Los CIE en Reino Unido: detenciones sin límite de tiempo

Con el debate migratorio más candente y polarizado que nunca, activistas pro derechos humanos, antiguos detenidos y algunos representantes políticos piden revisar la existencia de los controvertidos Centros de Internamiento de Extranjeros. Las huelgas de hambre y la publicación de varios informes que constatan el daño psicológico de una detención indefinida han intensificado la controversia en el único país de la Unión Europea que no tiene límite en el periodo de reclusión.

“El Reino Unido está tratando a personas inocentes que huyen de la persecución en sus países como a reclusos. Actualmente, hay 13 centros de detención en todo el país (…). Siendo el único país de la Unión Europea con un sistema de detención indefinida, no está protegiendo la dignidad de seres humanos y esto va en contra del derecho internacional”, asegura Pinar Aksu, joven estudiante y activista de origen turco de 23 años, con experiencia propia y ajena en el asunto.

Hace ocho años, cuando aún era menor de edad, permaneció detenida durante dos meses con sus padres y sus dos hermanos, de cuatro y diez años, en los centros de Dungavale y Yarl’s Wood, a la espera de que su solicitud de asilo fuera tramitada y resuelta. Además de ayudar a quienes pasan por una situación similar, participa activamente en la campaña por el cierre de estos centros, que como en el resto de Europa, representan la cara más cruel de las políticas migratorias.

Tiene claro que si hubiera un proceso de resolución de solicitudes más rápido no harían falta los 13 centros actualmente en operación en Reino Unido y se podría poner fin a un sistema que no duda en tachar de “inhumano”. Aunque asegura que desde 2010 no se permite la detención de menores, tiene serias dudas de que esto se cumpla en todos los centros.  La falta de cobertura de los grandes medios británicos, que sistemáticamente ignoran cualquier noticia relacionada, incluso las huelgas de hambre de los detenidos esta pasada primavera, crea, a su juicio, una visible falta de escrutinio público.

Dungavel: El CIE escocés

Alejado de todo, sin ninguna línea de autobús o tren que lo conecte con la civilización y facilite las visitas, el Centro de internamiento para extranjeros de Dungavel es el único en territorio escocés. Hasta ese lugar, donde Pinar Aksu pasó junto a su familia los primeros días de detención, vuelve regularmente para participar en las manifestaciones que exigen su clausura y expresan apoyo a quienes escuchan las consignas desde dentro.

Un informe realizado por el propio inspector jefe del sistema carcelario de Reino Unido tras una visita no anunciada, alertaba de la falta de agilidad en los trámites y las graves consecuencias que eso acarrea, especialmente para los detenidos más vulnerables, incluidos víctimas de tortura o violación. La legislación británica que regula estos centros obliga a informar cada vez que haya indicios de que la salud física o mental de una persona pueda empeorar a consecuencia de la detención. Esos informes se envían al Ministerio del Interior y allí se decide si el detenido debe ser liberado. Este proceso, de acuerdo al informe, se suele alargar más de lo necesario.

El procedimiento para identificar a aquellos que han sido detenidos y son vulnerables no está funcionando y eso queda patente en el informe (…). La detención de inmigrantes es inhumana, costosa, y la gente está detenida durante demasiado tiempo. La afirmación del Gobierno de que se utiliza como último recurso es falsa” aseguraba el jefe del departamento de políticas del Consejo Escocés para los Refugiado, Gary Christie, en declaraciones al periódico The National al poco de publicarse el documento.

En el mismo sentido se pronunciaba la diputada del Partido Nacionalista Escocés Linda Fabian, quien ha respaldado las llamadas para una revisión radical del sistema de asilo del Reino Unido y en cuya circunscripción se encuentra Dungavel: “El informe confirma la sospecha de que personas muy vulnerables son retenidas, a veces durante periodos que van más allá de lo que puede ser considerado humano”, comentaba en declaraciones al Daily Record.

Aunque el Gobierno escocés se opone abiertamente al actual sistema de internamiento de extranjeros, los poderes sobre inmigración permanecen reservados a Westminster. Dungavel, de hecho, hubiera sido cerrado de haberse proclamado Escocia independiente, o, al menos, eso prometía el Partido Nacionalista Escocés en su libro blanco, donde abogaba, además, por crear una Agencia de Asilo para supervisar las solicitudes “con un enfoque sólido y humano”, y poner fin a las redadas.

La gente no huye de sus países por diversión, sino que proceden de la guerra y la persecución. Piensan que Bretaña acoge a personas que están sufriendo, pero no es así. Se ven atrapados en un lugar donde no se respetan sus derechos humanos”, sentencia Pinar Asku.

 

***

Foto de portada: Dungavel (Cedida por Pinar Aksu)

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s