretamente en el sur de Estados Unidos, en la zona de Georgia, Alabama, Mississippi, Louisiana… Eso es al menos lo que llevan proponiendo al mundo durante más de un lustro The Sheepdogs, una banda surgida en una mediana ciudad del Canadá profundo que, gracias a su sincero y evocador guitarreo, se ha erigido en adalid del rock sureño actual.

Formado en torno a las guitarras de Ewan Currie (voz principal) y Leot Hanson, el bajo de Ryan Gullen y la batería de Sam Corbett, los Sheepdogs (traducido al español, los perros pastores) surgieron en 2006 con la ideas bien claras: fusionar esos subgéneros tan difícilmente divisibles como el country rock, el folk rock, el blues, etc., como habían hecho 40 años antes, con más mérito por ser pioneros, bandas como la Creedence Clearwater Revival o los Allman Brothers.

Mirando a los orígenes

Unas intenciones que quedan patentes desde el minuto uno con su álbum debut Trying to grow (2007), pese a que su título revela la moral del grupo en ese momento: apenas llevan un año tocando juntos cuando lanzan su primer trabajo independiente, algo que, en ese “intentando crecer”, se deja notar en cierta inconsistencia en algunas canciones. La homónima Trying to grow y, sobre todo, Headin’ down escriben el primer manifiesto con las bases de la marca The Sheepdogs: un cóctel de influencias bebidas de la evolución a lo largo del siglo XX del denominado rock sureño a partir de los años 60 de la Creedence, los Allman Brothers o, incluso, los también canadienses The Band, y los 70 de Lynyrd Skynyrd, la Marshall Tucker Band o ZZ Top, entre otros; ese subgénero americano que poco a poco fue siendo absorbido por el new wave o el grunge, pero que ahora revive con pureza y regeneración a partes iguales en las guitarras de los Sheepdogs.

The SheepdogsPorque, efectivamente, nunca han prometido nada nuevo. Pero tampoco lo pretenden. Lo destacable de los Sheepdogs es que hacer lo que hacen en pleno siglo XXI, brotando además de la tierra de Neil Young y Leonard Cohen y encima triunfar a nivel mundial es un mérito digno de atención. Y cómo lo lograron tampoco merece menos…

Pese a su música más indie que otra cosa y sus pintas de hippies inadaptados, al final el trampolín para dar el salto hacia la fama se lo sirvió el guardián del rock mainstream a nivel mundial. Sólo cuando los Sheepdogs ganaron en 2011 un concurso en el que vencieron a otras 15 bandas y obtuvieron como premio ser el primer grupo desconocido en protagonizar la portada de Rolling Stone, adquirieron la notoriedad de la que hoy gozan. Y no se avergüenzan, precisamente, de ese empujoncito, de hecho en 2012 lanzaron un documental sobre cómo en apenas unos meses un grupo apenas conocido en Canadá pasó a ser conocido mundialmente gracias a aquella portada.

Madurez en busca de los Doors

No sabemos cómo transcurrió aquel concurso ni qué bandas competían, pero podemos convencernos de que la victoria fue merecida. Pocos meses antes, The Sheepdogs habían lanzado el tercer y más redondo trabajo de su discografía, Learn and Burn (2010) -el segundo, The Big Stand (2008), pasó sin pena ni gloria por la comparación-. Difícil escoger sólo un par de canciones que representen de qué va este álbum, pues las hay muy variadas: el rock sureño más tradicional encuentra su paradigma en I don’t get by o I don’t know; pero hay también contrapuntos de punteos más modernos y animados en Southern Dreaming o Catfish 2 Boogaloo que nos recuerdan inevitablemente a himnos de la Creedence; incluso, de repente, el grupo tira de influencias de la Motown, Ewan Currie se viste de Marvin Gaye y sueltan como si tal cosa Rollo Tomasi.

Pero sin duda las pistas que mejor guardan la mejor esencia de The Sheepdogs son The one you belong to y, sobre todo, la canción homónima Learn and burn, donde Currie, ayudado por una guitarra un punto ‘santanera’, hace de Jim Morrison casi mejor que el propio Jim Morrison hasta dejar claro lo que de verdad parecen ambicionar los canadienses: sonar como los Doors por el simple placer de sonar como los Doors.

Y lo consiguen. Indiscutiblemente en Learn and burn, pero también en el cuarto y hasta la fecha último álbum de su carrera, The Sheepdogs (2012), ya grabado bajo el influjo de su incipiente fama en el panorama del rock alternativo con Atlantic Records, filial de Warner Music. Pese a que sus canciones más comerciales son unas más modernas How late y Feeling Good, no es sino en temas como Ewan’s Blues o Javelina! donde se desata ese doorsmanía que, en última instancia, tanto les ha servido de señuelo para captar a nuevos seguidores y consolidarse como banda referente en su estilo a nivel mundial.

En España no han alcanzado aún la fama que merecerían, pero aún así la viralidad de muchos de sus adeptos les ha hecho un hueco entre el público más rockero que busca sangre nueva que reemplace a los reciclajes de las bandas ‘de siempre’. La respuesta a sus actuaciones a este lado del Atlántico así lo acreditan: una gira les trajo por Barcelona, Madrid y Bilbao hace un año y la respuesta fue firme y agradecida antes (se colgó el cartel de ‘no hay entradas’) y después de sus actuaciones, con notables críticas.

Cuándo podremos verles de nuevo por aquí es un misterio, aunque entre los planes del grupo se contempla una mayor internacionalización que encontraría un buen pretexto en el próximo álbum, previsto para 2015, que por cierto será el primero sin el guitarrista y miembro fundador Leot Hanson (sustituido por Rusty Matyas), quien este verano decidió abandonar la banda por unas no explicadas razones personales.

The Sheepdogs en Rolling Stone

***

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s