Sílvia Pérez Cruz: una granada es una fruta. Y una bomba

Hace años mi madre me solía regañar después de los conciertos, por lo visto se me veían las sensaciones desde el público, no sabía disimular. Cuando algo iba mal, no podía evitar una mueca que, muchas veces, delataba algún error que de otra forma hubiera pasado desapercibido.

Sílvia Pérez Cruz tiene el mismo defecto, solo que en su caso no es tal cosa, sino una más de sus innumerables virtudes como música. El pasado lunes, en uno de los conciertos de su gira de presentación del disco Granada, empezó cantando Abril 74, de Lluís Llach. Hubo algún desajuste en el sonido (por otra parte, excelente el resto de la noche), estaban un poco fríos, no entraron bien al concierto… fuera lo que fuese, ahí estaba esa pequeña mueca casi imperceptible que delataba que algo no había salido como ella esperaba.

El concierto continuó con Tonada de Luna Llena, de Simón Díaz, y con la preciosa Im Wunderschönen Monat Mai, para atacar la primera pieza con la que han arrancado los bravos: Hymne A L’amour, de Edith Piaf. Llegados a esta canción no puedo escribir una frase más sin mencionar al inmenso Raül Fernandez Miró. Este disco (y el concierto de presentación, por ende) es tanto suyo como de Sílvia. La riqueza de sonidos, la variedad de ritmos y recursos técnicos, en definitiva, la paleta de colores con la que cuenta este guitarrista es excepcional, pero no solo eso; la aportación de sus distorsiones y efectos es fundamental para entender, y sobre todo sentir, muchas de las canciones del disco.

Continuaba el concierto dejando bien claro al público qué es lo que habían ido a ver. Con una versión completamente alienígena de Mercè, de Maria del Mar Bonet, demostraban que no tienen miedo a experimentar, rompiendo por completo los moldes de lo que uno espera de un duo cantante+guitarra. Lo difícil, cuando se trangreden las normas de la ortodoxia, es mantener ese nivel de credibilidad, esa pasión y esa capacidad de comunicación que esta formación no pierde en ningún momento.

Sílvia Pérez Cruz

Fotografía de un concierto de Sílvia Pérez Cruz en 2009, extraída de su página web.

Como para tranquilizar al público más conservador, que había mucho, continuaron con cortes del disco algo más asequibles, no por ello menos valiosos; como Acabou Chorare, Carabelas nada o una versión preciosa del Cant dels Ocells, de Pau Casals. Pero pronto lo que había sido un concierto al uso iba a pasar a convertirse en una experiencia religiosa colectiva.

Sílvia meets Morente

Empieza introduciendo las canciones Raül, dos piezas de Morente: Compañero y Que me van aniquilando. Sílvia, mientras tanto, vestida con un precioso traje rojo, sedoso y elegante, se recoge el pelo en una especie de trenza, se arremanga el vestido y se sienta encima de un cajón flamenco. Nos empieza a contar la historia del poema de Miguel Hernández que da letra a la canción, Elegía a Ramón Sijé, cómo ambos amigos se distanciaron antes de la muerte de Ramón y Miguel se lamenta, mezclado con la rabia por la pérdida. Una canción a la amistad, nos dice Sílvia, que no hay muchas.

Lo que sucedió después, no puedo describirlo. Puedo decir que sin duda el defecto de que se le noten a uno las sensaciones en el escenario es lo más alejado de un defecto que conozco. Raül y Sílvia nos regalaron un flamenco novísimo, una verdad brutal, una sinceridad en un escenario como hacía mucho no veía. Y nosotros les dimos un aplauso de final de concierto, aun sabiendo que aun teníamos para rato, mientras Sílvia y algún otro directamente no podían aguantarse las lágrimas. Todavía debe estar flotando en el Casino de Poble Nou el verso No hay extensión más grande que mi herida.

Después de esta pieza tenían previsto hacer un medley de Rehab, de Lady Gaga y Single Ladies, de Beyoncé, pero sabiamente decidieron dejarlo para los bises, así que volvieron a la música más catalana con Albert (uno de los cortes más interesantes del disco, medley de tres canciones de Albert Pla), Corrandes D’Exili y Vestida de Nit, para terminar con el Pequeño Vals Vienés, probablemente la mejor pieza del disco, donde la música de Leonard Cohen y los versos de Lorca parecen haber sido escritos conjuntamente. No hay que olvidar que el primero en atreverse con esta versión en castellano fue, de nuevo, Enrique Morente.

No es nada fácil encontrar propuestas tan sinceras, derrochadoras y creativas como ésta y que a la vez sean tan agradables de escuchar. Sílvia y Raül nos recuerdan que vanguardia y elitismo no son sinónimos, que se puede grabar un disco que le regalarías a tu madre y a tu colega guitarrista. Y que para emocionar, a veces, basta con emocionarse.

***

Víctor Moreno redactó esta crónica tras asistir al concierto de Sílvia Pérez Cruz en el Casino de Poble Nou (Barcelona), el 12 de enero de 2015.

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

2 Respuestas a “Sílvia Pérez Cruz: una granada es una fruta. Y una bomba

  1. Querido critico, no fue solo la primera cancion si no todas las canciones donde intervenia la guitarra electrica y la voz con una resonancia indevida en la mayoria del resto.
    una cosa es esperimentar con los sonidos que te puede gustar o no ami megusta pero otra es que no suene bien.
    y eso es lo que paso .
    una pena por que los arreglos y la interpretacion son de 10 , pero el sonido de 5…

  2. Hola Jordi!
    Sigo defendiendo al técnico de sonido, cuya labor es hacer que se escuche en todo el teatro lo que se toca en el escenario. Me da la sensación que esas “resonancias” que te molestaron eran los efectos que empleaban los músicos, puede que en alguna pieza un poco en exceso, sí. De cualquier forma, a mi entender, nada de lo que se pueda culpar a un técnico que tenía la difícil labor de sonorizar una guitarra muy distorsionada y una voz cristalina.
    Un saludo, y gracias por el comentario!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s