‘Transparent’: rompiendo tabúes en 2014

Tras permanecer a la sombra de Netflix desde que las compañías de Video on Demand decidieron lanzarse a esto de los contenidos propios de ficción serializados, Amazon ha conseguido por fin ofrecer algo de luz propia al universo cada vez más concurrido que llamamos “industria de la televisión”. Creo que en alguna ocasión he hablado ya de que quizá vendría siendo la hora de que inventásemos un neologismo que sustituya a la palabra “televisión”, porque ésta se nos está caducando. ‘Transparent‘: serie de diez episodios creada por Jill Soloway sobre un hombre que en su edad madura decide cambiarse de sexo. La nueva serie joya de Internet.

Me ocurre con ‘Transparent’ lo mismo que me ocurrió en su momento con los primeros capítulos de ‘Girls’. Siento un rechazo inicial hacia la estética de postal de toda la propuesta y, si bien en ‘Girls’ apenas bastaron un par de episodios para demostrar que había mucho más detrás, en ‘Transparent’ me cuesta un poco más librarme de esa sensación de estar viendo la construcción de un mundo supuestamente real pero irremediablemente filtrado por la mirada consciente de la ideología hipster cada vez más presente en cine y televisión. Desde los actores (Jay Duplass, Gaby Hoffman), pasando por la estética (hola holita mumblecore), el escenario (familia rica viviendo en Los Angeles) y los conflictos (hijos de papá incapaces de afrontar sus sentimientos). Afortunadamente, hay luz al final del camino y ‘Transparent’ tiene mucho más que ofrecernos.

Al igual que en ‘Girls’ el catálogo de personajes que componen la serie está predominado por el egoísmo y la vanidad y aunque creo que en ‘Girls’ hay un poco más de equilibrio entre los personajes profundamente egoístas como Hannah y Jessa y otros más generosos como Marnie y especialmente Soshannah, en ‘Transparent’ excepto el personaje principal, el resto se mueven todo el tiempo en esta tesitura, la de personajes que no pueden mirar más allá de sus propias narices. Es tremendamente curioso como al igual que en ‘Girls’ los personajes más “normales” son castigados por los personajes protagonistas. Entiendo que es necesario llamar la atención sobre las dramáticas consecuencias de la educación en la sociedad de bienestar, con generaciones enteras echadas a perder llenas de individuos inmaduros y egoístas, pero, ¿no se puede extraer algo en positivo? ¿Han de comportarse todos los personajes con tanta mala baba? Esto me produce algo de rechazo, pero afortunadamente la serie tiene un personaje principal tan acertado y tan extraordinariamente interpretado que todo lo demás poco importa.

Es en las escenas en solitario de Jeffrey Tambor (actor polifacético imposible de olvidar tras su papel como patriarca en ‘Arrested Development’) donde la serie gana puntos enteros. La muy inteligente idea de enseñarnos la vida anterior de este personaje, en unos flashbacks simplemente increíbles con la compañía de otro excelso actor como es Bradley Whitford (hola ‘Studio 60’ y ‘The Cabin in the Woods’), hace que el personaje gane en riqueza y lo que podría parecer en un principio el capricho de un hombre solitario que se acerca a la senectud se convierte en algo más profundo, extraño y, sin embargo, comprensible. Muy muy muy maravilloso el flashback en el campamento de cross-dressing. Entiendo que veremos a este actor inmenso en la carrera de premios, porque es la mejor interpretación masculina del año. 

Otro gran acierto de la serie es no sólo la mirada desprejuiciada por temas tan candentes en la sociedad como el transgénero (y sin embargo tan poco presentes en la ficción cinematográfica y televisiva), sino en el deseo explícito de investigar en los límites del género y de alguna manera romperlos para mostrar a los espectadores que realmente no hay ningún límite. Es aquí donde mejor pivotan los personajes secundarios y donde la artificialidad de las tramas (especialmente de los dos hijos más pequeños ya que la hija mayor tiene una trama mucho mejor desarrollada) se hace un poco más invisible y deja paso a plantear algunas cuestiones jamás vistas en una serie de televisión. Y manda lo suyo que haya que decir esto en 2014. Es necesario propuestas que ayudan a impulsar la tolerancia de la sociedad hacia el transgénero. Es necesario para que el ser humano evolucione.

Como píldora final antes de despedirme de Maura hasta el año que viene, vale la pena señalar que la cabecera de la serie es preciosa. Un uso perfecto de la alucinante banda sonora de la serie acompañado de imágenes reales de jóvenes encerrados en cuerpos equivocados. Me despido con ella. Feliz domingo.

***

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

Una respuesta a “‘Transparent’: rompiendo tabúes en 2014

  1. Interesante que menciones el mumblecore de la películas de Jay Duplass, el ahora actor también está por dirigir una nueva serie para HBO titulada Togetheness, que la igual que trabajos anteriores muestra con ironía los problemas más cotidianos y mundanos de cuatro adultos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s