Clases de español con Sharon Van Etten

La noche se presentaba fría en Barcelona, lo que no impidió que una pequeña multitud se agolpara ante las puertas laterales del Gran Teatre del Liceu para cazar un asiento privilegiado en el concierto que la cantante y compositora norteamericana Sharon Van Etten daba ayer como parte del festival Músiques Sensibles. Clara sobreabundancia de barbas, gafas de pasta, camisas de leñador y un público mixto de mediana edad y cómoda situación socioeconómica: la modernidad barcelonesa no quería perderse la presentación en un escenario intimista y cercano del nuevo disco de Van Etten, Are we there (2014), la continuación del pop rock confesional que llevó a la cantante al éxito de crítica con el excelente Tramp (2012).

A las nueve y media, con puntualidad sepulcral, hizo entrada la telonera, Marisa Anderson. Muy conocida en el circuito de la música de raíces americana, la guitarrista enmudeció al público con su canciones, estrictamente instrumentales, basadas en el folk, el blues y el gospel estadounidense. No sorprende el título de su último álbum, Traditional and Public Domain Songs (2013), ni el dominio que demostró de la steel guitar, instrumento clave del country que en los últimos años ha ganado un discreto protagonismo en otros estilos más mainstream. Al cabo de media hora y un puñado de canciones, someramente introducidas por Anderson, resultaba difícil no dejarse vencer por el aura espectral de su música, construida, en sus propias palabras, so you can make pictures in your head.

La entrada de Van Etten, copa de vino en mano, y su banda (guitarrista, bajista, batería y teclista) se llevó una fuerte ovación, que agradeció en español, antes de arrancar con Afraid of nothing, la apertura de Are we there y toda una declaración de intenciones tras los desastres del amor que había venido narrando en sus discos anteriores. Después de un inicio algo titubeante en cuanto a sonido y compenetración con su banda, Van Etten se fue sintiendo con más confianza hasta que antes de la cuarta canción, Tarifa, se arrancó a intentar explicar en español de qué iba: un viaje por España con alguien especial que sin embargo ya forma parte del pasado. De ahí en adelante, el concierto ganó en solidez, con Van Etten demostrando seguridad y entereza al tocar dos canciones en solitario, una de ellas una digna versión de la celebérrima Perfect Day de Lou Reed.

Como escenario, la Sala Foyer del Liceu, con sus asientos en formación semicircular y un uso comedido de la iluminación, se presentaba a priori como un lugar más adecuado para un concierto de la cantante norteamericana que los espacios abiertos del Primavera Sound, festival en el que participó hace unos meses. Y lo cierto es que Van Etten no decepcionó, ya que entre en canción y canción se mostró habladora y sincera, con ese balbuceante español que se ganó a los presentes y pequeñas anécdotas sobre su vida, como la de su año de instituto pasado de intercambio en Logroño, su consecuente pasión por el Rioja (compartida con su padre, al que dedicó una canción), la buena relación con sus compañeros de banda o lo mucho que le gusta Barcelona.

Y ésa fue la clave de la noche: conocer a Van Etten, que con su constante diálogo con el público y sus ganas de probar su dominio del idioma dejó entrever destellos de una personalidad abierta y amable. Si bien en la setlist predominaron las canciones de Are we there (Taking Chances, Your Love is Killing Me, Tarifa, Afraid of Nothing…) en detrimento de sus discos anteriores, la cantante norteamericana demostró en una escasa hora y cuarto de concierto su solvencia en directo y la creciente autoestima y confianza con que se desenvuelve en el escenario para presentar sus temas, cuyas letras confesionales e intimistas conmueven y emocionan en su sencilla transparencia sin rozar el exceso. El bis, por aclamación popular, sí rindió tributo a Tramp, el disco que muchos de los presentes habrían querido escuchar más, con Give Out y la épica Serpents como fin de fiesta.

Sharon Van Etten, en concierto en Madrid. Autora: Makiyo Lio

Sharon Van Etten, en concierto en Barcelona. Autora: Makiyo Lio

***

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s