¿Por qué Louie es ya un clásico?

Esta semana Javi anda en una boda, suponemos que disfrutando de las cosas mamarrachas, kitsch y maravillosas que abundan en este tipo de eventos y que él tanto disfruta. Por eso, aprovechando que estará entretenido y no nos mira, voy a secuestrar su tribuna este domingo para hacer justicia. Hoy hablamos de Louie.

Si solo puedes ver una comedia ahora mismo, esos treinta minutos semanales tendrían que estar reservados para Louie. En serio, deja de ver Big Bang Theory, New Girl, Modern Family o Padre de Familia. Louie es the real deal. Mientras transcurre su quinta temporada, la serie que emite FX desde 2010 ha conseguido convertirse en la comedia de referencia del momento. Una de las razones seguramente sea la insuperable canción de sus créditos.

Pero aunque en mi mundo ideal de unicornios rosas esto debería ser suficiente para que dejaras de leer y te pusieras ahora mismo a ver la serie, sé que tú no te dejas convencer tan fácilmente y que necesitas razones de peso para que te decidas a dar al play. A ello vamos.

Louie es divertido

Lo primero que le pedimos a una comedia es que nos haga reír, y Louie lo consigue varias veces por capítulo. Louis C.K., director/guionista/creador/protagonista y hasta en ocasiones montador de la serie es un cómico curtido en las tablas del stand-up, con lo que su dominio de los tiempos y los temas que nos hacen gracia es enorme. No veremos una metralleta de chistes por minuto al estilo de Friends o cualquier otra sitcom clásica, pero lo compensa el enorme abanico de recursos que se ponen en juego: el monólogo, el humor absurdo, el fatalismo, lo incómodo, lo salvaje, la vergüenza ajena, lo escatológico y hasta el realismo mágico. Imagina cualquier estilo y ten por seguro que Louie lo ha puesto en práctica.

Aquí un ejemplo de esta misma temporada: Louie está haciendo la compra y de repente le entra un apretón. Brillante.

Louie es moderno

Louie es un señor blanco, heterosexual y de clase media que vive en Nueva York. Vamos, un rollo. Si además le añadimos que en la serie se interpreta a sí mismo y que es cómico, se te queda una cosa tan siglo XX que al propio Seinfeld le daría vergüencita. Afortunadamente, Louis C.K. es consciente de todo esto y lo utiliza como pivote fundamental del show. Él conoce los privilegios de los que disfruta y no se encuentra cómodo con ellos, lo que provoca que se enfrente continuamente a situaciones frente a las que no sabe cómo reaccionar. Un poco de crisis de la mediana edad y un mucho de crisis de la masculinidad para contar de forma novedosa algunos de los temas de siempre. Por eso, cuando se mete en jardines como la raza, lo que significa ser americano, el feminismo, la muerte o la belleza salen cosas únicas como este final de capítulo que dio muchísimo que hablar.

Louie es honesto

Por cosas como lo anterior se puede presumir que no estamos ante una comedia más. En Louie el humor no consiste simplemente en provocar la risa, sino de la forma que tiene su autor de enfrentarse al mundo, de tratar de entenderlo (o no) y de contarlo. Así, casi sin darnos cuenta, en las casi cinco temporadas que llevamos con él hemos podido tratar prácticamente todos los temas que preocupan a cualquiera que tenga cabeza y sangre circulando por las venas. Con la libertad que da siempre la comedia para ir un paso más lejos, Louie no ha eludido hablar de temas tan complicados como la guerra o las drogas, siempre llevando por bandera una honestidad como casi nunca se ha visto en la televisión. Podemos hablar de ejemplos paradigmáticos como el célebre capítulo que compartió con Robin Williams hablando de la muerte, pero lo cierto es que la sinceridad se respira en cada escena.

Louie es tierno

Y por si todo esto fuera poco, Louie es además la serie más bonita de la televisión. No hay otra comedia que tenga la capacidad de enternecernos o incluso de hacernos llorar como lo hace esta. Porque Louie, además de enamorarse, contar chistes o vivir aventuras exóticas, es padre. Y la paternidad es un tema fundamental en la serie: el amor por sus hijas, el miedo a que crezcan o los problemas derivados de compartir la custodia con su exmujer tienen un peso muy importante en cada una de las temporadas. Ver como este señor calvo, pasado de peso y peleado permanentemente con la vida, se desvive por ser el mejor padre posible y dar a sus hijas la mejor educación que puede es simplemente sublime.

De verdad, no pierdas el tiempo leyendo reseñas y ponte a verla hoy.

***

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s