Los refugiados que salvaron Europa

Ante la falta de consensos, voluntad política y decisión de los gobiernos europeos frente a la mayor crisis de refugiados de las últimas décadas, la ciudadanía ha dado un paso al frente y ha  demostrado que no hay crisis económica ni debate migratorio interno que valga para no cumplir con el deber primordial del auxilio. De Barcelona a Berlín, pasando por Londres o Budapest, miles de personas se organizan para buscar formas de ayudar a quienes huyen de la desesperación de la guerra y conseguir que los gobernantes dejen de esquivar responsabilidades.

Más de 4 millones de personas han abandonado Siria desde que estalló la guerra en 2011 y están buscando refugio, la mayoría termina en estados vecinos, no en Europa. Casi 1,9 millones están en Turquía, más de 600.000 en Jordania y 1,1 millón en Líbano (un país de 4 millones de habitantes). Aunque las cifras varían, se calcula que algo menos de un millón de personas (incluyendo a quienes vienen de otros países como Afganistán o Irak) estaría tratando de pedir asilo en Europa, un continente de 500 millones de habitantes.

En ese grupo ya se contabiliza a las más de 300.000 personas que han arriesgado su vida para cruzar el mar Mediterráneo en lo que va de año. Más de 2.600 han perdido la vida en la peligrosa travesía, entre ellos el pequeño de tres años Aylan Kurdi, cuya foto ha conseguido estremecer a la opinión pública al trasladar una milésima parte del horror y la desesperación que confrontan quienes intentan poner a sus seres queridos a salvo de la violencia. Su familia había intentado pedir asilo en Canadá.

La llegada de miles de personas huyendo de la guerra ha puesto la crisis económica europea en perspectiva y ha hecho reaccionar a muchos que ven con impotencia cómo sus gobernantes juegan al regateo con vidas humanas. En el Reino Unido, en un momento en el que el Gobierno conservador compite con el partido xenófobo UKIP por mantener un discurso abiertamente anti-inmigración, el primer ministro, David Cameron, intentó utilizar la crisis de refugiados como arma arrojadiza en el debate interno. En julio, sin ir más lejos, calificó de “plaga” a quienes intentaban acceder al país desde el puerto de Calais, en Francia.

Tras negarse a aceptar la cuota de refugiados que pide Europa, el Gobierno ha tenido que aceptar “varios miles más” por la inmensa presión ciudadana, coordinada y apoyada por medios como The Independent. No obstante, el Ejecutivo se niega a aceptar a quienes ya están en camino y recibirá solo a quienes soliciten asilo desde los campamentos ubicados en los países vecinos a Siria. Aunque no se ha especificado la cifra exacta, se estima que sean unos 4.000.

En Reino Unido, miles de voluntarios se organizan para enviar suministros a los refugiados

Frente a la postura inamovible de su Gobierno hacia aquellos que están ya en tránsito, miles de voluntarios se organizan, protestan y recogen fondos para enviar suministros a las islas griegas o al puerto de Calais. Además, está previsto un Día de Acción que se celebrará en Londres el 12 de Septiembre, en coordinación con otras ciudades europeas, justo antes de la reunión que está prevista en Bruselas el 14 de setiembre a la que asistirán los ministros del interior, en un claro mensaje a los dirigentes de que la gente a la que representan está dispuesta a hacer más de lo que ya está sobre la mesa.

En Alemania, país que por el momento ha aceptado el mayor número de refugiados y solicitantes de asilo, grupos como Refugees Welcome, que conectan a los recién llegados con personas dispuestas a darles una habitación, han recibido cientos de ofertas de familias que quieren participar. No muy lejos, en Múnich, la policía se vio obligada a pedir a los ciudadanos que dejasen de llevar donativos a la estación de tren después de verse inundados con comida, ropa y juguetes.

Incluso en Hungría, donde el primer ministro ha llegado a decir que la afluencia de refugiados musulmanes representa una amenaza para la identidad cristiana de Europa, y donde cientos de refugiados han tenido que salir a pie hacia Austria después de que se les impidiese coger autobuses o trenes hacia Europa Occidental; decenas de activistas y ciudadanos pidieron disculpas por el tratamiento que su gobierno les había dado en un acto público en la estación de trenes de Budapest.

Decenas de activistas y ciudadanos húngaros pidieron disculpas a los refugiados por el tratamiento dado por su Gobierno

También en España, la red de ciudades refugio propuesta por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el pasado 28 de agosto se extiende ya por toda la península. La propuesta incluye crear una red de familias que estén dispuestas a acoger a los recién llegados y habilitar, cuando sea posible, partidas presupuestarias que permitan cubrir sus necesidades básicas, ofrecer asesoramiento y programas de integración.

“No se trata de caridad. Es una obligación: En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país, consagra el artículo 14 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Debemos cumplir este mandato”, explicaba la alcaldesa en una carta dirigida al Presidente del Gobierno, donde aseguraba, además, que hay recursos para ellos: “Este mismo agosto la Comisión Europea aprobó destinar 521,7 millones de euros al Estado español en el marco de su programa para dar respuesta a la migración y el asilo. España es, después de Grecia, el segundo estado de la UE que más fondos recibe”.

En un momento en el que Europa parecía sumida en la más absoluta descomposición económica, política y social, la actuación de buena parte de sus ciudadanos ha dejado claro que aún hay esperanza, no solo para los que vienen de fuera, sino también para los que ya están dentro, para que florezca un continente diferente. La crisis de los refugiados ha venido a mostrar que bajo los suelos de asfalto y cemento sigue habiendo humanidad.

***

Foto de portada: Y.Ismail. UNHCR. En memoria de Aylan.

¿Te gusta Mayhem Revista? Recibe nuestras entradas en un boletín semanal. Apúntate aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s