The Affair: Rashomon en los Hamptons

Se acerca el final de 2014 y me pongo como un sputnik a rescatar todas esas series que se van estrenando y que vais diciendo que son la repera y a mí se me van escapando entre la desidia y el agobio del que mucho abarca y poco aprieta. En estas estoy ahora mismo con ‘Fargo’ (qué maravilla), Hannibal (empiezo ahora la segunda), ‘The Knick’ (al final tendré que ponerme) y ‘You’re the worst’ (¿en serio me vais a hacer verla?). Pero por si fuera poco junto a todas estas estaba ‘The Affair’ que es, con diferencia, la que más pereza me daba. Bueno, no. Nada supera en pereza a ‘You’re the worst’.

Lo que viene siendo “el tema” de ‘The Affair’ no puede producirme más rechazo. Soy un hombre nacido para la fantasía, el misterio y la ciencia ficción, por lo que las premisas que apuntan a los territorios de lo mundano, véase “una infidelidad entre un escritor y una camarera”, generalmente me atrae lo mismo que “una clase de matemáticas en un curso de la ESO de un instituto de provincias”. Nada. Pero, amigos y amigas que aguantáis mis tonterías, bien sabéis que luego me trago mis palabras y me rindo ante la evidencia de mi propia estupidez y mis hediondos prejuicios y siempre acabo seducido por la genialidad con la que estas historias generalmente están contadas. Y en ‘The Affair’ es un escándalo.

La técnica narrativa con la que se presenta esta historia de pasión loca entre personajes sin suerte es inaudita en la televisión y ya sólo por eso es necesario arrojar luz sobre ella. Todos los capítulos (al menos los emitidos hasta la fecha) están divididos en dos partes. La primera parte se llama Noah y está contada desde el punto de vista del protagonista masculino (Dominic West), clásico personaje del escritor frustrado atrapado en una vida de familia rutinaria y aburrida que necesita vivir en su vida real un poco de la emoción de sus libros de ficción. La segunda parte se llama Alison y está contada desde el punto de vista de la protagonista femenina, una mujer desolada por la muerte de su hijo que necesita encontrar un motivo con el que hacer reset en su vida. Es genial observar la misma historia contada por cada uno de los protagonistas, cómo cambian las intenciones, los detalles… Obviamente, las segundas partes de cada capítulo son muy superiores a las primeras ya que el drama de esta mujer es infinitamente más relevante que la crisis de la mediana edad masculina que hemos visto ya hasta la saciedad. También ayuda la interpretación magistral de Ruth Wilson, que parece dos actrices distintas en cada una de las partes. No me malinterpretéis, Dominic West es un gran actor, pero lo que hace Ruth Wilson es de otro planeta. Estará en la carrera de premios seguro.

Para aquellos que como yo echéis en falta de entrada un poco más de emoción en la serie, más allá de asistir a cómo va surgiendo este affair en los Hamptons, la serie tiene un misterio. Hay un elemento de thriller que cada vez va cobrando más protagonismo y que, aunque en un principio agradecí enormemente que el thriller actuara como McGuffin para mantener el interés en la historia entre estos dos personajes, ahora que he asistido a la gran solidez del drama me da un poquito de pena que no hayan arriesgado un poquito más y hayan tenido que recurrir a un asesinato para hacer avanzar la historia. De nuevo, no me malinterpretéis. Las palabras asesinato y Hamptons en un mismo párrafo es algo que me emociona enormemente, pero vaya, ahora que para escribir este texto he descubierto que ese judío que firma los capítulos (Hagai Levi) es el creador de la gigantesca ‘En terapia’ me da un poco de pena que la serie baile un poco en terreno conocido. Minucias, en todo caso, ya que todo es de aplauso.

Todavía no ha terminado, pero ‘The Affair’ ya huele a serie de cabecera, como en su día lo fueron ‘Homeland’ o ‘Downton Abbey’. Una de esas series capaces de mantener al espectador pegado a la butaca a través de sus brillantes guiones y su impoluto sentido del espectáculo. Rezaremos, en todo caso, para que aguante mejor el paso de las temporadas.

***

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s