¿El fin de una Troika?

Las elecciones de Grecia lo han cambiado todo. O al menos lo parece, aunque también lo pareció cuando François Hollande llegó al Elíseo –y esto fue en mayo de 2012, quién lo diría-. En cualquier caso, la victoria de Alexis Tsipras y su coalición de izquierdas Syriza –con la extrañísima coalición de gobierno con la derecha de los Griegos Independientes, que explica Irene Martín en este artículo– parece que va a tener una traslación próxima en hechos: la renegociación de la deuda griega y la posibilidad del final de la Troika pueden estar cerca.

La Troika, ese organismo mentado hasta la saciedad en los últimos años, no es siquiera un organismo. Se trata de la designación conjunta de una unión de instituciones que acudieron al rescate de países como Grecia, Irlanda, Chipre, Portugal o España en circunstancias de dificultades para financiar su deuda pública. La forman la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

Con los rescates llegaron las condiciones, y los conocidos como Memorándums de Entendimiento, a partir de los cuales se establecían las condiciones de esos préstamos, que los Gobiernos trataban de identificar como ventajosos –“en condiciones muy ventajosas” llegó a decir el ministro de Economía español Luis de Guindos-, aunque en otros casos se demostraron que esas ventajas no eran tales.

La Troika no es tan siquiera LA Troika, sino UNA Troika. También se designaba con ese nombre al trío que formaban en cuanto a los asuntos exteriores el Consejo Europeo, la Comisión Europea y el Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común –aquel puesto que se conoció como ‘míster PESC’ y que estrenó el español Javier Solana-. Entonces la ‘Troika europea’ se reunía con representantes extranjeros y trataba de trazar una línea común de política exterior que representara a toda la UE. Así de ingenuos éramos todos, pensando que la UE podía tener una voz y una política exterior comunes.

Cuando la Troika empezó a dar miedo

La actual versión de la Troika surgió en mayo de 2010, cuando se acordó el primer programa de rescate financiero a Grecia, de 110.000 millones de euros. En aquel momento gobernaba en el país heleno el PASOK de Yorgos Papandreu, el mismo que dos años después caería al proponer un referéndum sobre el segundo rescate y terminaría fundando un nuevo partido para estas elecciones fuera del histórico PASOK, con el que no obtuvo representación este enero.

La Troika económica, sus visitas y sus informes, y las medidas impuestas como condición para la ayuda, ha sido el gran blanco de las iras durante esta crisis. A este ente tripartito, sus condiciones y la obediencia de los gobiernos griegos se han debido las privaciones en servicios públicos, sanidad y educación que han vivido los ciudadanos de la cuna de la democracia. Ahora Bruselas se muestra dispuesta a disolverla como gesto de buena voluntad hacia Grecia, ¿y ahora qué?

Disolución necesaria

En realidad, la disolución de esta Troika económica no tiene a priori tanto de favor por parte de la Unión Europea, sino de consecuencia lógica de otros pasos que se han dado en paralelo. El más importante es el anuncio del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, de poner en marcha el programa de compra masiva de deuda pública de los estados europeos, esta medida con cuya simple amenaza de uso ya bajó las primas de riesgo de todos los países en 2012. Ahora parece que el ‘chorro’ de liquidez está a punto de llegar a los estados de la UE.

Según un abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el español Pedro Cruz Villalón, que tuvo que pronunciarse hace semanas respecto a una denuncia al Tribunal Constitucional Alemán de este mecanismo de compra masiva de bonos, si el Banco Central Europeo compra deuda griega como parte de esa inyección de liquidez, tendrá que abandonar la Troika. Si compra bonos de un país, tiene que dejar de supervisar su economía, viene a decir.

Por otro lado, según apuntan algunas informaciones, del conjunto de deuda que tiene Grecia, tan solo un 10% corresponde al Fondo Monetario Internacional, una de las instituciones más criticadas de la Troika por su nula representatividad democrática. De hecho, la mayor parte de ella es deuda con la eurozona, con los países miembros del euro y con los mecanismos europeos de rescate que aportaron esos países.

Sin Troika, la austeridad seguirá ahí

Sin embargo, ¿sería el final de esta Troika económica el final de las exigencias políticas a Grecia? Al haberse erigido este concepto como blanco de las iras de la crisis, su desaparición no debe conducir a engaño. Los tres actores por separado siguen siendo acreedores de Grecia. Quien ha pedido mayores rigores ‘austericidas’ dentro no siempre ha sido el FMI, sino también los países europeos.

A ellos se acerca ahora el ejecutivo de Tsipras, con el ministro de Finanzas Yanis Varoufakis a la cabeza, que después de una tensa primera reunión con el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, se ha lanzado a una ronda de contactos con los países europeos buscando ya no tanto la quita de la deuda (no pagar una parte convenida) sino el cambio en los plazos de devolución o flexibilizar los intereses. Aunque esta Troika económica se retire de la ecuación, el pulso va a seguir siendo el mismo en Europa.

***

Foto de portada: Portuguese anti-Troika demonstration (Foto: Pedro Ribeiro Simões-Flickr)

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

2 Respuestas a “¿El fin de una Troika?

  1. La estrategia planteada por Grecia parece la de “divide y vencerás”. Veremos si sale bien y si los intereses de las instituciones de la UE dejan de estar al servicio exclusivo de los de Berlín.

  2. Exacto. De hecho las giras de Tsipras y Varoufakis buscan los apoyos uno a uno en los paises, en lugar de ir al Eurogrupo que es lo que les dijo Djiselbloom (o como se escriba) en la rueda de prensa que tuvieron juntos esta semana. Otra cosa es como les salga, y que de momento en Berlin parece que no los quieren recibir.

    (No tengo acentos, sorry por los que me he dejado por el camino) ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s