A tope con ‘Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D’

Estoy muy a tope con Marvel últimamente. Aunque he seguido de cerca el devenir cinematográfico de las adaptaciones de los comics más famosos de la factoría Marvel (desde el Spiderman de Sam Raimi que me pilló en mi más tierna infancia y al que guardo mucho cariño porque en ella todo es aventura y color), nunca fui un niño de tebeos, más allá de los “Mortadelo y Filemón” de turno y una obsesión malsana con Tintín que obviamente continúa en la actualidad. Ni siquiera era muy de Asterix. Nunca me dio por leer historias de superhéroes, aunque en una etapa un poco angustiosa de hospitales infantiles sí que leí con avidez algunas historias de Daredevil (o Dan Defensor, como se llamaba en mis tebeos), por lo que estoy dando palmas con las orejas esperando el estreno de su serie en Netflix, que tiene pinta de follarnos la mente de manera muy seria. El caso (de verdad, que me metéis en unos berenjenales para contextualizar…) es que estoy muy entregado al universo cinemático de Marvel, con tantos recursos por explotar y con tantas grandes y pequeñas historias y con un sentido de la diversión y la imaginación que inspira a los niños y emociona a adultos. Hace unas semanas os hablaba de la estupenda ‘Agent Carter’ y hoy es el turno de la entrañable ‘Marvel’s Agent of S.H.I.E.L.D‘.

Aunque el año pasado la elegí como una de las series a seguir la pista en 2014 por, entre otras cosas, figurar el nombre de Joss Whedon (algo así como un guía espiritual para un servidor), lo cierto es que sudé bastante de la serie tras ver los dos primeros episodios y pensar que la cosa iba a ir muy a rebufo de las fantásticas historias del cine y que la sensación iba a ser de ocasión desaprovechada y, un poco más allá, de mero instrumento de promoción de Disney para sus películas. Estaba tan equivocado. Me encanta equivocarme. También me encanta, ojo, contradecirme, y aunque es cierto que el peligro de los universos transmedia (ya hablé de ellos y de Marvel en la entrada de ‘Agent Carter’) consiste en poner el foco en unos elementos por encima de otros y obviar las posibilidades de los hermanos más pequeños, está claro que en ‘Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D’ hay una intención de construir un imaginario propio que no sólo funcione perfectamente de manera independiente del universo de las películas, sino que triunfe en ofrecer algo espectador algo ya visto pero tremendamente atractivo.

La estructura narrativa de ‘Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D’ es en parte procedimental y en parte seriada, como prácticamente todas las series de network en la actualidad. Ya pocas series pueden permitirse ser exclusivamente procedimentales (a lo ‘CSI’ o ‘House’) y cada vez la trama seriada adquiere más peso. Tanto, como ya pasó en series muy referentes de esta como ‘Fringe’ o ‘Alias’, que a medida que avanza la serie cada vez hay menos casos capitulares para dar más peso a la gran trama principal (esa que se conecta de manera brillante con ‘Agent Carter’ y con las películas de Disney y en tiempo real). También es verdad que casi todos los casos que se presentan, especialmente en la primera temporada, son consecuencia directa de esta trama principal y cada uno de ellos no sólo conecta a un claro final de temporada sino que en el final, mirando hacia atrás, han tenido una relevancia especial (al menos mayor que en series del estilo). La segunda temporada, o al menos lo que llevamos de ella, ya se ha lanzado de lleno en la trama seriada y ha abandonado (no sé si temporalmente o de manera definitiva) la estructura procedimental. Y ha sido un acierto, claro.

Pregunta:

Respuesta:

Atención, se avecina una obviedad: ‘Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D’ no es la serie más sorprendente del universo, ni tiene los mejores guiones y mucho menos las mejores interpretaciones de la televisión. Ni siquiera de la televisión generalista. Pero es una de esas series que a uno le gustan tener siempre ahí, para tomárselo todo un poco menos en serio. Me gusta de vez en cuando engancharme a algo así para ver también que hay mucha televisión posible, y de mucha calidad. Que en ‘Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D’ no tenga cabida Nietzsche no quiere decir que sea una serie menor. Al igual que ‘Los Vengadores’ de Joss Whedon no es peor película que ‘Amor’ de Haneke. Es un buen momento para sacar esa frase que por lo general me da tanta pereza que es “cada serie tiene su público”. A ver, sí, cada serie tiene su público, pero ‘Dos hombres y medio’ y ‘Modern Family’ tienen el mismo público y una de las dos es una basura infumable y la otra una auténtica joya. Y en este caso, el público de ‘Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D’ está de enhorabuena porque tiene una muy buena serie que, además, tiene las patas suficientes como para ofrecer todavía mucho más horas de giros locos de guión y supervillanos. Si los ratings lo permiten, claro.

***

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s